FANDOM


Detectives 'S', Sin ningún limite fijo es una película del loquendero Osalmesa. Es la película más larga echa por el loquendero. El tráiler fue estrenado el 5 de Junio de 2012 y la película fue estrenada el 10 de Junio de 2012, cinco días después. La película dura una hora, quince minutos con diez segundos. Es una comedia policíal.

SinopsisEditar

La película comienza el 1 de febrero de 2012, cuando la periodista Rosa Melano (voz Carmen) desde un helicóptero narra que, en el callejón de Chinatown, San Fierro, están cinco terroristas en una furgoneta negra, esperando a que dos de los doce secuestrados hayan acabado de descargar los millones de pesos de los cajeros automáticos de la zona. Los terroristas han puesto una bomba en el medio de los doce secuestrados y la bomba explotará si alguien intenta escapar del callejón. Entre los secuestrados se encuentra la familia Barreto, y uno de los que está descargando es el joven de 23 años, Álvaro Barreto. El periodista Keko Jones (voz Jorge modificada) dice que la policía está al tanto de la bomba y que mandó a desalojar las casas cercanas por si estalla. Rosa vuelve a hablar, diciendo que la policía cerró las salidas y está lista para responder en caso de que los terroristas traten de huir. Entretanto, en la azotea de un edificio frente al callejón de Chinatown, el jefe de una agencia de detectives, el Superior(voz de Carlos), está a punto de enviar a todos los detectives de su agencia para detener a los terroristas. Mientras les explica a los detectives el operativo, el Superior recibe una llamada del coronel de San Andreas. El coronel le dice que el operativo va muy mal, el Superior pregunta que ocurre y trata de relajarlo diciendo que enviará a unos detectives. El coronel le dice que cree que ya los mandó. En eso, el Superior observa y ve que faltan dos detectives, luego le dice al coronel que ya lo llama y luego advierte al aire que esos dos detectives causarán un gran problema a la agencia.

Abajo de la azotea, los detectives Juan Eduardo Sahag (Voz de Juan) y Diego Alejandro Sahag (Voz de Diego), los apodados detectives S, se encuentran intentando entrar en el lugar del operativo. Juan se pregunta si no es algo muy peligroso, pero Diego lo tranquiliza diciendole que los pueden ascender si les sale bien. Al cruzar el pasillo, ven salir a la familia Barreto, menos a Álvaro, que se encuentra descargando el dinero todavía. Diego sale al callejón y le dispara a Álvaro, confundiendolo con un terrorista, uno de los secuestrados le dice que ese no era un terrorista y los terroristas reales han escapado. Diego relaja a Juan, diciendole que la bomba era falsa y que la policía detendrá a los terroristas. Lamentablemente, la policía no está lista y el operativo falla, pues los terroristas huyen con quinientos millones de pesos. Juan y Diego solo consiguen salvar dos bolsas de dinero, que suman veinte millones de pesos. El Superior está muy enojado y les dice a los detectives S que están en problemas. Al día siguiente, el 2 de febrero, la vida de Juan y Diego ha empeorado visiblemente: Todos los odian, son acusados por la policía y Álvaro Barreto los ha demandado por diez millones de pesos para pagar la operación que le permitirá volver a caminar (ya que quedó inválido con los disparos de Diego) y ahora el presidente solicita una audiencia para decidir el futuro de los detectives. Juan y Diego están muy preocupados, pero el Superior, tras decirles que está decepcionado y frustrado por sus actos, le dice que hará lo posible por que no los destituyan. Luego sale de la sala y entonces, Juan se preguntan que harán, pero Diego le dice que pusieron unos micrófonos en la sala de juntas y que ahora oíran todo lo que digan de ellos en esa sala.

