FANDOM


Carl Johnson

Detective CJ 1

Detective CJ 2

Detective CJ 3

Detective CJ 4

Apariciones El Asesino Perfecto
Familia Sweet Johnson (hermano)
Beverly Johnson (madre)
Filemón Johnson (primo)
Jessica Connor (novia)
Bandas LSPD (asociado) Agencia de Detectives, Equipo de CJ
Estado Vivo
Frase "Hasta nunca, Ezequiel."
Especie Humano
Aliados Juan Moreno, Paco Gutiérrez, Ernesto Martínez, Sergiodelbetis, Iván, Tonisevillista7, Juanma, Castellanos, Jessica Connor, Ezequiel Hidalgo
Armas Puños, Desert Eagle, Revólver, Pistola silenciada, Cuchillo

«Todos podemos cambiar.»

~ Carl Johnson.

El Detective Carl Johnson apodado Detective CJ o simplemente CJ, es el protagonista de GTA San Andreas que fue utilizado por Sergiodelbetis (al igual que casi todos los loquenderos) para protagonizar su serie El Asesino Perfecto. Se trata de un detective incorruptible y hábil que fundó su propia agencia (aunque finalmente la misma fue cerrada), y se acabó convirtiendo en el mejor detective de Los Santos, la ciudad en la que vivía. Tenía un hermano mayor, Sweet Johnson y su mejor amigo era también detective y su compañero de trabajo, Juan Moreno.

BiografíaEditar

Crímenes del Asesino PerfectoEditar

Comienzo de la investigación Editar

En el año 2012, Carl Johnson, alias CJ, era el mejor detective de Los Santos, logrando una reducción casi del 90% del crimen en la ciudad en muy poco tiempo. El comisario del LSPD (Los Santos Police Department), Lorenzo Fernández, y su colega el Agente Pelotúdez, estaban celosos del éxito de CJ, ya que le había quitado a la policía cualquier autoridad en la ciudad. CJ y Juan dieron poca o ninguna importancia a la enemistad con Fernández. La noche en la que Fernández dio un discurso fallido para que sus policías trabajaran mejor, el hermano de un agente, el empresario Rogelio Gutiérrez, fue asesinado por Ezequiel Hidalgo, el cual sorprendentemente no dejó ningún tipo de pista que lo pudiera identificar. CJ intentó investigar después de que la policía lo hiciera, sin encontrar tampoco nada. En su interrogatorio con la esposa de la víctima, tampoco pudo hallar respuestas.

Sin Ninguna Esperanza 2

El primer enfrentamiento de CJ con Ezequiel.

Luego de interrogar a la esposa de Gutiérrez, CJ salió afuera de la casa de la víctima y comprobó que ni Juan ni su coche estaban allí. Para averiguar que sucedía se dirigió a su agencia, donde descubrió que Fernández y Pelotúdez la habían cerrado como parte de un complot para boicotearlo. CJ se marchó del lugar, enfurecido, y mientras pasaba en una camioneta que poseía en la agencia, se encontró con el cadáver del famoso actor Will Smith, segunda víctima del Asesino Perfecto, que había sido arrojado desde el edificio más alto de Los Santos. Al subir las escaleras, CJ y Ezequiel tuvieron un encontronazo, en el cual el Asesino lo insultó y saltó del edificio, cayendo sin el más leve rasguño debido a una fuerza mística, y marchándose en la camioneta de CJ.

Más tarde, el detective comprobó que Ezequiel había engañado a Juan para que se llevara el coche de CJ hacia una emboscada (en la cual el hombre sobrevivió de milagro), y el Asesino comenzó a darle llamadas de advertencia mediante un número privado. Junto a Juan comenzaron su investigación interrogando a personas que supieran de los asesinatos. Hubo dos víctimas más en los siguientes días, un joven llamado Ramón y una mujer llamada Esperanza. Uno por degollamiento y la otra por una bomba en su coche. La falta de pistas indicaba que habían sido asesinatos cometidos por Ezequiel. CJ y Juan intentaron entonces pasar toda la noche en un callejón oscuro esperando a que el Asesino matara a alguien, sin éxito. Las noticias comenzaron a apodar a Ezequiel como "El Asesino Perfecto".

Formando un equipo Editar

La unión no hace la fuerza 2

El equipo de CJ.

Con el fin de acabar definitivamente con el Asesino, CJ comenzó a contactar a sus viejos amigos; Jack Sparrow, Leon S. Kennedy, los hermanos Luigi y Mario Bross; a su hermano Sweet Johnson; y a su primo Filemón. Con Juan incluido formaron un equipo aparentemente invencible que capturaría y acabaría con el Asesino Perfecto. Durante la noche, se reunieron de a dos miembros por grupo para bloquear los callejones donde podrían cometerse asesinatos y esperar. Ezequiel, conocedor de los planes de CJ, se escabulló en cada uno de los puntos clave y asesinó haciendo uso de poderes místicos a cada uno de los miembros del equipo, dejando vivos a CJ y Juan para que sufrieran por sus fallas. CJ se enteró de la muerte de su hermano, primo y amigos al día siguiente.

Conflicto con Lorenzo Fernández Editar

En Líos con la Policía 2

CJ causando desmadre en la ciudad.

Devastado por la pérdida de su hermano, CJ tuvo un feroz ataque de cólera que lo llevó a conseguirse un muy buen armamento, entrar en la autopista, y comenzar a disparar y destruir coches de policía, acusando al corrupto LSPD de no haber hecho nada para evitar la masacre de sus amigos y familia. Fernández y Pelotúdez reaccionaron instantáneamente y enviaron más y más hombres a acabar con CJ. Juan se dirigió en coche y le hizo de refuerzo para que pudieran huir del frente policial que se formó contra ellos. Escondidos brevemente en la casa, CJ decidió que trazarían un plan para librarse de Fernández.

Con ayuda de Juan colocó cargas explosivas en las puertas de la tienda de donuts y chantajeó a Fernández para que retirara los cargos en su contra o destruiría el negocio. Fernández aceptó con la condición de que no volviera a cometer otro crimen, pues se asegurarían de matarlo en tal caso. CJ entonces dedicó su tiempo a buscar al Asesino Perfecto con intenciones de vengarse por lo de su familia y amigos. Mediante un complejo cálculo, logró determinar donde aparecería el Asesino la siguiente noche. Con Juan se subieron al observatorio de Los Santos (sitio marcado por CJ), y discutieron sobre los poderes místicos de Ezequiel y como el delincuente al que perseguían no podía ser un hombre normal.

Cara a cara con el Asesino 4

CJ paralizado por el rayo de Ezequiel.

Ezequiel se presentó en el observatorio más tarde y se limitó a burlarse de CJ, afirmando que no lo podría atrapar por nada en el mundo. Acto seguido, procedió a utilizar un poder paralizador para dejar a CJ suspendido en el aire, además de enviar el coche de CJ muy lejos con el envión del rayo disparado. Juan intentó perseguir a Ezequiel sin éxito y el Asesino terminó escapándose. A CJ le robaron su saco y sus gafas luego de que un ladrón descubriera que estaba paralizado. Finalmente, Juan pudo liberarlo del hechizo haciendo uso de un brebaje extraño creado por su vecino y amigo, Ryder. Una vez liberado, CJ regresó con Juan a su casa, abatido.

Por su parte, el Asesino quería asegurarse de que CJ no lo volvería a molestar. Para deshacerse de él, asesinó a un hombre y metió el cadáver en la casa del detective. Fernández y Pelotúdez se enteraron de esto y pensaron que CJ era el Asesino Perfecto, por lo que decidieron capturarlo. CJ se volvió a ver atacado por los policías y tuvo que volver a enfrentarse con la amenaza. Tras perder su coche en un tiroteo en la calle, junto a Juan se encerraron en la casa, donde trabaron puertas y ventanas y se vieron sitiados por Fernández. Sin embargo, fueron ayudados a escapar por el agente Paco Gutiérrez, hermano de la primera víctima, que decidió desertar de la policía para ayudar a los detectives a atrapar al Asesino y poner fin a la corrupción.

Otra Vez en Líos 4

Los detectives conocen a un nuevo amigo, Paco Gutiérrez.

Los detectives se unieron a Paco y marcharon hacia el Área 69, en el Desierto de San Andreas, donde combatieron a las Fuerzas Armadas para conseguir algo que llamaban "El Arma Letal", que podrían usar para matar a Lorenzo Fernández y dispersar a la policía el tiempo suficiente como para capturar a Ezequiel. CJ obtuvo el arma y la utilizó para deshacerse del ejército, y luego volver a Los Santos junto a Paco para matar a Fernández. Juan los dejó solos porque fue a casa de CJ a buscar el coche. Mientras lo hacía, descubrió accidentalmente la guarida del Asesino Perfecto. CJ y Paco mataron a todos los policías presentes en la comisaría (incluyendo a Pelotúdez) y acorralaron a Fernández, el cual hirió fatalmente a Paco y murió acribillado por CJ.

Derrota a Ezequiel Editar

Instantánea 1 (17-01-2013 17-18)

El detective CJ mata a Ezequiel.

