FANDOM


Jacobo Brucetti
Jacobo Brucetti.png
Apariciones Desaparecidos
Familia Desconocida
Bandas Departamento de Policía de San Fierro, Mafia de Raymundo (asociado)
Estado Muerto
Frase "¡Mi vida no puede terminar así!"
Especie Humano
Aliados Raymundo Viapatzzi (anteriormente), Hernández, Rodríguez
Armas Desert Eagle

«Sólo dile a Raymundo que lamento no haber cumplido con sus órdenes... ¡Pero hazlo de una puta vez!»

~ Jacobo Brucetti antes de ser asesinado.

«Me parece que no nos estamos entendiendo.»

~ Jacobo Brucetti a Guillermo Abreda.

Jacobo Brucetti es un personaje regular durante la primera saga de la serie de Tincho0097 y TheSecondKat, Desaparecidos, como uno de los primeros antagonistas de la serie. Fue introducido en el segundo episodio "La Detención", y murió en "Las Órdenes de Raymundo". Hizo una aparición en una alucinación de Matias Abreda en "Viejo Amigo", y aparece en el último episodio de la serie "Los Más Buscados" en una epifanía de Guillermo. Se trata del comisario del Departamento de Policía de San Fierro, un lugar lleno de profunda corrupción que estaba asociado con la Mafia de Raymundo Viapatzzi, y lo ayudaba a cambio de sobornos de 660.000 dólares. Jacobo ayudaba a Raymundo a organizar algunos secuestros que estaba realizando de los familiares del alcalde Ernesto Gilliam. Sin embargo, Jacobo comenzó a fallar en algunos de los encargos, por lo que Raymundo decidió despedirlo con una buena jubilación, ordenándole dimitir de su cargo y salir de San Andreas.

Su último trabajo sería capturar a Guillermo Abreda, esposo de una desaparecida reciente, María Aguilar de Abreda, y entregarlo a los Rifas de San Fierro. Jacobo no pudo hacerlo por intervención de un agente del F.B.I. infiltrado en su comisaría, Désmond Gaspar Velázquez. Ante tales fallas, Jacobo decidió intentar escapar de San Andreas, pero fue interceptado por un sicario de Raymundo, Derek, en el desierto, y asesinado con catorce tiros a quemaropa en el pecho.

Biografía Editar

Engañando a Guillermo Editar

El Comisario y El Plan 3.png

Guillermo conoce al comisario Jacobo y este decide ganarse su confianza.

Como comisario del Departamento de Policía de San Fierro, Jacobo Brucetti ordenó a dos de sus hombres arrestar a Guillermo Abreda por asesinato, ya que este había matado a un par de Rifas de San Fierro que participaron en el secuestro de su esposa, María Aguilar de Abreda. En realidad, Raymundo le había ordenado a Jacobo que retuviera a Guillermo en la comisaría, y que luego los Rifas de San Fierro fingirían un ataque como venganza para llevárselo con vida. Jacobo decidió que ese día dejaría libres a la mayoría de sus hombres para que no murieran todos. También se llevó a Guillermo a su oficina, y lo engañó diciéndole que su abogado había decidido no defenderlo, y que él mismo sería su representante en un juicio, además de jurarle iniciar una investigación sobre su esposa.

Guillermo cayó pasivamente en esos engaños (aunque con leves sospechas), y permaneció encerrado en el pasillo de las celdas, Jacobo había decidido no darle una para que se creyera la historia de que su arresto era para "protegerlo" de los Rifas. Mientras tanto, uno de los hombres de Jacobo, Hernández, tuvo que intervenir para que le hijo adulto de Guillermo (cuya existencia Raymundo y Jacobo ignoraban), no pudiera entrar en la comisaría y ayudar a su padre, por lo que simuló la muerte de Guillermo en un accidente durante su traslado. Jacobo no se enteró de eso, ya que de haberlo hecho, habría ordenado la captura del hijo de Guillermo (que era tan familiar del alcalde como su madre), para desaparecerlo.

La Farsa hacia Matias 2.png

Jacobo entrega accidentalmente a Guillermo al enemigo, Désmond Gaspar Velázquez.

Desafortunadamente para Raymundo y el comisario, los planes darían un violento giro con la aparición de Désmond Gaspar Velázquez. Velázquez era un supuesto agente novato que supo ganarse ascensos rápidamente hasta convertirse en detective de homicidios en menos de seis meses. En realidad, era un agente del F.B.I. que formaba parte de una operación para desmantelar a Raymundo. Jacobo tenía a Désmond en un pedestal, por lo que cuando este le pidió permiso para vigilar él solo a Guillermo, sin Hernández, Jacobo aceptó sin dudarlo, pues lo consideraba uno de los mejores policías de aquella comisaría. Eso marco su destino, pues Désmond trazó con Guillermo un plan de escape en cuanto estuvieron solos.