En la sala de juntas, el presidente ha reunido al Superior, al coronel y al Ministro de Defensa de San Fierro. El presidente le ordena al coronel que le diga las faltas que cometieron los detectives Sahag. El coronel dice que las faltas fueron, entrar al lugar del operativo sin permiso, dejar escapar a los terroristas con más de tres cuartos del dinero y dispararle a un joven dejándolo inválido. El Superior discrepa, diciendo que la policía distraída del coronel permitió escapar a los terroristas, y cuando el coronel alega que tenían armado un plan y que no estaban preparados, el Superior le dice que sus policías debían estar preparados para todo lo que pudiera suceder. El presidente reconoce la razón del Superior y luego despierta al Ministro, que estaba dormido, y este opina que es cierto, la culpa no fue toda de los detectives. Finalmente, el presidente decide que es hora de llegar a un acuerdo. Primero le pregunta al coronel que piensa que deben hacer. El coronel sugiere lo peor: que los destituyan de sus cargos de detectives, que pagen el dinero que se robaron (quinientos millones) y pagar lo de la demanda de Álvaro Barreto (diez millones de pesos), mas una multa de un millon de pesos. Esto preocupa a los detectives. El Ministro de Defensa sugiere que simplemente los pongan a trabajar de otra cosa que no sea tan importante. Y por último el Superior, que dice que quiere que a los detectives se les de una última oportunidad con un caso importante. Aunque el coronel discrepa, el Ministro y el presidente cambian de opinión y aceptan, el coronel se va enojado y el Superior hace llamar a los detectives S a su oficina.

Cuando llegan, el Superior les explica su misión: deberán arrestar y descubrir con pruebas a Jorge Monsalve (Skin de CJ y voz de Jorge), un traficante acusado de trata de blancas, secuestro y robo. Luego les da pistas, una foto de Monsalve, que siempre usa gafas y que se cree que tiene una herida en un ojo. Luego les muestra una foto de una anciana, el Superior dice que es la madre de Monsalve. Luego les muestra la última foto, la de Carolina Monsalve (Voz y Skin de Paulina), la hermosa hija del traficante de mujeres. El Superior afirma que Carolina no sabe nada de los negocios de su padre y que vive con la ex-esposa de Jorge, la señora Monsalve y sus abuelos maternos en una casa en Las Venturas. Al salir de la oficina, los detectives S se encuentran con los detectives Hernández y Hernández, los detectives H. Estos piensan que serán destituidos, pero no es así. Cuando Juan les explica que les dieron el caso Monsalve, los detectives H se enfadan, pues ese caso era suyo, así que salen corriendo a la oficina del Superior y le dicen que les devuelvan el caso, aunque el Superior discrepa, finalmente acepta la verdad y decide que será una competencia, si los detectives H atrapan a Monsalve, los ascenderán y despedirán a los detectives S, y si es alreves, los detectives S serán los ascendidos. Entrentanto, Carolina Monsalve, la cual ha estado dos años encerrada en su casa con su madre y sus abuelos maternos, ha por fin conseguido escapar de la casa. Justo llegan Juan y Diego y la saludan. Carolina los confunde con ladrones y los ataca con un bate de beisball y les dice que se vayan. Pero ellos la corrijen diciendo que son detectives. Ella dice que no se arrepiente de haberlos atacado, pues los han fastidiado los últimos meses. Ellos le dan la foto de Monsalve y le preguntan si ese es su padre. Ella dice que ese es su tío y que su padre es el vendedor de coches Martín Monsalve. Ellos le piden a Carolina que se vaya con ellos. Aunque ella se niega, llega la abuela de Carolina, Soledad (voz Soledad) a buscarlos y Carolina huye con los hermanos Sahag en un coche prestado por la agencia.

Diego le pregunta a Carolina quien era la señora y ella afirma que es su abuela, que la tienen encerrada en su casa sin salir. Al fin, llegan delante de un sex shop y Juan dice a Carolina que irán a comprar algo en una tienda, Carolina se extraña porque es un sex shop. Los Sahag entran y discuten sobre la información. Juan le dice que escuchó que el supuesto vendedor de coches no vive con ella, y que le harán un interrogatorio. Al salir, ven que Carolina ha huido con el coche de la agencia y deben encontrarla a pie. En la mansión Monsalve, la madre de Jorge, Emperatriz Cloto Monsalve (voz de Leonor), se encuentra entrenando a las prostitutas para que estén bien cachondas. Luego le pergunta a Jorge Monsalve, que ha entrado en la habitación, si ha cerrado ya el negocio. Jorge contesta que si, que en veinte días esas prostitutas estarán en Francia. Pero luego dice estar preocupado por su hija, que tiene miedo de que descubra la verdad. Emperatriz le dice que, en caso de que sus ex-suegros le digan la verdad a su hija, ella no les creerá. Luego le dice que debe descansar, pues al día siguiente lo nombrarán mejor empresario del año. Monsalve se va y Emperatriz sigue entrenando a las prostitutas. En Las Venturas, Diego y Juan están buscando al coche cuando ven que Carolina lo ha chocado. Juan se exalta, gritandole a Carolina que no conduzca un coche si no sabe como hacerlo. Diego lo calma, diciendole que ya no importa. El mecánico le dice que la reparación cuesta dos millones de pesos, pero que pueden venderle el coche por un millon setecientos mil pesos. Juan lo vende, pero entonces el dueño del otro coche le dice que le page trescientos mil, Juan lo paga, le dice que arregle bien bonito el carro, se despide del coche y los tres se marchan del lugar rápidamente.

Al fin, entran en una pizzería y le piden a Carolina que les cuente todo. Cuando llega el pizzero, Carolina pide muchísima comida y se la come toda. Luego les cuenta que sus padres se divorciaron hace dos años y que ella vive con sus abuelos que la dejan encerrada, luego les cuenta que al día siguiente nombrarán a su padre el mejor empresario del año. Juan llama al Superior y le pregunta como le va, el Superior le dice lo de la competencia con los detectives H y luego le cuenta, luego de que Juan pregunte, que harán tres premiaciones en Los Santos al día siguiente, una en Glen Park, otra en el club Country y otra en la playa. Para evitar que deban pagar la enorme cantidad de comida que pidió Carolina, esta va con el pizzero y le pide su número, los detectives salen por la puerta y ella huye al instante, el pizzero trata de seguirlos pero fracasa. Los detectives se suben a un taxi y le piden al hombre que los lleve al aeropuerto. En la casa de los abuelos de Carolina, Soledad llama a Monsalve, cuando contesta, la mujer le advierte que su hija se ha escapado. Furioso, Monsalve le pregunta que ocurrió y la mujer dice que se fue con dos hombres en un coche, y que los hombres eran detectives. Ciego de ira, Monsalve le grita que si su hija descubre la verdad, él los matará a todos. En Las Venturas, el taxi recorre la calle, y Carolina le pregunta a Diego por qué la agencia no les paga los pasajes de avión. Diego explica que si lo hace pero que no pudieron pagar en el restaurante porque, de haberlo hecho, no tendrían con que pagar el pasaje de Carolina, y solo pueden pagar los pasajes de detectives. Entonces Carolina, de forma muy impertinente afirma que no tienen con que pagar el taxi. El taxista, furioso, los echa y continúa solo. Juan, muy enojado, le grita a Carolina, pero Diego vuelve a calmarlo. Entonces van a pie hacia el aeropuerto de Las Venturas y toman un vuelo.

El avion vuela hasta Los Santos, y llega al día siguiente. En la mansión, Monsalve está por partir hacia la premiación en Los Santos, cuando recibe una llamada de los detectives H, todo este tiempo, los detectives H lo han estado encubriendo, pero el caso ya no es de ellos, por lo que hay pocas probabilidades de continuar. Monsalve se disfraza y parte a la premiación. Al día siguiente, en Los Santos. Carolina, Juan y Diego no tienen como continuar debido a que no tienen coche para llegar a las premiaciones. Sin embargo, ven el coche de un hombre (que es perseguido por un policía) y se suben rápido (aunque el coche está sucio). Juan conduce y deja a Diego en la premiación en la playa (aunque es improbable que sea allí, pues todos tienen flores), luego va con Carolina y la deja en el Club Country y, finalmente, Juan se va hacia la premiación en Glen Park. En la playa, efectivamente, es la premiación de una mujer. En Glen Park, Juan ve que no es Monsalve. En el Club Conuntry, Carolina ve a su padre y está por llamar a los detectives. Pero Monsalve la intercepta primero y la lleva con ella a atrás de la premiación, donde le dice a su hija que no puede vivir con él. Luego le ordena a su chofer, Pedro, que lleve a su hija a la mansión. Mientras Pedro lleva a Carolina, esta le pregunta si su padre tiene una casita o una casota, a lo que Pedro responde que es una super-mansión.

Monsalve llama a Emperatriz, para avisarle que su hija va para allá y que la lleve a dar una vuelta muy larga por Los Santos, para mantenerla alejada de las prostitutas. Juan llama a Diego y le advierte que Carolina no lo ha llamado y que seguramente esté con Monsalve. Entonces van a Glen Park y no encuentran ni al padre ni a la hija. Emperatriz se presenta ante Carolina, y cuando le dice que su nombre es Emperatriz, Pedro le dice que miente y que se llama Cloto. Carolina se ríe. Emperatriz le dice a Pedro que lleve a Carolina a dar una vuelta muy larga, pero Pedro alega que no fueron las ordenes que le dio el señor. Emperatriz lo golpea por no obedecer sus ordenes y lo deja inconsciente, luego toma a Carolina y la lleva hasta Fisher's Lagoon, donde la encierra en una cabaña y se marcha, Carolina le grita "Dinosaurio". Luego Carolina llama a Juan y a Diego por teléfono, ya que Emperatriz olvidó quitarselo y le avisa que su abuela la ha encerrado en una cabaña en Fisher's Lagoon. Juan y Diego parten. Cuando Monsalve descubre que Emperatriz encerró a Carolina en una cabaña, decide intervenir, debido a que está asustado de lo que su madre le pueda hacer a su hija. Juan y Diego se encuentran con Pedro y Monsalve en el camino, iniciando una percecusión en la que Monsalve admite ser Jorge Monsalve y no Martín, como todos creían. Juan y Diego empujan el coche de Monsalve contra un risco frente al lago. Pedro muere y Monsalve pierde su disfraz de Martín. Juan y Diego llegan a Carolina y la rescatan, pero ella sigue sin creerles sobre que su padre sea un traficante.

Juan le dice que se lo probará, llama al Superior y Juan le pregunta si le puede dar una pista sobre los negocios oscuros de Monsalve, el Superior le dice que solo puede ayudarlos en una cosa, unos ex-detectives que se hacen llamar Los Ojos del Desierto, tienen un bar en las afueras de Las Venturas, ellos les pueden decir si Monsalve ha hecho un negocio allí en el desierto. Juan y Diego le piden a Carolina que les de una última oportunidad de probarles la verdad, Carolina les dice que es la última. En la agencia, Rosa y Keko están haciendo un reportaje sobre que se han presentado diversas demandas contra Juan y Diego Sahag. Los demandantes son: Soledad y su esposo, diciendo que secuestraron a su nieta Carolina. El pizzero: Que dice que le deben muchos pesos en su restaurante. El último es el sujeto del coche: Qué obviamente argumenta que robaron su coche. El Superior, al oír esto, pone a la poli en contra de los detectives S. En Las Venturas, Juan y Diego les piden a los Ojos del Desierto que les digan como encontrar a Monsalve. Los sujetos les dicen que no pueden hacer nada, pues solo pueden rastrear las llamadas telefónicas y tanto Monsalve como Emperatriz son muy precavidos de no llamar allí. Carolina, muy enojada, dice que pierde su tiempo y abandona a los detectives, marchandose por el desierto, Diego se queda con Los Ojos del Desierto.

Juan se marcha por otro lado. Cerca del lago, Juan encuentra a Monsalve y a Emperatriz, realizando su último trato en la ciudad, unas prostitutas hacia San Fierro. Emperatriz dice a Monsalve que al día siguiente parten para Francia. Juan pretende arrestar a Monsalve y terminar con el asunto, pero es descubierto por los detectives H y secuestrado. A la vez, Monsalve es sorprendido por Carolina y, fingiendo una voz gruesa y ser su tío, afirma haber secuestrado a Martín Monsalve y que lo matará si no va con ellos. Carolina se sube al coche e insulta a Emperatriz, diciendo que como puede hacerle eso a su hijo. Ella contesta que Jorge Monsalve también es su hijo. Entretanto, en la mansión, Juan está secuestrado, y al fin comprende la traición de los detectives H. Pero los Hernández se olvidan de sacarle el móvil y llama a Diego, para avisarle que vaya a rescatarlos a los dos (él y Carolina). Diego pide el helicóptero a Los Ojos del Desierto, se sube y va para la Mansión Monsalve. Carolina se encuentra en otra habitación encerrada, llega Emperatriz y Carolina comienza a burlarse de su vejez, llamandola por su apellido "Cloto" o "Dinosaurio". Y, en un ataque de ira, Emperatriz le cofiesa a Carolina la verdad, ella es hija de Jorge Monsalve y su tío era Martín, el cual ya lleva décadas muerto.

Justo llega Monsalve, disfrazado de Martín, y comienza a fingir su secuestro, hasta que Carolina le dice que sabe la verdad. Emperatriz afirma: "Como que se me enteró, hijito". Diego llega a la mansión, donde encuentra a Juan en una celda, tras una leve conversación, los detectives Hernández aparecen por detrás y Juan le explica a Diego que han estado trabajando para Monsalve todo el tiempo. Monsalve y Carolina salen del lugar y Emperatriz ordena que la mansión quede envuelta en llamas. Comienza a quemar el lugar con un zoplete y huye. En el helicóptero de Diego (que paró en el helipuerto), están Monsalve, Emperatriz y Carolina. Carolina pregunta si liberaron a los detectives S, y Emperatriz contesta "Ups, como que se me olvidó, pero bueno, le hago un bien a la humanidad". Y parten hacia el barco que irá a Francia en unas horas. En la mansión en llamas, Diego encuentra un palo y rompe la puerta del cuarto, juntos salen de la mansión, roban una moto y parten hacia el barco de Monsalve. El helicóptero llega al barco, donde los detectives Hernández vigilan a las prostitutas. Carolina está furiosa con su padre, por lo que rechaza que él le hable amorosamente. Monsalve se retira y deja a Carolina en la popa del barco.

El barco está al mando de un viejo karateka. Juan y Diego llegan al barco. Este arranca y comienza a andar por todo Los Santos, hasta circular cerca de San Fierro, donde está el Superior. Mientras caminan por los pasillos de contenedores, los detectives se encuentran con Carolina, la cual trata de detener el barco. Diego y Juan se meten en la bodega. Allí, Juan y Diego liberan a las prostitutas, que se encuentran drogadas y golpeadas en el suelo, una les dice que es todo una trampa, detrás de ellos se encuentran con los detectives Hernández. Comienza una lucha, hasta que los detectives H acaban muy débiles y pidiendo clemencia a gritos. Una de las prostitutas afirma que se encuentra en perfecta salud y no necesita ningún médico, y que lo único que desearía sería ir a meterle su gran consolador por el culo a la vieja Emperatriz. Arriba de ellos, Carolina entra al cuarto de mandos, donde está el karateka, que le dice que para detener el carguero deberá derrotarlo en combate a él, y eso es imposible. Luego de que el karateka le diera una bofetada, Carolina lo mata a golpes, diciendo que esa no es la forma de tratar a una dama. Luego se dirige a los botones y, presionando un único botón que hay allí, detiene el barco. Los detectives Hernández han quedado muy heridos y en un estado de semiconciencia. Luego de que los Sahag los apalearan, los Hernández piden perdón, pero los detectives Sahag les dicen que se metan sus disculpas por el culo, y suben por la escalera a vencer a Monsalve.

En la popa del barco, están Emperatriz y Monsalve. Emperatriz se pregunta porque se detuvo el barco. Toma una escopeta y dice que irá a averiguar. Jorge la detiene, diciendo que es mejor que se haya detenido. Jorge está triste, pues su hija está muy avergonzada y descepcionada de él. Emperatriz le dice que deje de preocuparse de esa "mocosa maldita", pero Jorge le ofrece a su madre una vida mejor, explicándole que quiere rehacer a su familia, y ofreciéndole formar parte de ella. Emperatriz está furiosa, preguntandole a su hijo si realmente renunciará al lujo, al dinero y al trafico. Jorge dice que si y le ofrece acompañarla. Emperatriz, furiosa y lejos de aceptar la propuesta de su hijo, lo noquea de un golpe. Carolina aparece y corre a por su padre, la anciana le dice que no sea cursi, pues hace una hora lo odiaba. Emperatriz le da una última oportunidad a Jorge. O muere, o se queda con el trafico. Jorge se niega, y Emperatriz le dice que morirá, Carolina se pone en medio y le grita a su abuela que la mate también a ella, la loca mujer dice que con mucho gusto. En ese momento, Diego aparece y se interpone entre el disparo de Emperatriz y Carolina, resultando herido junto a Jorge. Juan también aparece, corre y se inclina junto a su hermano. Emperatriz, furiosa con todos y completamente desquiciada, grita que todos morirán, Carolina, Jorge Monsalve y los detectives S. Pero de repente, las prostitutas llegan a apalear a Emperatriz. Durante un momento, las prostitutas golpean a Emperatriz con sus consoladores y la llaman "vieja dinosaurio", mientras los Monsalve y los Sahag las alientan e insultan también a la vieja. Pero Emperatriz (que con los golpes no consigue apuntar con la escopeta) logra huir corriendo de las mujeres y salta por la baranda del buque para salvarse. Sin embargo, al caer al agua, Emperatriz es devorada por los tiburones.

En el barco, Diego se levanta y dice que su querido celular recibió la bala y lo salvó, Monsalve también está bien y es detenido. Las prostitutas ven que no queda rastro de Emperatriz, los tiburones la tragaron toda. Tras una llamada de Diego (el celular también sobrevivió), llega el Superior, diciendo que han arrestado a Jorge Monsalve, Emperatriz está muerta y, como el sujeto del coche era un criminal y Carolina no piensa levantar cargos, todo está listo y son ascendidos. Los detectives acuden a una ceremonia de premiación, donde el presidente (ya enterado de todo), los felicita y los nombra Maestros, Carolina les agradece por todo y por rescatarla de Emperatriz. La voz de Diego Sahag dice que: Carolina perdonó a sus abuelos por el asunto, han abierto una tienda de ropa muy exitosa, y que Carolina aún visita a su padre en la carcel. Los detectives H estarán en prisión veinte años por estafa, secuestro y fraude. Monsalve está en prisión, diciendo que el lugar apesta asquerosos y sudorosos culos de los prisioneros, uno le dice que si no se lo limpia lo atacará y Monsalve (que lleva el traje de la prisión), acepta y entra en la celda a limpiarle el culo. E inician los creditos finales, se ven breves imagenes de lo ocurrido en la historia. La película termina con el cadáver desmembrado de Emperatriz en la playa, junto a sus lentes. Los ojos de Emperatriz (dentro de los anteojos) miran de forma malvada a la cámara y la película se corta con el cartel de "Los Detectives 'S', Sin ningún limite fijo. Por Osalmesa".

Video de la películaEditar

Gta San Andreas Loquendo - "La Pelicula" Detectives S, Sin Ningun Limite Fijo-001:15:10

Gta San Andreas Loquendo - "La Pelicula" Detectives S, Sin Ningun Limite Fijo-0


PersonajesEditar

Reparto completoEditar

Reparto más importanteEditar

Reparto secundarioEditar

Resto del repartoEditar

  • Skin hmogar (sin voz) - Como el abuelo de Carolina
  • Skin del Snakehead (voz Carlos modificada) - Como el capitán japonés del barco
  • Skin wmypizz (voz Jorge modificada) - Como el pizzero
  • Skin de Bus Driver (voz Eusebio) - Como el taxista
  • Skin de Ryder (voz Carlos modificada) como el sujeto del coche
  • Skin de Eddie Pulaski (voz de ardillita) - Como el policía de Los Santos
  • Skin de una bailarina de cabaret (voz Paulina) - Como prostituta de Monsalve
  • Skin wmygol1 (sin voz) - Como el pariente de Carolina

​​​SecuelaEditar

Actualmente, Osalmesa confirmó que hará una segunda parte de la exitosa película, esta se llamará Detectives 'S', Busca2. Se desconoce cuando se estrenará.

FrasesEditar

Hay algunas frases divertidas y célebres en la película

(Cuando están en el lugar de los terroristas)

  • Juan: ¡Bombaaa! ¿Cómo se desactivará? ¡Va a explotar! ¡Corran...! (Cri, cri, cri)
  • Terrorista: Es el detective más imbécil que he visto... (los terroristas huyen)

(Cuando viene el jefe)

  • Diego: La bomba era de mentiras, creo que nos querían asustar.
  • Juan: Pues ahora es cuando debemos asustarnos, ahí viene el jefe y viene con cara de cólico...

(En la audiencia)

  • Presidente: ¿Tiene alguna misión para esos detectives, coronel?
  • Coronel: No... pues sí, tengo una, es bastante difícil no creo que ese par la cumpla...
  • Diego: (Desde el micrófono) Pues ya verá...
  • Coronel: En mi casa hay ratas y cucarachas... es demasiado difícil para ese par, ja, ja, ja, ja... (Cri, cri, cri)
  • Diego: imbécil...

(En el taxi)

  • Juan: La agencia no pagaría tu pasaje, solo los nuestros porque somos detectives... y si hubieramos pagado el restorán no nos alcanzaría para el tuyo...
  • Carolina: ¡Ah ya entiendo! O sea que no tenemos con que pagar este taxi...
  • Taxista: ¿No tienen con que pagar la carrera?
  • Diego: Pues... es que...
  • Taxista: Se me bajan ahora mismo de mi taxi.
  • Juan: Bien hecho, ahora debemos ir andando por culpa de la impertinencia de alguien...
  • Carolina: Pero se iba a enterar de todas formas.

(En la mansión)

  • Emperatriz: Me llamo Emperatriz.
  • Pedro: Mentirosa, te llamas Cloto...
  • Carolina: Cloto ja, ja.
  • Emperatriz: Me llamo Emperatriz.

(En la cabaña con Cloto)

  • Emperatriz: Te quedas ahí encerrada, mocosa maldita.
  • Carolina: Envidiosa de que no tienes mi juventud, dinosaurio.

(Con los detectives H, los Monsalve y Juan)

  • Emperatriz: ¿Quién cojones es ese imbécil?
  • Juan: Más respeto soy el detective Juan Eduardo Sahag...
  • Hernández blanco: ¡Ah, pero mira quién está aquí!
  • Hernández negro: El estúpido detective S...
  • Juan: ¿Pero qué...? ¡Detectives H, con Jorge Monsalve!
  • Monsalve: No, con toporrillo... ¡Claro que conmigo!

(Cloto y Carolina)

  • Carolina: Cloto, dinosaurio ¿Cómo le puede hacer eso a su propio hijo?
  • Emperatriz: Primero que todo, me llamo Emperatriz. Segundo, deja de decirme dinosaurio. Y tercero, Jorge Monsalve también es mi hijo...

(En la mansión)

  • Carolina: Ahí vuelves, dinosaurio.
  • Emperatriz: Fui al salón de belleza.
  • Carolina: Ah, pero estaba cerrado...
  • Emperatriz: Para tu información estaba abierto, me hicieron una rehidratación en la piel para parecer más joven.
  • Carolina: Ah, pero se le tarda mucho, muchísimo el efecto, ja, ja.
  • Emperatriz: ¡Basta ya! Mocosa culicarada, me tienes totalmente estresada.
  • Carolina: Cuando Dios creó a Adan y Eva usted ya era la vecina, ja, ja.
  • Emperatriz: Te voy a borrar esa sonrisa de la cara... Mira, tu padre es Jorge Monsalve, Martín Monsalve está muerto desde hace años. Tu padre te mintió, y es Jorge Monsalve...

(Los detectives Hernández quedan heridos)

  • Los Hernández: Detectives S, lo sentimos...
  • Juan: Metanse sus disculpas por el culo...

(Las prostitutas)

  • Carolina: Eso golpeén a la vieja Emperatriz...
  • Prostituta 1: Vieja de mierda...
  • Prostituta 2: Denle duro chicas...
  • Emperatriz: ¿Pero qué...? Déjenme quieta...

(Muerte de Emperatriz)

  • Emperatriz: Yo salto de aquí... ¡Ja, ja! ¿Pero qué...? ¡Tiburones de mierda! ¡Ah... que, perdón! Lindos tiburoncinos, lindos y lindos... aaaaaaaaaaaaaaaaah...

Ver la películaEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.