Antes de morir, Paco hizo jurar a CJ que acabaría con el Asesino Perfecto, cosa que el detective aceptó. Se reunieron con Juan afuera del estacionamiento y este le informó de la localización de Ezequiel. Una vez allí, CJ y el Asesino tuvieron una pequeña conversación, hasta de que Ezequiel escapara en un coche. CJ, antes de entrar a la guarida, sabía que el Asesino utilizaría el coche más rápido y moderno en la habitación, lo que lo llevó a poner una bomba en el asiento del conductor. Ezequiel, sin saber nada y con la bomba pegada al trasero, intentó acabar con los detectives en Grove Street, donde les tendió una emboscada. Sin embargo, CJ activó la bomba y dejó exánime a Ezequiel. Luego de explicar su plan, CJ sacó su Desert Eagle y, bajo la mirada de Juan, mató a Ezequiel de un disparo en la cabeza.

Volviendo a empezarEditar

En las semanas posteriores a la muerte de Ezequiel, se celebraron los funerales de todas sus víctimas, y CJ y Juan asistieron a cada uno de ellos. La tristeza por la muerte de Paco y sus demás amigos llevó a CJ a caer en una pequeña depresión, además de una fuerte paranoia. Comenzó a tener pesadillas y sueños en las que un hombre armado con un cuchillo lo perseguía por todas partes. Temiendo por su vida, decidió dormir con su pistola a mano. Durante el último funeral, el de Paco, que estaba lleno de policías que no eran corruptos, CJ dio un emotivo discurso, y el sacerdote afirmó que, como el agente había muerto luchando por una causa tan noble como defender la ciudad de un asesino, las puertas del cielo estaban abiertas para él. Luego del funeral, CJ conoció a un nuevo aliado, el sustituto de Fernández como comisario, Ernesto Martínez, el cual junto a su familia y varios policías llegaron a Los Santos para poner fin a la corrupción. CJ y Juan desarrollaron rápidamente una amistad con Ernesto, y este les dijo que si necesitaban ayuda por parte de la policía, contaban con él. Esa misma noche, llegó también a la ciudad Felipe Hidalgo, el hermano de Ezequiel, que asesinó a un empresario llamado Adrián Castro. CJ tuvo pesadillas respecto a este hecho, y al despertar tuvo un ataque de pánico que lo llevó a sacar su arma y efectuar varios disparos en la habitación.

Vuelta a Empezar 2

Otro policía amistoso conoce a los detectives, Ernesto Martínez.

Cuando Ernesto y sus hombres investigaron y sorpresivamente no encontraron pistas, CJ se sorprendió y asustó en gran medida por esto, y Juan propuso la idea de que Ezequiel había resucitado. El detective de todas formas fue a revisar la escena del crimen mientras Juan interrogaba a las personas que vivían cerca del estadio donde se cometió el asesinato para ver si encontraba algún testigo. Lo único que encontró Juan fueron unos pandilleros de Los Santos Vagos que trataron de venderle droga y a los cuales delató accidentalmente a la policía. El ataque de los pandilleros y la posterior persecución obligaron a CJ a atropellar a uno y huir hasta la casa enfadado con Juan por las estupideces que hacía.

Juan finalmente tuvo una idea: esa noche exhumarían el cuerpo de Ezequiel para averiguar si realmente estaba muerto o había resucitado. CJ fue con su amigo a la noche al cementerio y mientras cavaba, pidió a Juan que vigilara la entrada. Juan tuvo un pequeño altercado con uno de los mejores hombres de Ernesto, el teniente Jimmy Hernández, el cual pidió una grúa para llevarse el coche de CJ por estar mal aparcado. CJ no tuvo tiempo para enfrentarse a esto, pues terminó de cavar y se encontró con que el cadáver de Ezequiel ya no estaba dentro de la tumba, para gran sorpresa de los detectives. CJ decidió, sin embargo, que guardarían el secreto, para no revelar a Ernesto que habían profanado una tumba.

EncarcelamientoEditar

El Testigo 3

CJ a punto de hablar con el testigo.

Para el segundo asesinato, Felipe no estuvo tan preparado y fue visto por un hombre, el cual rápidamente fue a la comisaría, pero se negó a testificar pensando que la policía era corrupta. Ernesto llamó entonces a CJ para que interrogara en su lugar al testigo, y de paso decidió hacerle un favor y le devolvió su coche confiscado. Mientras esperaba a que CJ fuera con el testigo para interrogarlo en otro sitio, Juan fue noqueado por Felipe, el cual se disfrazó de él e hizo creer al testigo (mientras CJ hablaba con Ernesto por teléfono) que lo llevaría en coche. Una vez en Grove Street, Felipe se aseguró de que alguien lo viera, para que culparan a Juan, y degolló al testigo en la puerta de entrada de la casa de CJ.

Ernesto no dudó en echarle la culpa a Juan y, tras increparle a CJ por dejar morir a la única clave para encontrar al nuevo Asesino Perfecto, detuvo a Juan y se lo llevó a la comisaría donde posteriormente lo trasladarían. CJ organizó un descabellado plan de rescate, disfrazándose de agente de policía y engañando a Jimmy Hernández para que lo dejara pasar a los calabozos. CJ conoció entonces al compañero de celda de Juan, Jorge, el cual había sido encarcelado injustamente por robo menor. CJ accedió a liberar también al hombre y los tres intentaron escapar, pero fueron emboscados por Ernesto y varios policías más. Los tres hombres fueron encerrados juntos en la misma celda, con CJ detenido por participar en un intento de fuga.

La Masacre 3

Los policías, CJ, Juan y Jorge viendo las cámaras de seguridad.

A pesar de verse encarcelado y en desventaja, junto a Jorge y Juan, CJ comprendió que, en cuanto el Asesino volviera a matar, se sabría que no fue Juan quien acabó con el testigo y se los dejaría ir. Ernesto se tuvo que marchar a Las Venturas con el agente García y algunos otros oficiales, y dejó a cargo a Hernández de la comisaría. Mientras no estaban, se presentó Felipe el cual, armado únicamente con un cuchillo, dio muerte a todos los policías presentes. Para agregar más cargos a CJ, Felipe abrió la puerta de la celda para que pareciera que se había escapado. Aunque el plan inicialmente tuvo éxito y Ernesto intentó arrestarlo, Juan salvó el día recomendando que se fijaran en las cámaras de seguridad.

Pese a la mala calidad de la cámara, el resultado fue bueno y los dos detectives fueron liberados. Ernesto tuvo una conversación con CJ y ambos acordaron no descartar la posibilidad de que Ezequiel hubiera resucitado, pues Felipe se le parecía mucho. En un momento de piedad, Ernesto también liberó a Jorge por no ser un delincuente peligroso. Jorge quedó profundamente agradecido con CJ y Juan por haberlo ayudado, y les prometió que, si necesitaban algo de ayuda con la investigación, él mismo no dudaría en ayudarlos, siendo esto tomado en cuenta por CJ. Mientras se marchaban a casa del detective, el vehículo fue abordado de forma repentina por un deudor de Juan, al que le debía veinte euros y una chocolatina. CJ finalmente tuvo que pagar al hombre para que los dejara en paz.

Formando otro equipo Editar

El Encuentro 4

CJ se encuentra con Felipe por primera vez.

Al volver a la casa, CJ comenzó a tener horribles pesadillas de nuevo, hasta que finalmente la voz de Paco Gutiérrez resonó en sus oídos indicándole la hora y el lugar donde se cometería el próximo asesinato. CJ y Juan fueron al callejón indicado y con mucha suerte lograron impedir el asesinato atacando a Felipe y consiguiendo que la víctima, un muchacho joven, escapara con vida. Finalmente, el detective acorraló a Felipe en un callejón y se dispuso a dispararle, pero con repentinos movimientos de parkour el Asesino lo esquivó con total facilidad. Además de eso, el sádico hombre se burló del detective y se marchó del lugar antes de que este pudiera hacer absolutamente nada.

CJ regresó a la comisaría al día siguiente para dar noticias sobre su investigación a Ernesto. Este se comportó de forma un tanto extraña, casi fría, y le ordenó a CJ que se mantuviera fuera del caso. Preocupado por el creciente cambio del amable comisario, CJ decidió dejarlo tranquilo, suponiendo que todo se debía al estrés al que estaba sometido el policía por no poder vencer a Felipe. Más tarde, CJ fue a la playa a pensar en los misterios que no podía resolver, cuando se puso a conversar con un pescador. Este confesó que fue testigo de la muerte de su amigo Jack Sparrow y su primo Filemón, explicando como fue que sucedió todo, cosa que CJ no sabía. El detective agradeció mucho al pescador por haberle revelado esto.

El Plan de Molde 2

El nuevo equipo de Sergio reunido en casa de CJ para trazar un plan.

Esa misma noche, Juan encontró a un hombre misterioso hablando con el Asesino, y cuando escaparon tras saberse descubiertos, el desconocido dejó caer las llaves de su auto. CJ no pudo averiguar quien era su dueño porque en la concesionaria donde fue comprado tenían una política de privacidad. Afortunadamente, resultó ser un modelo muy poco utilizado, el Washington. Justamente, después de que se cometiera otro asesinato, CJ vio que Ernesto se marchaba de la escena del crimen en dicho coche. El detective se sentía muy frustrado por su falta de utilidad, pero entonces apareció un loquendero multimillonario, Sergio DelBetis, el cual se ofreció a formar equipo con CJ, Juan y otras personas para descubrir que hacía el comisario y derrotar al Asesino.

El nuevo equipo, conformado por Sergio y CJ, como líderes, Juan, el hermano de Sergio Tonisevillista7, Iván y Juanma, se reunió en casa del detective para organizar lo que Juan llamó "Plan de Molde", y que era un plan infalible para desenmascarar al comisario: Juan y Toni distraerían a la policía; Iván desconectaría las cámaras; Sergio y Juanma abatirían a los policías con pistolas de dardos o a golpes, y CJ bajaría con la llave a comprobar si funcionaba en el coche del comisario. Efectivamente, las cosas resultaron ser así y CJ descubrió a Ernesto hablando con Felipe en el parking de la comisaría. Ernesto detuvo a CJ para no tener que matarlo, y luego de ayudar a huir a Felipe, lo envió en un coche patrulla hacia Las Venturas. CJ fue rescatado por el equipo de Sergio, que atropelló la patrulla para noquear a los policías y sacar del vehículo destruido a CJ.

El regreso de Ezequiel Editar

La Unión Hace La Fuerza 5

Luego de aclarar sus lealtades, CJ y Ernesto pelean salvajemente.

Enterados por Juan y Toni de donde quedaba la guarida de Felipe (una fábrica con un lujoso apartamento en el piso más alto), Juanma trajo un excelente armamento para luchar contra la policía, pues Ernesto se enteró del escape del detective y activó el "Operativo Z", que consistía en proteger al Asesino a toda costa (probablemente sin que los policías lo supieran). En la fábrica, CJ y el equipo casi no lograron entrar por los policías de la entrada, los cuales finalmente fueron ejecutados sorpresivamente por Jorge a la distancia. CJ agradeció esa ayuda y entraron a luchar. A medida que subían más y más pisos, el grupo se iba separando, hasta que Juan se quedó a pelear con el segundo al mando de Ernesto (tras la muerte de Hernández en la masacre de la comisaría), el inspector Toranzo. CJ llegó hasta un último piso en el que se encontraba Ernesto, el cual nada más verlo abrió fuego con una M4, esta vez tratando directamente de matarlo.

Cuando la munición se acabó, ambos se lanzaron en un violento combate cuerpo a cuerpo, en el que CJ le recordó que era un buen policía, digno de llevar la placa, pero se volvió corrupto. Ernesto juró no ser corrupto, pero antes de poder explicarle lo que sucedía, CJ lo noqueó, desoyendo sus ruegos de dejar al Asesino en paz. Mientras Ernesto se recuperaba de la brutal paliza recibida, y los demás miembros del grupo luchaban abajo, CJ se dirigió a la batalla con el Asesino. Mientras subía las últimas escaleras hacia el apartamento de Felipe, CJ fue sorprendido por Paco, tratándose de un fantasma. Paco le explicó que, como "el mal" no había sido vencido, aún no podía descansar en paz, siendo una suerte de poltergeist hasta que CJ matara al Asesino. Además reveló que esos sueños y pesadillas habían sido inducidos por él para que se diera cuenta de la amenaza. Con ese incentivo, CJ entró en la habitación para enfrentarse a Felipe.

La Unión Hace La Fuerza 6

Paco se aparece como fantasma ante CJ.

Estando una vez más cara a cara, Felipe comenzó esquivando los fútiles intentos del detective de dispararle, y se burló de él. CJ descubrió una pequeña celda en la cocina del apartamento, donde estaban encerradas una mujer y una niña, pidiendo estas ayuda al recién llegado. La mujer, aterrorizada por su situación, le contó que era la esposa de Ernesto Martínez, y que la niña era su hija. Entonces CJ supo que el comisario en realidad estaba siendo chantajeado con la vida de su familia, enojándose profundamente con el Asesino por su disposición amoral de matar mujeres y niños. Felipe le explicó que las actividades evasivas del comisario eran en realidad intentos de salvarle la vida al alejarlo del caso, ya que su orden original (y nunca cumplida) era matarlo. Aquel enfrentamiento en el piso de abajo había sido un ultimatum para Ernesto: o mataba a CJ o Felipe mataba a su esposa y a su hija.

Decidido a rescatar a la familia de Ernesto y liberar al policía de su chantaje, CJ comenzó a pelear con Felipe, pero como estaba algo débil por la pelea con el comisario, le costó bastante mantener el ritmo y se vio derrotado. En ese momento, apareció el resto del equipo, que ya se había librado de los policías y los S.W.A.T.S. que Ernesto colocó para defender la zona. Uno a uno fueron peleando contra Felipe, sin lograr hacerle daño alguno. Entonces, el comisario reaccionó y entró velozmente en el apartamento, ayudando al resto del equipo con sus técnicas especiales de los rangos superiores de la policía. Felipe fue dominado por sus seis oponentes enfrentándolo a la vez, y quedó débil contra un sillón.

Ezequiel tras ser acribillado

CJ luego de dejar a Ezequiel fuera de combate con dos disparos.

Como as bajo la manga, el segundo Asesino Perfecto reveló su plan final: resucitar a Ezequiel, quien no era otro que su hermano. Felipe haría uso del mismo objeto que brindó sus poderes a Ezequiel, un ídolo maya, y utilizaría la magia negra para volver al primer Asesino Perfecto a la vida. El hechizo tuvo un excelente resultado y Ezequiel regresó, listo para acabar de una vez con CJ como venganza por haberlo derrotado la vez anterior. CJ y sus amigos por un rato de asustaron, sabedores de que no podrían contra los Hermanos Hidalgo. Sin embargo, en ese momento se presentó Jorge con un lanzacohetes, el cual disparó hacia los hermanos. Felipe murió en el impacto, y Ezequiel quedó moribundo y caminando hacia el borde de un entrepiso, donde CJ le disparó dos veces con su Desert Eagle, aparentemente matándolo.

Robo al Hospital GeneralEditar

Un Robo Perfecto 3

El grupo interrogando a Torres y Jiménez.

Finalizado el asunto, CJ decidió llevar a cada uno de los miembros de su equipo a su casa. Cuando dejó a Sergio y Toni en la mansión de Vinewood en la que vivían, CJ se ofreció a dejarle la furgoneta (que era suya), pero Sergio decidió que debía quedársela, por si en otro momento llegaban a necesitarla. Esa misma noche, se cometió un robo al Hospital General, desapareciendo un material quirúrgico avanzado y de alta complejidad, y un estudio sobre la anatomía celular humana. CJ y Juan vieron en las noticias el caso y se sorprendieron por el robo.

Ese mismo día, mientras compraba junto a Juan un nuevo coche en el consecionario, CJ recibió una llamada de Ernesto, pidiéndole ayuda con el robo. ya que aparentemente no hubo pistas. Además, reveló un descubrimiento desastroso: el cuerpo de Ezequiel había desaparecido de la fábrica. Sin embargo, de momento debían centrarse en el tema del hospital así que fueron a verlo. Ernesto estaba con sus nuevos hombres: Antonio López y Castellanos (o Agente Swag), que habían sido enviados para reconstruir la policía de Los Santos (muertos casi todos en la batalla de la fábrica), interrogando al Dr. Torres y al guardia de seguridad Jiménez. La investigación los llevó a descubrir que el ladrón había entrado por los conductos de ventilación y había dejado como única pista un tornillo. Juan supuso que quizás el culpable podría ser el Asesino Perfecto, pero CJ lo silenció al instante.

Hora de Interrogar 3

Tras capturar al sicario, CJ, Ernesto y los demás comienzan a interrogar involucrados.

Finalmente, decidieron que uno de ellos bajaría a los conductos e investigaría a ver si encontraba algo. Con una linterna, fue Juan quien se encargó de ir a revisar. Mientras relojeaba las alcantarillas (las cuales estaban conectadas con el conducto, indicando como había hecho para entrar el ladrón), fue atacado a traición por un sicario armado con una 9mm, el cual aparentemente había sido contratado por el ladrón para matar a quien bajara. Con la ayuda del agente Castellanos, los detectives pudieron combatir al criminal y capturarlo con vida. Durante el interrogatorio, Ernesto le ofreció al sicario bajarle mucho la sentencia si cooperaba con ellos, y el hombre tranquilamente aceptó aquella oferta y les contó todo lo que sabía, que era muy poco, y hasta les dio un par de nombres.

Acompañados por Juan y Castellanos, CJ y Ernesto comenzaron a realizar un interrogatorio bastante grande a todos los involucrados de alguna u otra manera. Ernesto incluso pidió al Dr. Torres que le diera una lista de los trabajadores del hospital que hubieran renunciado o hubieran sido despedidos de manera abrupta, para tener posibles sospechosos. El último de ellos fue el Dr. Mike Smith, el cual pidió la baja por depresión hacía diez años debido a la muerte de su familia en un atraco (cuando la policía era corrupta y no intervenía). Smith tampoco parecía involucrado, aunque a Castellanos le dejó un pálpito y decidió investigarlo por su cuenta.

Atascados 3

CJ, Juan, Ernesto y Sergio en el motel de Angel Pine, esperando al supuesto informante.

Con algo de tiempo libre para pensar, CJ no supo como resolver el caso y entonces Juan le sugirió que fueran a pedirle ayuda a Sergio en su mansión. Así lo hicieron, y en el proceso conocieron a un nuevo compañero para su equipo en caso de problemas, el boxeador experto Álvaro. Los tres (CJ, Sergio y Juan), fueron a la fábrica para dedicar un momento a investigar lo del cuerpo de Ezequiel que había desaparecido. Sergio le preguntó si sus disparos habían sido mortales, aunque de todas formas eso indicaría que Ezequiel tendría aliados, porque no habría podido sobrevivir solo a los dos balazos pasado suficiente tiempo. Ese mismo día, CJ recibió una llamada con voz modificada, diciéndole que fuera a un motel en Angel Pine si quería respuestas.

CJ pidió a Juan, Ernesto y Sergio que lo acompañaran, y juntos fueron los cuatro en el coche de CJ. El viaje fue largo y tedioso, pero consiguieron llegar al motel. Una vez allí, esperaron durante horas sin resultado alguno, y cuando decidieron marcharse, Ernesto recibió una llamada del agente López, habían asesinado a alguien. Entonces quedó claro que toda esa llamada había sido una mentira para sacar a las cuatro posibles amenazas (CJ, Ernesto, Juan y Sergio), de la ciudad y que el asesino pudiera hacer su trabajo en paz. Esto hizo que la investigación del robo pasara a segundo plano mientras avergiuaban lo del asesinato.

AlucinacionesEditar

De Pesca 2

CJ recordando las visiones de Sweet, Paco y Felipe.

Ernesto decidió dejar que CJ descansara un poco, mientras él se encargaba del asesinato de Daniel Gómez, un fontanero. Aparentemente, se habían encontrado huellas en el cadáver, pero al analizarlas se comprobó que no había coincidencias porque esas huellas no estaban registradas. Desesperado por la falta de respuestas, CJ comenzó a tener alucinaciones con los fantasmas de personas buenas y malas que murieron por su fracaso en detener al Asesino Perfecto: su hermano Sweet, Paco, e incluso Felipe, a quien CJ consideraba otra víctima más por haber sido cegado por la sed de venganza. Todos le advirtieron que la cosa se pondría peor, y que tenía que utilizar su talento natural para enfrentar a "el nuevo mal".

Como Paco era un alma en pena y no podría descansar en paz hasta que el mal fuera derrotado, CJ supo entonces que Ezequiel estaba con vida, ya que si hubiera muerto Paco habría podido ir al cielo. Tras enterarse de otro asesinato y recordando todas sus visiones, CJ se presentó ante Ernesto, Sergio y Juan en la escena del crimen para revelar su creencia de que Ezequiel estaba con vida. Los demás al instante atribuyeron eso a lo que llamaban "su sexto sentido", y le creyeron, pero no pudieron averiguar nada. Para colmo de males, el hermano menor de Sergio, Toni Sevillista, fue herido de bala en un atentado que iba dirigido al propio Sergio, y enviado al hospital en coma inducido.

Sin Pruebas no Hay Delito 4

Después de perder la paciencia, CJ zarandea a Smith.

Finalmente, comenzaron a surgir sospechas respecto a Mike Smith, ya que este había robado un libro de la biblioteca después de fracasar en conseguirlo, y aunque Ernesto pensaba que iba en contra del protocolo, aceptó romper las reglas con tal de entrar en la casa y averiguar si el doctor era culpable o no de algún crimen. Mientras Juan y Castellanos lo seguían para ver que hacía, CJ y Ernesto entraron en la casa y la revisaron, encontrando todo lo que había sido robado, el estudio del hospital y el libro de la biblioteca. Lo último que faltaba era el material quirúrgico avanzado. Castellanos y Juan, por su parte, vieron que lo que Smith quería era pescar una medusa especial.

Sin embargo, ninguna de esas pruebas valía nada sin una orden, por lo que Ernesto tuvo que pedirla y esperar a que el Dr. Smith llegara. Este ordenó a alguien misterioso que robara todas las pruebas, cocasionando que tuvieran que dejarlo en libertad. CJ perdió los estribos y trató de atacar físicamente a Smith, pero Ernesto lo detuvo para que no causara más daños a la investigación. Cuando Toni despertó de su coma y reveló que sus atacantes habían sido muy parecidos a los Asesinos Perfectos del pasado (además de uno no tan parecido pero con indumentaria similar que había visto Sergio matando noches atrás), quedó claro que no había un solo asesino, sino varios. Ernesto organizó una gran resistencia policial en la ciudad para encontrarlos, y Juan y CJ se ocuparon de una zona.

Ataque de los ClonesEditar

Sin Pruebas no Hay Delito 5

La chica misteriosa de la que CJ se enamora, Jessica Connor.

Mientras vigilaban, CJ conoció a una chica fuerte y agradable, Jessica Connor, la cual soñaba con hacerse agente de policía pero acabó siendo guardaespaldas personal. CJ al instante quedó prendado de la joven mujer y ambos discutieron un poco sobre los asesinatos, hasta que uno de los asesinos se presentó en el callejón contiguo y trató de matar al detective de un balazo. Jessica apartó a CJ momentos antes del disparo, salvándole la vida, y aunque Juan fracasó en atrapar al atacante, eso sirvió para que descubrieran que los asesinos no iban tras los civiles, sino tras las fuerzas policiales, como CJ, Ernesto y los demás agentes, los cuales estaban expuestos al estar en los callejones.

Como regalo por haberle salvado la vida, CJ dejó que Jessica los acompañara en el trabajo de ir a informar al comisario de la peligrosidad del asunto. Una vez llegaron y se hicieron las presentaciones, CJ comenzó explicar lo sucedido hasta que un agente llamó al comisario para informarle de algo muy grave: una transmisión de Mike Smith en la que este asumía la responsabilidad de la creación de esos asesinos, revelando que eran clones perfectos de un sujeto original superior, y que no habría un solo asesino en Los Santos, sino cientos. Esto explicó el por qué de las huellas sin dueño, los clones eran seres humanos "recién nacidos" sin identificación legal. El ataque a Los Santos comenzó, y Ernesto envió a todas sus fuerzas policiales a acabar con ellos.

CJ disfrazado de clon

CJ disfrazado de clon.

De alguna manera, consiguieron llegar Juan, CJ y Jessica a la mansión de Sergio. Este ya estaba allí, con el equipo preparado (y Álvaro como nueva incorporación), y con Toni recuperado. Todos juntos comenzaron a trazar un plan para enviar a alguien disfrazado de clon a infiltrarse entre ellos y ver si podían localizar al doctor. Jessica consideró esto como una idea suicida, y más aún cuando CJ saltó a decir que iba a ir él en lugar de los clones. CJ se disfrazó con ropa gastada y una máscara de hockey, pudiendo mezclarse con los asesinos. Encontró a dos de ellos junto a un coche monster impresionante y los engañó para acompañarlos a su guarida. En el camino, ellos intentaron que conversara un poco, pero él los calló diciendo que estaba pensando en "como matar a dos personas simultáneamente con un cuchillo".

Secuestro y liberaciónEditar

CJ secuestrado por Smith

Mientras estuvo secuestrado, CJ se dio cuenta del gran cambio de personalidad de su enemigo.

Nada más llegar a la guarida, CJ comenzó a buscar al Dr. Smith, sin éxito. Mientras estaba en las plantas bajas y encontraba más y más evidencia de las actividades delictivas del doctor, escuchó una conversación entre él y Ezequiel, el cual se encontraba convaleciente en otra habitación debido a las heridas de bala. CJ se espantó al descubrir que su antiguo enemigo estaba con vida, y velozmente se escondió en una habitación para informar a Sergio. Sin embargo, mientras les daba instrucciones, fue atrapado por dos clones, los cuales lo llevaron ante Smith y Ezequiel, afirmando que estarían "muy felices" de verlo.

Tras explicarle que Ezequiel sobrevivió debido a que sus balas lo atravesaron limpiamente (teniendo solamente que cerrar los orificios a tiempo para salvarle), Smith ordenó a sus clones que encadenaran a CJ boca abajo en el cuarto donde estaba el armamento, mientras esperaban a que sus amigos vinieran a buscarlo. Luego dio la orden a Ezequiel de mantenerlo vigilado. Mientras estaban solos en la habitación, CJ conversó brevemente con Ezequiel y se dio cuenta del gran cambio que había sufrido su enemigo. Además de verse muy debilitado, Ezequiel mostraba poco o ningún interés en lo que estaba haciendo, más bien se lo veía triste y humillado.

CJ y Sergio contra Ezequiel y los clones

En su escape, CJ luchó con los clones y Sergio con Ezequiel.

Mientras hablaban, Ezequiel explicó que no le interesaba el caos tanto como a Smith. Si bien su único objetivo era matar a CJ, no podía negarse a ayudar al doctor porque de otra manera moriría: sin Smith para darle atención médica recurrente, la magia que mantenía vivo a Ezequiel sería insuficiente y su fuerza vital se drenaría hasta matarlo. CJ entonces supo que el plan de Smith no era solo crear a los clones, pero Ezequiel no tenía idea de lo que planeaba su jefe. Más tarde, Sergio se presentó en la guarida, desarmado y por la puerta de enfrente, y anunció a Smith su deseo de unirse a él y traicionar a sus amigos. CJ tuvo un ataque de furia y trató de escapar, anunciando que una vez que fuera libre los mataría a todos.

Para probar su lealtad, Sergio le dio a Smith el lugar donde se encontraban sus amigos. Pese a que estos lograron escapar de los clones que este envió a comprobar, Sergio había dicho la verdad, pudiendo formar parte del bando enemigo. Sin embargo, en realidad todo era un plan por parte del loquendero para infiltrarse entre los clones. Cuando Smith se marchó de la habitación, Sergio noqueó a uno de los clones y utilizó un cuchillo para liberar a CJ. Mientras Sergio peleaba contra Ezequiel, CJ logró abatir a dos clones con un cuchillo. Cuando dejaron inconscientes a los tres enemigos, CJ y Sergio escaparon del lugar, pero no pudieron salir de la fábrica porque Smith los detectó y junto a los demás clones los capturaron, ordenando su inmediata ejecución.

El Acabose de Los Tiempos 2

El verdugo clon listo para matar a CJ y Sergio.

CJ y Sergio fueron atados de manos y colocados en el centro de la base, donde un clon gigante armado con un hacha enorme se dispuso a decapitarlos. Antes de que esto pudiera suceder, Toni se apareció en un techo con un rifle de francotirador y ejecutó al clon. El equipo apareció para rescatar a sus dos líderes. Iván y Juan desataron a CJ, mientras que Álvaro derrotó a dos clones (sin matarlos) con un lanzacohetes. Luego de aclarar las dudas (que la traición de Sergio no fuera real y que CJ se encontrara bien), los dos rescatados se subieron a la furgoneta y el equipo rápidamente se marchó del lugar. Los dos clones sobrevivieron y corrieron a informar al doctor.

Batalla final en la fábricaEditar

El Acabose de Los Tiempos 4

CJ y Jessica iniciando su relación en plena batalla.

Una vez llegados a la mansión, CJ explicó al equipo lo sucedido con más detalles y como Ezequiel era el sujeto original de los clones, además de que no sabía por qué Smith quería sembrar el caos en Los Santos y que era "eso otro" que estaba investigando a espaldas de los clones y Ezequiel. Todos se mostraron abatidos y con pocas ganas de continuar luchando. Esto enfureció a Jessica, debido a que admiraba profundamente a CJ como el mejor detective de Los Santos y pensaba que tanto él como su grupo estaban actuando de forma cobarde. Dando un emotivo discurso hizo subir los ánimos de todo el equipo, y fue mientras hablaba que CJ se dio cuenta de que estaba profundamente enamorado de aquella chica.

CJ llamó a Ernesto y le pidió que fuera con todos los agentes que pudiera. Este solo pudo ir con Castellanos y López ya que el resto estaban heridos en el hospital por el ataque de los clones. Mediante un vehículo RC, el equipo provocó una fuerte explosión en la fábrica que dejó debilitados a los clones. Luego de esto, se desató el tiroteo. Mientras combatían, CJ comenzó a sentirse cansado y expresó su temor a que los superaran, pero Jessica le recordó que ella lo admiraba, y que estaba allí para ayudarlo. CJ dijo que ya no podía reprimirse y confesó sus sentimientos por Jessica. Ella pidió a Sergio que los cubriera, y luego de que este comenzara a hacerlo, ella aceptó ser su novia e inició su relación con un largo beso. Cuando terminaron, un disparo sorprendió a CJ. Ezequiel había dado un par de tiros en falso con un rifle de francotirador. CJ dijo a Jessica que tenía un asunto pendiente que anteder, y dejó a su novia luchando para ir a enfrentarse a su enemigo.

El Acabose de Los Tiempos 5

La pelea definitiva entre CJ y Ezequiel.

La confrontación física entre CJ y Ezequiel tuvo lugar en la torre desde la cual este estaba disparando (sin darle a nada porque un rasgo característico del Asesino era su mala puntería). El detective dejó de lado las armas y Ezequiel aceptó gustoso. Mientras la pelea tenía lugar, el resto del equipo comenzó a tener éxito en matar a los clones. Finalmente, tanto el detective como el Asesino quedaron malheridos por los golpes, y Ezequiel fue el primero en ponerse de pie. Sin embargo, CJ se levantó al instante y contraatacó con un golpe brutal al rostro, dejando al Asesino Perfecto semiconsciente en el suelo. Aunque podría matarlo en ese momento, CJ finalmente prefirió no ser tan malo como Ezequiel o Smith, y decidió dejarlo con vida e ir a por el doctor.

Finalmente, Ernesto, Castellanos y López se quedaron a matar a los clones que quedaban mientras el resto del equipo iba a buscar al malvado científico. Fue Álvaro quien abrió la puerta haciéndola explotar con su lanzacohetes. Cuando llegaron al cuarto de la máquina clonadora, Smith estaba reuniendo a los clones y tenía el material quirúrgico en la mano. Todos alzaron sus armas, pero Smith le recordó a CJ que, si disparaban, comenzarían un fuego cruzado en el que morirían casi todos, sin ningún sentido. Smith le reveló que sus motivos para sembrar el caos eran los mismos que CJ tenía para matar a Ezequiel: venganza por la muerte de sus seres queridos.

Discurso de CJ

CJ intentando convencer a Smith.

Smith explicó que su familia murió en un atraco al Banco Central de Los Santos porque Lorenzo Fernández no hizo nada para impedirlo, y luego les reveló su plan final: volver inmortales a los clones con unas feromonas extraídas de una medusa que tenía la capacidad de vivir eternamente, y así sus clones serían invencibles, y podría destruir el mundo. CJ detuvo a su equipo y a los clones, que pretendían iniciar el fuego cruzado, y trató de razonar con Smith, diciéndole que por experiencia sabía que lo que le sucedió era una tragedia terrible, pero que destruirlo todo no era la solución, y que la venganza no haría que su familia regresara.

Rápidamente instó a los clones a rendirse, diciendo que podían evolucionar como personas y que "todos podían cambiar". Ezequiel, que había bajado hasta allí, escuchó el discurso y afirmó más tarde que le abrió los ojos, y pensó que él también podría cambiar. No fue así con Smith, el cual rápidamente sacó su pistola y aprovechó al confusión para dispararle a CJ en el abdomen. El detective se desmayó, y fue sacado del fuego cruzado (y la transformación de los clones en zombies por el rechazo de las feromonas), por Juan, Jessica, Sergio e Iván. En la batalla y destrucción de Los Santos por los zombies que siguió a eso, el equipo entero se separó, quedando CJ en una pequeña casa, en coma por el disparo y bajo el cuidado de Iván.

Personalidad y rasgosEditar

Originalmente, CJ era un hombre joven y despreocupado que mantenía una postura confiada ante todo lo que se le presentara. Tendía a cometer algunas acciones ilegales como conducir borracho o disparar armas en público sin provocación. Se creía capaz de cualquier cosa y no dio mucha importancia a los asesinatos hasta que quedó claro que no era posible capturar al Asesino Perfecto sin ayuda. Cuando su hermano, su primo y sus amigos (menos Juan) fueron asesinados por Ezequiel, la personalidad ya algo volátil de CJ cambió drásticamente y comenzó a ser más impulsivo y despiadado, atacando a la policía y matando a varios agentes corruptos. Sin embargo, con el tiempo fue relajándose y su mentalidad se volvió más prudente y tranquila.

Tanto antes como después de su cambio, el detective fue siempre una persona profundamente leal a sus amigos o aliados cercanos. Cuando Juan desapareció por una emboscada tendida por Ezequiel, CJ se pasó todo el día buscándolo (hasta enterarse de que estaba bien), y cuando Paco murió pidiéndole a CJ que, como último deseo, matara al Asesino Perfecto, el detective juró que lo haría. Más tarde, en la segunda temporada, cuando el testigo fue asesinado por Felipe Hidalgo y Ernesto Martínez acusó a Juan de ser el culpable, CJ no dudó de la credibilidad de su amigo ni por un segundo y se infiltró en la estación de policía con la inteción de liberarlo.

Después de la muerte de Paco (sumando las de todos sus amigos), CJ cayó en una profunda depresión, lo que lo llevó a estar cansado, no dormir bien y ver por todos lados al Asesino Perfecto en sus sueños. Parecía recuperarse brevemente luego de la muerte de Felipe Hidalgo, pero no demasiado. Cuando se encontraba en períodos de estrés excesivo, podía ver a los fantasmas de su pasado (Sweet, Paco y Felipe), y comunicarse con ellos. El hecho de que estos no pudieran revelarle más información de la que ya sabía, da a entender que CJ estaba realmente perdiendo la cordura. Al final, CJ se recuperó por completo para dar su discurso al Dr. Smith. Durante el apocalipsis zombie, CJ asumió rápidamente su situación y decidió que lucharía por sobrevivir y encontrar a sus amigos, manteniendo su personalidad de siempre.

RelacionesEditar

FamiliaEditar

  • Sweet Johnson: Sweet era el hermano mayor de CJ por dos años. Ambos compartían una relación estable, vivían en casas casi contiguas y mantenían contacto regular. CJ llamó a Sweet en el episodio "La Unión no Hace La Fuerza", de la primera temporada, pues lo necesitaba para ayudarlo a capturar al Asesino Perfecto Ezequiel Hidalgo. Sin embargo, mientras hacía equipo con Leon Kennedy, Sweet fue degollado por el Asesino haciendo este uso de su poder de invisibilidad. CJ cambió mucho su personalidad después de la muerte de Sweet, volviéndose frío y distante por un tiempo. Sin embargo, rápidamente se sobrepuso y salió adelante para continuar con su investigación.
  • Filemón Johnson: Es el primo de CJ. Su relación jamás se explora demasiado, pero se sabe que eran buenos amigos y CJ lamentó mucho su muerte. Hizo equipo con Jack Sparrow en la patrulla que realizaron como equipo y fue devorado vivo por un tiburón. Cuando al fin CJ se enteró en "Más Misterios" de como habían muerto su primo y amigo, se alegró de que al menos ya tenía esa certeza.

AmistosasEditar

  • Juan Moreno: Juan era el mejor amigo y compañero de trabajo de CJ. Ambos eran detectives y socios en el mando de la agencia de detectives. Cuando CJ resolvió su primer caso, Juan le regaló un revólver nuevo, el cual conservó toda su carrera y lo utilizó para sobrevivir al apocalipsis zombie. En un principio, ambos tenían una personalidad relajada y tenían gusto por emborracharse y salir de putas, pero los asesinatos de Ezequiel lo ayudaron a madurar junto a su amigo detective. Juan hace de corte humorístico para las situaciones demasiado dramáticas de la serie, cosa que de vez en cuando saca de quicio a CJ. Sin embargo, demostró ser un aliado muy valioso en cuanto a la planficación, la lucha con armas y, muy de vez en cuando, combate cuerpo a cuerpo, ya que poseía relativa habilidad de lucha, y sus planes (llamados "Planes de Molde" como uno de sus múltiples e irritantes chistes), por lo general son éxitosos. Cuenta unos chistes horribles que CJ y las demás personas que deben soportarlos responden por lo general con insultos. Suele meterse en las casas ajenas de los demás personajes con regularidad y sin revelar nunca como hace para pasar por puertas cerradas (siempre lo hace con CJ y una sola vez con Sergiodelbetis). Fue Juan quien descubrió la guarida de Ezequiel Hidalgo en el centro comercial abandonado, para alegría del detective, y luego participó en la batalla contra el mismo, haciendo enojar a Ezequiel al preguntarle cuanto le medía el pene. En la segunda temporada, Juan se preocupó por CJ con su creciente depresión tras la muerte de Paco, y lo ayudó a sobreponerse. Cuando Juan fue arrestado debido a que Ernesto Martínez pensaba que había sido el asesino del testigo, CJ se negó rotundamente a creer las acusasiones contra su amigo, y su lealtad hacia él fue tan lejos como para tratar de sacarlo de la cárcel por las malas. Pese a que salió mal, el encarcelamiento de CJ y Juan juntos contribuyó a que descubrieran la inocencia con la muerte de la siguiente víctima y la masacre de la comisaría. De vez en cuando, CJ se quejaba de las estupideces, como cuando unos pandilleros que tenían ojeriza a Juan lo atacaron para matarlo por haberlos enviado a la cárcel, y cuando un hombre abolló el coche de CJ por las deudas de Juan (20 euros y una chocolatina) teniendo que pagar CJ el dinero para que los deje en paz, sin embargo, siempre lo acababa perdonando. A lo largo de la tercera temporada, CJ agradeció profundamente a Juan por su lealtad, cosa que este siempre reafirmaba. Cuando CJ fue herido de un disparo, Juan decidió ayudar más a CJ herido que ocuparse del apocalipsis zombie, aunque finalmente acabaron separándose.
  • Paco Gutiérrez: CJ encontró en Paco a uno de los pocos policías no corruptos de la ciudad. Lo conoció cuando este se coló en su casa durante una redada del comisario Fernández para acabar con él. CJ lo confundió con otro corrupto y trató de dispararle, pero al final acabó aceptando que el policía estaba de su lado luego de enterarse de que era hermano de una de las víctimas, Rogelio Gutiérrez. Ambos se hicieron largos amigos a lo largo de su pequeña aventura de dos días para buscar el Arma Letal, la cual utilizaron para acabar con los corruptos y cuya existencia fue informada por Paco. CJ afirmó más tarde que sin Paco nunca habría podido vencer a Fernández, ni mucho menos a Ezequiel. CJ estuvo muy deprimido por la muerte de Paco, y más luego de enterarse de que no había podido descansar en paz por culpa de los Hermanos Hidalgo. Uno de los principales motivos de lucha de CJ es la muerte de sus amigos, entre ellos, el agente Gutiérrez.
  • Ernesto Martínez: La relación entre CJ y Ernesto fue buena desde el principio. Ambos se conocieron después del funeral de Paco Gutiérrez, cuando el comisario se presentó para darle el pésame y felicitarlo por acabar con el Asesino Perfecto, además de prometerle que no era un policía corrupto y que, a partir de ahora, eran aliados en la lucha contra el crimen y debían ayudarse. Cuando, luego de que se cometiera un asesinato aparentemente perfecto, Juan sugirió que fueran a profanar la tumba de Ezequiel, CJ le pidió que vigilara que no vinieran policías debido a que no quería perder la confianza de Ernesto. Más tarde, Ernesto le pidió a CJ que fuera quien interrogara al único testigo de uno de los asesinatos, y a cambio le dejó llevarse su coche, el cual había sido confiscado del cementerio la noche anterior por estar mal aparcado. CJ se sintió desilusionado de sí mismo cuando Ernesto le recriminó ser el culpable de la muerte del testigo, y tenía la idea de que Juan había sido el asesino. CJ se enfadó cuando Ernesto fue incapaz de creer que Juan hubiera sido suplantado y arrestó a su amigo. Finalmente, su relación se recuperó por un breve período de tiempo luego de que el Asesino, en realidad Felipe Hidalgo, atacara la comisaría y fuera detectado por las cámaras de seguridad. Ambos prometieron ayudarse mutuamente, pero al día siguiente Ernesto fue chantajeado por Felipe para que matara a CJ. Ernesto sentía mucho respeto por el detective y, para evitar tener que acabar con él, intentó retirarlo del caso. Como fue imposible frenar las ansias de CJ, Ernesto decidió arrestarlo al descubrir él, Juan y su nuevo equipo especializado contra el Asesino que estaba ayudando a Felipe. CJ y Ernesto tuvieron un fuerte combate físico en el que el detective salió vencedor. CJ descubrió entonces que Felipe tenía secuestradas a la esposa e hija del comisario, y se sintió muy culpable por haber dudado de él. Ernesto le pidió también perdón y, luego de derrotar a los Hermanos Hidalgo, acordaron que a partir de ese momento no se tendrían más secretos y seguirían peleando juntos. Más tarde, con el robo al hospital, la primera persona en quien pensó Ernesto para ayudarlo fue CJ. Ambos trabajaron juntos los siguientes días, mientras el crimen se convertía en asesinato, y más tarde CJ llamó a Ernesto para participar en la batalla contra los clones de Mike Smith. Finalmente, CJ buscó a Ernesto en la comisaría durante el apocalipsis zombie, sin éxito.
  • Sergio DelBetis: CJ conoció a Sergio luego de tener una fuerte confrontación con el comisario Martínez (estando este chantajeado por Felipe y viéndose sujeto a sus órdenes). En un principio desconfió del loquendero millonario, pese a que Juan lo conocía de ver sus vídeos y ser una celebridad. Sin embargo, rápidamente Sergio se ganó la confianza del detective cuando le presentó a un equipo especializado que lucharía contra el Asesino. Cuando finalmente la batalla acabó con éxito, CJ llevó a Sergio y Toni de vuelta a la mansión y les agradeció enormemente su ayuda en aquella batalla. Más tarde, CJ y Juan volvieron al a casa para pedir ayuda a Sergio con la investigación del robo al Hospital General. Sergio aceptó ayudar a los detectives y a Ernesto y se inmiscuyó mucho en el caso, lo que provocó que el culpable, Mike Smith, decidiera sacarlo del camino. El resultado fue que Toni, hermano menor de Sergio, resultó herido de bala en un atentado que iba dirigido al loquendero. Profundamente trastornado por el ataque a su hermano, Sergio comenzó a tener delirios con la captura al Dr. Smith que afectaron al equipo. Sergio fue quien envió a CJ a la trampa mortal de Smith con un plan demasiado descabellado (aunque en el proceso descubrieron que Ezequiel seguía con vida), y luego procedió a rescatarlo con un plan más loco aún: fingir que traicionaba al equipo y sacar de la base de Smith a CJ. Sergio más tarde cubrió a CJ y a Jessica mientras estos se besaban. Cuando CJ fue herido de bala por Smith, Sergio se dejó llevar por la rabia y trató de asesinarlo, sin éxito.
  • Hermanos Bross: Con los hermanos Luigi y Mario Bross, CJ tenía una buena amistad, ya que confió en ellos para participar en un operativo tan delicado como la captura del Asesino Perfecto. Sin embargo, fue en vano y ambos murieron por un coche bomba gracias a Ezequiel. CJ los mencionó como una pérdida que lamentaba mucho.
  • Jack Sparrow: CJ y Jack Sparrow eran amigos desde hacía mucho tiempo, y lo invitó a participar en el operativo de la captura de Ezequiel. Se sorprendió de verlos desaparecer a él y a Filemón (siendo las únicas víctimas del Asesino de esa noche cuyos cadáveres no fueron encontrados), y finalmente se relajó cuando encontró a un pescador que le pudo contar que Jack y Filemón fueron devorados vivos por un tiburón. CJ agradeció que al menos ahora sabía que fue de ellos dos.
  • Leon S. Kennedy: Al agente Leon S. Kennedy, CJ lo conocía por sus videojuegos de Resident Evil. Se trataba de un policía cansado de que lo llamaran para hacer juegos de zombies. Hizo equipo con Sweet durante el operativo y fue engañado para ir a un callejón donde Ezequiel lo mató rajándole la garganta. El cuerpo fue descubierto por Sweet quien murió asesinado unos segundos más tarde. A Leon no se lo volvió a mencionar después de su muerte, pero se lo recuerda como uno de los amigos caídos de CJ.
  • Toni Sevillista: CJ y Toni nunca tuvieron mucha relación. Toni era el hermano menor de Sergio y vivía con él en su mansión. Al igual que con el resto del equipo, CJ le tenía un gran cariño y gratitud por ayudarlo en el momento de crisis con el caso de Felipe Hidalgo. Una vez terminada la lucha, los llevó a casa a él y a Sergio. Durante la investigación del robo al Hosptial, Sergio mantuvo a su hermano al margen, pero Toni no pudo salirse de la historia del Asesino Perfecto tan facilmente y fue atacado por los clones de Smith en un atentado que iba dirigido a Sergio. Tras ser herido de bala y enviado al Hospital en coma. CJ se interesó por el estado de uno de sus compañeros de equipo y pidió a Sergio que lo llamara cuando supiera de su estado. Más tarde, Toni fue quien salvó la vida a CJ y Sergio cuando fueron capturados por los clones y estuvieron a punto de ser asesinados.
  • Iván: De todos los miembros que pasaron por el equipo de CJ, fue con Iván con quien el detective tuvo mayor relación. Esto se deben en gran medida al apocalipsis zombie que tuvieron que pasar juntos. Se conocieron cuando Sergio le presentó a los detectives a su nuevo equipo, y fue el informático que hackeó las cámaras de seguridad de la comisaría para poder investigar las actividades del comisario Martínez. Más tarde participó en la batalla e informó a CJ que tenía un plan de respaldo para destruir los cadáveres de Felipe y Ezequiel (estando este último todavía vivo sin que nadie lo supiera), destruir el edificio. Esto fracasó debido a que los explosivos de Iván eran de muy mala calidad y el apartamento sobrevivió a la explosión. Finalmente, Iván participó en las reuniones del equipo y en la batalla de la fábrica de los clones. Cuando comenzó el apocalipsis zombie, Iván, junto a Sergio y Juan, fueron los encargados de sacar a un CJ comatoso del peligroso lugar. Las cosas se complicaron e Iván acabó siendo el único que estaba con el malherido detective. Iván llevó a CJ a una casa segura en Grove Street, que estaba en una zona no tan habitada de Los Santos, y con un supermercado cerca para buscar comida. Iván mantuvo a CJ con vida y lo cuidó durante un mes dentro de aquella casa. Cuando CJ despertó, Iván le contó todo lo sucedido y trató de tranquilizarlo. CJ quedó muy agradecido con Iván, aunque discutieron brevemente cuando el detective aceptó a Ezequiel como aliado a pesar de todo lo que había hecho. Finalmente, Iván acabó aceptando al Asesino.
  • Juanma: CJ y Juanma apenas tuvieron relación durante su tiempo trabajando juntos. Sin embargo, al igual que el resto de los miembros del equipo, le tenía cariño y estaba agradecido de que arriesgara su vida por la causa de proteger Los Santos de los Asesinos Perfectos.
  • Jorge: Cuando CJ conoció a Jorge en prisión, no creyó del todo que fuera encarcelado injustamente y le pidió que no lo relacionara con él si lo volvían a capturar, aunque accedió a liberarlo por petición de Juan. Cuando fueron atrapados nuevamente por Ernesto, Jorge tranquilizó a CJ alegando que saldrían libres cuando el Asesino volviera a matar. Efectivamente, después de la masacre a la comisaría y de que Felipe Hidalgo fuera detectado por las cámaras, Ernesto los dejó en libertad. Convencido por CJ, también accedió a dejar ir a Jorge porque sus delitos no habían sido muy graves, sino un robo menor. Afuera de la comisaría, Jorge quedó profundamente agradecido con CJ por haberlo liberado, hasta tal punto que le dio un abrazo y le prometió que, si llegaba a necesitar ayuda con su investigación, que no dudara en llamarlo. Más tarde, cuando escuchó rumores de los ataques a la comisaría y la posible ubicación del Asesino Perfecto, Jorge se armó lo mejor que pudo (con un rifle de francotirador y un lanzacohetes), y se presentó en la fábrica para ver si CJ necesitaba ayuda. Jorge ayudó a CJ a entrar a la fábrica matando a dos policías de la entrada. Luego, cuando Felipe y Ezequiel estaban por acabar con todo el grupo, Jorge se apareció con su lanzacohetes y mató a Felipe con una explosión directa. Luego de que CJ disparara a Ezequiel, le dio las gracias a Jorge por haber aparecido para ayudarlos. Luego de eso, Jorge y CJ no volvieron a verse ni siquiera para luchar contra Smith y sus clones. Es posible que esto se deba a que, luego de devolverse favores, CJ y Jorge decidieran que estaban "a mano" y no tenían que volver a trabajar juntos, o porque CJ consideraba que la situación era demasiado peligrosa para el hombre.

AntagónicasEditar

  • Ezequiel Hidalgo: CJ y Ezequiel comenzaron odiándose mutuamente debido a los bandos contrario. A pesar de que en múltiples ocasiones el Asesino afirma que su único objetivo era matar a CJ, en última instancia confesó que su auténtica intención era simplemente verlo sufrir, ya que tuvo varias oportunidades de matarlo y no las aprovechó. En su lugar provocó la muerte de personas que conocía y se burló de su impotencia a la hora de buscarlo. Ezequiel comenzó a asesinar y a ser apodado "El Asesino Perfecto", debido a que su objetivo principal era arruinarle la vida a CJ dándole un caso que no fuera capaz de resolver, el suyo propio. Comenzó tendiéndole una emboscada a Juan (probablemente compinchado con Jigsaw), pero fracasó. Y continuó mandándole mensajes insultantes a CJ, y a cometer asesinatos perfectos cerca de donde estaba él para verlo frustrado con la idea de alcanzarlo. El odio mutuo entre CJ y Ezequiel se acrecentó enormemente cuando este último mató a su hermano y a gran parte de sus amigos durante un patrullaje nocturno dirigido por el detective para captuarlo. CJ intentó encontrarlo ahora para buscar venganza, por lo que dejó de tener intenciones de capturarlo y decidió que mataría al Asesino. Ezequiel tendió una emboscada a CJ en el observatorio de Los Santos, donde ambos tuvieron una corta pelea y el Asesino acabó utilizado un poder paralizador para detenerlo, insultándolo gravemente antes de ir. Ezequiel más tarde mató a una persona y dejó el cadáver en casa de CJ para que la policía creyera que él había sido el Asesino. CJ, con ayuda de Juan y del agente desertor Paco Gutiérrez, logró matar al comisario Lorenzo Fernández para que la policía corrupta de la ciudad se dispersara y así tendrían tiempo de acabar con el Asesino. Sin embargo, Fernández dejó a Paco herido de gravedad antes de morir. Paco pidió a CJ un último deseo: que matara al Asesino Perfecto. CJ lo prometió, y decidió que encontraría y mataría a Ezequiel. Juan localizó la guarida del Asesino y CJ fue a buscarlo. Antes de entrar a la guarida, el detective se anticipó a la mayoría de los movimientos de su enemigo (que al ser "perfectos" eran bastante predecibles) y colocó una bomba en el coche que sabía que Ezequiel utilizaría para escapar de la guarida cuando lo encontraran. Sabedor de que Ezequiel no permanecería en ese coche, puso pegamento extra fuerte en la parte de adelante para que se pegara a los pantalones del Asesino. Todo sucedió tal y como CJ esperaba y Ezequiel guió a los detectives hasta otra emboscada en Grove Street, donde efectivamente se bajó del coche y le contó a CJ toda su historia de por qué había comenzado a asesinar gente y como todo estaba relacionado con él. Ezequiel dejó herido a los detectives con una explosión y trató de utilizar un Monster para acabar con CJ de una vez por todas atropellándolo. Sin embargo, CJ detonó la bomba y lo dejó exánime en la explosión. Ezequiel sin problemas aceptó su derrota y admitió que fue un rival muy digno, y que fue un placer luchar contra él. Por toda respuesta, CJ se despidió y lo mató de un disparo a la cabeza. Unas semanas más tarde, cuando el hermano de Ezequiel, Felipe, llegó a Los Santos y realizó un antiguo ritual para resucitar a su hermano, este volvió con las mismas intenciones que antes: matar a CJ. Le dijo que primero mataría a todos sus amigos para que sufriera, y luego acabaría con él de forma lenta y dolorsa. Sin embargo, no llegó a concretar sus planes porque Jorge le disparó un misil que mató a Felipe y a él lo dejó moribundo. Esta vez, Ezequiel no pudo tolerar la derrota y gritó a CJ que ya era la segunda vez que lo vencía, y que lo vería en el infierno. Por toda respuesta, CJ le disparó dos veces. Algún tiempo más tarde, cuando el detective descubrió que Mike Smith le había salvado la vida, (cosa que siempre había sospechado), trató de razonar con él para que le contara los planes del doctor. Ezequiel, que estaba enfadado porque Smith lo tenía subordinado, mostró poco o ningún interés en hacer daño a CJ, y simplemente se limitó a preguntarle si "abriría los ojos" respecto a la teoría del caos. Más tarde, recuperó brevemente el interés cuando Smith le encomendó directamente acabar con CJ. Ambos tuvieron una brutal pelea, pero cuando CJ dejó a Ezequiel fuera de combate, decidió dejarlo con vida, alegando que no quería "tener un corazón tan negro" como el del Asesino, o Smith. Ezequiel escuchó el discurso de CJ sobre como todos podían cambiar y se sorprendió en gran medida, "abriendo los ojos" en el proceso y sintiéndose culpable de todo lo que había hecho. Cuando comenzó el Apocalipsis Zombie, CJ estaba en coma por el disparo de Mike Smith, y cuando despertó, se vio atacado por un zombie y muy malherido para luchar. Ezequiel lo rescató y lo llevó hasta la propia casa del detective en Grove Street, sugiriéndole hacer una alianza mientras vivieran en aquel horror. Juntos se entrenaron para matar zombies y buscar sobrevivientes en la comisaría de Los Santos. Cuando rescataron a la pequeña Natalia López, y ella afirmó que el Asesino le daba miedo, CJ lo presentó como "su amigo", dando a entender el final de su enemistad por completo.
  • Lorenzo Fernández: Inicialmente, CJ consideraba a la policía como un puñado de inútiles y a su comisario Fernández como un completo corrupto incapaz de lograr nada bueno. Este, frustrado por la pérdida de respeto hacia la policía por parte de la gente, y la gran victoria pública del detective sobre él, comenzó a planear con Pelotúdez, su compañero, una forma de derrotarlo. Fernández ordenó que cerraran su agencia de detectives, pero eso no bastó para detener a CJ y Juan. Más tarde, cuando CJ se vengó de la policía por no hacer nada para capturar al Asesino Perfecto y dejar de ese modo que su hermano, primo y amigos murieran en la batalla contra él, Fernández aprovechó la ocasión para intentar matarlo, sitiando su casa. CJ escapó y chantajeó a Fernández con la idea de volvar en pedazos la tienda de donuts a menos que lo dejaran en paz, y finalmente, el policía accedió. Más tarde, Ezequiel, el Asesino Perfecto, trató de librarse de CJ dejando un cadáver en su casa para que la policía pensara que fue él quien lo mató. Fernández no sabía realmente si CJ era el Asesino, pero trató de matarlo de todas formas. Cuando al día siguiente CJ regresó para matar al comisario con ayuda de Paco Gutiérrez (el cual había traicionado a Fernández), este tuvo un ataque de furia y ordenó a todos sus hombres que defendieran la comisaría con su vida. Fernández acabó asesinando a Paco con su última bala en la batalla final, y CJ acabó con el corrupto comisario acribillándolo con su ametralladora. Luego de eso, pateó varias veces al cadáver en los testículos y lo insultó diciéndole que se pudriera en el infierno.
  • Felipe Hidalgo: En cuanto Felipe se enteró de que CJ había matado a su hermano, Ezequiel, lo único en lo que pensó fue en venganza. Llegó a Los Santos con la idea de eliminar al detective, a quien odiaba profundamente desde antes de conocerlo. El hombre se sometió a un duro entrenamiento para fortalecerse y mejorar su agilidad y capacidad de reacción. A pesar de estos objetivos, Felipe también tenía un plan para volver a la vida a Ezequiel. Cuando comenzó a matar, CJ creyó inicialmente que Ezequiel podría haber vuelto de la muerte, y junto a Juan trataron de comprobarlo, descubriendo que la tumba estaba vacía. Esto en realidad se debía a que Felipe exhumó el cadáver. Más tarde, Felipe intentó arruinar las vidas de CJ y Juan inculpándolos de la muerte de un testigo importante con el comisario Ernesto Martínez, provocando que los detectives fueran a prisión. Luego masacró gran parte de la comisaría para que le echaran la culpa a CJ, pero no lo logró porque las cámaras de seguridad lo detectaron, cosa que causó la liberación de CJ y Juan. Al fin, Asesino y detective se conocieron en un callejón oscuro tras una persecución, en donde Felipe se burló de CJ y de su incapacidad de capturarlo, y luego huyó del lugar sin que nadie lo impidiera. Felipe entonces chantajeó al comisario secuestrando a su familia para que matara a CJ en su lugar. Sin embargo, este se negó y lo que hizo fue retirarlo del caso. Finalmente, luego de descubrir la alianza obligada de Felipe con Ernesto, el detective localizó la guarida del Asesino con ayuda de Juan, y con un equipo especializado fueron a enfrentar a su enemigo. CJ estaba profundamente enojado con Felipe por haber chantajeado al comisario, y ambos tuvieron una brutal y desigual pelea, en la que el Asesino casi lo mata. El equipo, y más tarde Ernesto, vinieron a ayudar, dejando a Felipe muy malherido a golpes. El Asesino no se rindió y utilizó un conjuro para resucitar a Ezequiel. Los Asesinos Perfectos estuvieron a punto de masacrar a todo el grupo, hasta que apareció Jorge, un amigo de CJ, con un lanzacohetes, y disparó contra ellos. Felipe murió en la explosión, pero Ezequiel sobrevivió. Más tarde, mientras CJ estaba desesperado por su incapacidad para resolver los nuevos asesinatos que se cometían, Felipe junto a Sweet y Paco se le aparecieron en forma de fantasma. Felipe se burló de CJ y de como no tenía habilidad, alegando que lo avergonzaba haber sido descubierto por él, y también afirmó que "creía ser el mal", pero que no tenía comparación con lo que se le venía encima.
  • Mike Smith: Inicialmente, cuando Smith era un simple sospechoso poco probable, a CJ el doctor le caía bien y le agradeció por su ayuda, si bien fue poca. Sin embargo, después de descubrir que podía ser el culpable del robo, CJ se centró en capturarlo. Finalmente, el detective perdió los estribos con Smith después de que este se le burlara abiertamente en la cara por su imposibilidad legal para atraparlo, causando un leve forcejeo entre los dos. En el fondo, sin embargo, CJ sentía una profunda lástima por Smith luego de descubrir que sus acciones se debían a la prematura muerte de su familia por culpa de Lorenzo Fernández, y trató de razonar con él, alegando que la venganza no resucitaría a su familia, y que podía cambiar, al igual que todos los clones, pese a que esto fue inútil. Tras despertar, CJ descubrió que su discurso al menos había servido para hacer reflexionar a Ezequiel, pero decidió que si encontrara a Smith, esta vez no dudaría en matarlo por destruir San Andreas.

FrasesEditar

  • Hasta nunca, Ezequiel. - CJ matando a Ezequiel Hidalgo, "Asesino Asesinado".
  • Hay que ver los giros que da la vida, al principio cuando conocí a Paco estuve a punto de dispararle, y al final quise dar mi vida por él. Fue el policía más honesto que conocí, me dio esperanzas para seguir con la investigación, para hacer frente a la policía, y para seguir peleando por lo que más quería. Su muerte no fue justa, hubiera preferido que el comisario Fernández me disparara a mi en vez de a Paco, pero el destino no lo quiso así. Paco, amigo mío, nunca te olvidaré. Descansa en paz. - CJ en el funeral de Paco Gutiérrez, "Vuelta a Empezar".
  • Joder, tienes secuestradas a la esposa y a la hija del comisario... Eso es... eso... Pero tú... ¡Tú eres un grandísimo hijo de puta! - CJ a Felipe Hidalgo, "La Unión Hace La Fuerza".
  • Mike, lo que te sucedió es una terrible tragedia. Te lo digo por experiencia. Yo perdí a mi madre hace tiempo, luego perdí a mi hermano, y también he perdido a varios de mis amigos. Es cierto que vivimos en un mundo desastrozo, es lamentable que hoy en día siga habiendo peleas, guerras y robos. Pero destruirlo todo no es la solución. La venganza nunca es una solución. La venganza no hará que tu familia vuelva. Todos hemos hecho cosas en el pasado de las que no nos sentimos orgullosos, pero podemos aprender de nuestros errores, y evolucionar como personas. Podéis bajar las armas, entregaros, y poner fin a toda esta locura... Todos podemos cambiar. - CJ intentando convencer a Smith, "El Acabose de Los Tiempos".

Apariciones Editar

El Asesino Perfecto Editar

Primera Temporada
El Primer Asesinato

Aparece

Sin Ninguna Esperanza

Aparece

Más y Más Asesinatos

Aparece

La Unión no Hace La Fuerza

Aparece

En Líos con La Policía

Aparece

Cara a cara con el Asesino

Aparece

Otra Vez en Líos

Aparece

Un Arma Letal

Aparece

El Fin de la Policía

Aparece

Asesino Asesinado

Aparece

Segunda Temporada
Vuelta a Empezar

Aparece

Profanando Tumbas

Aparece

El Testigo

Aparece

En la Cárcel

Aparece

La Masacre

Aparece

El Encuentro

Aparece

Más Misterios

Aparece

Una Ayuda Inesperada

Aparece

El Plan de Molde

Aparece

La Unión Hace La Fuerza

Aparece

Tercera Temporada
Una Llamada Nefasta

Aparece

¿Un Robo Perfecto?

Aparece

Hora de Interrogar

Aparece

Atascados

Aparece

Asesinato Sin Dueño

Aparece

De Pesca

Aparece

Sin Pruebas no Hay Delito

Aparece

La Mayor Amenaza

Aparece

¿La Traición de Sergiodelbetis?

Aparece

El Acabose de Los Tiempos

Aparece

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.