Ataque de los RifasEditar

El Ataque de los Rifas 6.png

El comisario es amenazado por el líder de los Rifas, Matute.

El día del ataque de los Rifas, Jacobo habló por teléfono con un compañero de Hernández y averiguó para quien era la farsa sobre Guillermo. Al enterarse de que este tenía un hijo adulto, Jacobo se enfadó con sus hombres por no decirles nada, pero tuvo que esconderse cuando los Rifas (advertidos de no atacar al comisario), entraron en el lugar y se abrieron paso a tiros. Para entonces, Guillermo ya había escapado con ayuda de Désmond, y este ya había ejecutado a Hernández para que no hablara sobre él más tarde. Mientras, Jacobo permaneció tranquilamente en su oficina hasta que apareció el líder de los Rifas, Matute, el cual le pidió que lo acompañara a entregarle a Guillermo.

Al bajar descubrieron que Guillermo no solo ya no estaba allí, sino que el hombre de Matute encargado de buscarlo había muerto a manos de Désmond. Enfurecido y creyendo que los habían traicionado, Matute sacó su Desert Eagle y amenazó con disparar al comisario. Jacobo intentó salvar su vida revelando que los Abreda tenían un hijo adulto, a parte del que estaba por nacer (María estaba embarazada al momento de su secuestro). Justo en ese momento, Matias entró en la comisaría para rescatar a su padre, y Jacobo se alegró de que tenía una oportunidad de vivir. Con ayuda de Matute, capturaron al hijo de Guillermo mientras buscaba respuestas.

Revelaciones Desaparecidos 2.png

La captura de Matias.

Rápidamente se aseguraron de mantener a Matias encerrado en una pequeña habitación, mientras los demás Rifas seguían matando policías y tomando el lugar. Jacobo pidió a Matute que vigilara al secuestrado, mientras él iba a informar a los S.W.A.T. para que fueran para allá. El plan era que los Rifas huyeran antes, y que todo quedara como una venganza por la muerte de sus compañeros. Sin embargo, cuando llamó se topó con que Désmond, desde su escondite y con Guillermo, ya había llamado a los S.W.A.T. y estos iban a llegar mucho antes a matar Rifas. Cuando intentó advertir a un furioso Matute, ya era muy tarde, los S.W.A.T. habían llegado.

Mientras los agentes registraban cada habitación buscando a los pandilleros, Matute advirtió que si se le moría un solo compañero, él mismo se encargaría de ejecutarlo. Sin embargo, no llegó a cumplir tal promesa, pues fue él el primero en morir a manos de uno de los S.W.A.T., y Matias aprovechó el momento para escapar. Jacobo fue entonces rescatado por los agentes, y fingió que era rehén de Matute dentro de la comisaría, y que pensaban sacar dinero con él. Habiendo fallado a Raymundo, la única opción que Jacobo tenía era localizar a Matias lo antes posible, y volver a capturarlo antes de que estuviera seguro.

Comienza la Investigación 2.png

Jacobo dando su versión de los hechos.

Para su desgracia, Désmond estaba en el estacionamiento de la comisaría, y rescató a Matias de los S.W.A.T. antes de que le hicieran nada. Jacobo intentó dar a sus compañeros una descripción física de un supuesto "sospechoso" (Matias) acusándolo falsamente de ser compañero de Matute. Estos no le dejaron hablar por intervención de los S.W.A.T., que decidieron llevar a Jacobo al hospital para que se recuperara del shock, cosa que Jacobo negó rotundamente. Nadie lo dejó explicarse, y fue enviado al hospital durante una semana. Raymundo decidió que la había cagado muchas veces, y que el comisario debía morir.

Escapando de San Fierro Editar

Las Ordenes de Raymundo 6.png

Jacobo intentando escapar en una ambulancia.

Tras pasar aproximadamente una semana en el hospital consumiendo fármacos para mantenerse tranquilo, Jacobo consiguió finalmente burlar la seguridad del lugar antes de que le dieran el alta, y escapar silenciosamente de los enfermeros. Raymundo había enviado a un pelotón de hombres comandados por un sicario de nombre Derek, a acabar con él por haberle fallado tantas veces, y así el puesto de comisario quedaría vacante para que lo ocupara Banderas, un policía que estaba con Raymundo por lealtad, y no por sobornos, lo cual haría que tuviera el control total sobre San Fierro. Jacobo, que no quería morir de tal manera, robó una ambulancia y atropelló a un paramédico con tal de escapar.

Durante el viaje, Jacobo apenas podía conducir debido a los fuertes calmantes que le habían dado los médicos. Además, comenzó a manifestar síntomas de paranoia y a pensar que probablemente los mafiosos lo habían envenenado varias veces con la comida y se estaba muriendo. Mientras lo hacía, se recordaba que no podía dejarse matar, y además tenía la esperanza de llegar hasta Las Venturas, donde tomaría un vuelo y abandonaría San Andreas para siempre. Creyendo que lo estaban siguiendo, varias veces dio volantazos sin sentido. Al fin se relajó cuando cruzó el puente hacia el desierto de Tierra Robada. Finalmente, Jacobo llegó hasta un elegante rancho que tenía en el desierto, y donde pasaría la noche, para luego despertarse bien temprano y huir del estado.

Muerte Editar

Las Ordenes de Raymundo 7.png

El fin de Jacobo.

Sin embargo, Jacobo no consiguió abrir la puerta de su cuarto porque estaba cerrada con llave. Creyendo que lo habían encontrado, comenzó a mirar para todos lados, oyendo ruidos en la puerta de entrada. Entonces, apareció Derek, armado con una AK-47 y listo para asesinarlo. Jacobo intentó huir corriendo, pero fue interceptado por Gastón y Jake, otros dos matones que lo retuvieron en la puerta. Jacobo le pidió a Derek que le dijera a Raymundo lo mucho que lamentaba no haber cumplido con sus órdenes. "¡Hazlo de una puta vez!" exigió, y entonces Derek mató a Jacobo con catorce tiros en el pecho. Su cuerpo fue llevado dentro del rancho, y Derek lo incendió para atraer a los medios.

Post-Mortem Editar

El Mensaje de Guillermo 2.png

El reportaje de la muerte de Jacobo.

El cuerpo de Jacobo fue descubierto por los bomberos al amanecer, cuando acudieron para apagar el incendio provocado por Derek y sus hombres. Los medios de comunicación hicieron un reportaje sobre su muerte, y mencionaron la probable culpabilidad de los Rifas de San Fierro que ya habían realizado un atentado contra las fuerzas de la ley una semana atrás. La idea de Raymundo de atraer a los medios era asustar a Guillermo y a Matias para que se dieran cuenta de lo difícil que sería luchar contra él. A pesar de que consiguió sorprender a los Abreda, no bajaron sus deseos de recuperar a María. Jacobo fue provisoriamente reemplazado por el agente Ronaldo mientras elegían otro comisario.

Algún tiempo más tarde, luego de que el grupo se separara y Matias deambulara perdido por San Fierro debido a que creía que Raymundo había capturado a sus compañeros, bebió demasiado y comenzó a tener alucinaciones terribles. Cuando caminaba por un parque, vio junto a un árbol al comisario Jacobo, que le explicó que estaba muerto por haber hecho mal las cosas, y que sus amigos y familia también estaban muertos porque Matias también había hecho mal las cosas. "Mírate, borracho, deprimido, es como si también estuvieras muerto" agregó Jacobo. Matias gritó que dejara de atormentarlo, y golpeó a Jacobo, dándose cuenta de que le estaba pegando al aire.

Viejo Amigo 8.png

Tras vagar por toda la ciudad borracho, Matias alucina con el difunto Jacobo Brucetti.

El hombre elegido por Raymundo para reemplazar al comisario fue un policía corrupto adicto a la cocaína llamado Banderas, el cual era muy leal a su jefe y le prometió que no lo jodería todo como lo hizo el comisario. Sin embargo, Banderas también fracasó en cumplir una orden de Raymundo cuando se le encomendó la captura de Saúl Gilliam, uno de los familiares directos del alcalde. Sin embargo, Raymundo no mató a Banderas porque de momento lo necesitaba, y porque tenía demasiada presión por parte de sus jefes como para importarle el fracaso del comisario en ese momento. Por lo general los demás se referían a Jacobo para recordar sus fallos hacia Raymundo. Su última aparición es en un recuerdo de Guillermo, al final de la serie.

Apariciones Editar

Desaparecidos Editar

Primera Saga
Sigue los
Monumentos
La Detención

Aparece

El Comisario
y El Plan

Aparece

La Frasa
hacia Matias

Aparece

El Ataque de
los Rifas

Aparece

Revelaciones

Aparece

El Contraataque
de los S.W.A.T.

Aparece

Comienza la
Investigación

Aparece

Las Órdenes
de Raymundo

Aparece
(muere)

Segunda Saga
El Mensaje de Guillermo

(mencionado)

Los Secretos del Casino Cuatro Dragones Viejo Amigo

Aparece (alucinación)

Persecución en la Jungla de Concreto Lazarévic Caminos Separados Desabasteciendo

(mencionado)

En Busca de Una Venganza

(mencionado)

El Impacto La Táctica de Raymundo Nuevas Preguntas ¿Fugitivo?
Tercera Saga
Comienza la Disputa Llamado Impredecible

(mencionado)

Desencuentro Derrotados El Miedo de Raymundo Rescate en la Granja Amarcal Reunión La Corazonada de Désmond El As Bajo la Manga La Verdad Matias contra Raymundo Los Más Buscados

Aparece (alucinación)

CuriosidadesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar