FANDOM


Desaparecidos
Acto 3, Episodio 8
La Corazonada de Desmond.png
Estreno 21 de abril de 2015
Creado por Tincho0097
TheSecondKat
Link Click Aquí
Lista de Episodios
anterior
"Reunión"
siguiente
"El As Bajo la Manga"

«No me pienso voltear, la puta madre que te parió, si voy a morir, lo voy a hacer con dignidad, lo voy a hacer denunciando sus actos de maldad contra todo este estado, en sus putas caras. No me voy a ir a la tumba con la frente en bajo como el resto de estos idiotas que están atrás mío.»

~ Ex-Esposa del alcalde.

La Corazonada de Désmond es el octavo episodio del tercer acto de la serie de Tincho0097 y TheSecondKat, Desaparecidos, y el vigésimo noveno episodio de la serie en general. Es el primero de los cinco episodios que forman el "gran final" de la serie. Fue estrenado el 21 de abril de 2015.

Sinopsis Editar

La Corazonada de Desmond 2.png

Matias y Guillermo reencontrándose después de un mes y medio separados.

El episodio vuelve a retomar la historia desde el punto en el que se quedó el episodio anterior, Matias ha vuelto a reunirse con su grupo y ahora quiere ir a acabar con Raymundo. Guillermo abraza a su hijo y le dice que lo extrañó mucho, pero Matias ha cambiado considerablemente en comparación a como era antes de separarse de su padre: ahora es frío, insensible. Guillermo le hace demasiadas preguntas, que lo terminan irritando y lo hacen enfurecer. Désmond le pide a Matias que respete a su padre, pero Matias replica que no puede creer lo que está viendo: se acerca a él esperando que lo acompañe a buscar a Raymundo, y trajo a su padre, el cual "es un estorbo". Luego mira a los Gilliam y dice: "Encima estos cuatro inútiles que no sirven para nada".

Tito pregunta qué está pasando y Saúl lo manda a callar, argumentando que Désmond y su grupo son los que mandan. Matias hace un gesto sobre los cinco Mountain Cloud Boys detrás de él y dice: "Estos hombres detrás de mi tienen huevos, y quieren acabar con Raymundo". Désmond se acerca a preguntarle a su compañero qué le ha pasado, aunque acepta que tampoco puede recriminarle nada, reconociendo que se ha vuelto un hombre inestable y paranoico desde su despido. Matias le dice que "tiene su auténtica fuerza", y que no le queda otro objetivo en la vida en ese momento que matar al bastardo de Raymundo.

La Corazonada de Desmond 3.png

Matias: Yo lo quiero muerto, bien muerto, lo quiero en una zanja, con el cuerpo lleno de tiros. Y si tú lo quieres vivo, vamos a tener un problema.

Ante una posible pelea, Guillermo exige a todos rápidamente que se calmen, y Désmond alega que estaba esperando a que viniera Matias, pues este lo llamó con el teléfono de Román. Siempre tuvo prisa por contrales su corazonada, pero estaba esperándolo. Sin embargo, ahora mismo no sabe si debe hacerlo, dado el comportamiento del hombre. Matias, mirando a "la chusma" que tiene Désmond por gente, afirma que está de acuerdo y no piensa que haya sido buena idea. Uno de los Mountain Cloud Boys pregunta a Matias si Désmond es de confianza. Matias responde que sí, y revela que su intención es matar a Raymundo. Désmond lo necesita con vida para conseguir respuestas, y Matias le dice que, si quiere vivo a Raymundo, van a tener un problema muy grande.

Enfurecido, Désmond le dice que, con todo el respeto que le tiene a su padre, si quiere puede intentarlo, pero que lo va a pasar mal. Guillermo los manda a callar y les pide que se calmen. Si Désmond quiere conseguir respuestas, y si Matias quiere su venganza, pues tendrán que relajarse y trabajar juntos. Ambos finalmente aceptan, y Désmond llama a los Gilliam y les anuncia a todos que el equipo ha luchado muy bien, ahora es momento de que vean caer a Raymundo. Primero dice a Vicente y a Tito (los más inexpertos de la familia Gilliam), que se tienen que esconder en la Casa de Gobierno de San Fierro. Ahora pueden viajar sin problemas porque Raymundo ya no los quiere secuestrar. Luego les dice a Paco y a Saúl que, por su ayuda en los últimos trabajos, tienen el derecho de participar en la batalla, pero pueden negarse si quieren.

La Corazonada de Desmond 4.png

Saúl y Paco se quedan.

Convencido, Saúl dice que le encantaría poder irse con su familia y refugiarse, pero de todas formas, siente que está en deuda con Désmond por todo lo que ha hecho, y se rehúsa a abandonarlos. Paco afirma que no abandonará a su hermano mayor, y decide también quedarse. Désmond les da las gracias por su colaboración. Désmond les dice que Tobías le pasó la ubicación de las coordenadas que Guillermo les llevó mucho tiempo atrás: "159 y 208", que no podían localizar debido al proyecto de Guerra. Es la colina de Ruleman. Désmond, que confía plenamente en Tobías, tiene la corazonada de que Raymundo se encuentra escondido en ese lugar. Désmond le aclara a Matias que le dará a Raymundo para que haga lo que quiera con él una vez que le saque información.

Entretanto, en el depósito auxiliar, se reúnen dos mafiosos, Patrick y Javier, que visten unos excelentes trajes blindados que Raymundo sacó de Black & White antes de que los Mountain Cloud Boys lo destruyeran. Javier festeja que son los últimos que quedan de la Mafia y por lo tanto pueden usarlo, y Patrick lo reafirma, aunque ambos lamentan que el negocio se esté cayendo a pedazos con la pérdida de la familia del alcalde. Gracias a un solo hombre y a los Mountain Cloud Boys, están jodidos. Ahora tan solo les falta cumplir con su primer encargo con aquellos trajes: ejecutar a todos los desaparecidos. Estos están reunidos frente a un montón de coches a modo de jaula, listos para ser fusilados.

La Corazonada de Desmond 5.png

La ex-esposa del alcalde demuestra su valentía.

Los dos hombres de Raymundo preparan sus M4 para la ejecución, y Javier se queja de que les llevó un año y medio secuestrar a todas esas personas, para que ahora Raymundo los mande a matar, exigiendo que es todo un desperdicio. Uno de los desaparecidos, la ex-esposa del alcalde, no se ha volteado, a diferencia de los demás, y los insulta, gritando que aquellos trajes nuevos no los harán más fuertes, y que su ex-marido y su familia los van a hacer pagar por todo lo que han hecho. Otro desaparecido grita a la ex-esposa que se calle de una vez, que al menos quiere morir tranquilo, pero la mujer no piensa darse vuelta. Patrick se burla de que ni siquiera los demás desaparecidos apoyan a la ex-esposa del alcalde. Los secuestrados lamentan su triste destino, y Patrick le aclara a la ex-esposa que no es una líder, y que se de vuelta.

Muy enojada, la ex-esposa del alcalde alza un brazo y afirma que no se dará por vencida, que morirá con la cabeza en alto, y denunciando sus actos de maldad de frente, no para atrás y cabizbajos como los demás "idiotas detrás de ella". Javier la manda a a callar, llamándola "puta arrastrada", y exigiéndole que de todos modos ella no hizo nada para evitar sus planes. "Tu hijo está muerto y aún así cooperaste con Raymundo para pasarle las ubicaciones de tus ex-cuñados" exige Javier, replicando que solo es una cómplice de ellos que ahora morirá patéticamente, al igual que todos los desaparecidos, así que lo último que tiene que hacer es darse la vuelta y morir.

La Corazonada de Desmond 6.png

La ex-esposa del alcalde muerta tras el fusilamiento.

La mujer sigue con su misma postura, y dice que ojalá todas esas personas que están buscándolos para matarlos (aparecen Désmond y sus hombres en flashbacks) encuentren a Raymundo y lo hagan pagar. Javier deja su M4 y saca una Desert Eagle, apuntando a la ex-esposa del alcalde y exigiéndole que se de vuelta de una vez, y que "no piensa repetírselo". "No me voy a dar vuelta, tampoco pienso repetírtelo" replica la ex-esposa del alcalde, decidida. Sorpresivamente, Javier alza la Desert Eagle y le vuela la tapa de los sesos, poniendo fin al discurso de la mujer. Llega un nuevo pelotón de mafiosos, alegrándose de que por fin la zorra molesta se ha callado, los hombres de Raymundo reciben ordenes: muertos los desaparecidos, deberá ir la mitad con Raymundo, y el resto "a seguir el plan". Todos alzan sus armas y proceden a ejecutar a los desaparecidos uno por uno.

Mientras, en alguna parte del espacio aéreo de San Andreas, un hombre llamado René habla con el piloto del avión en el que va, quejándose de que la distancia entre Liberty City y San Andreas es mucha, pero parece que ya no les queda tanto de viaje. René va a hablar con su jefe, el anciano señor Wastermann, y le comenta que ya están a dos horas de Los Santos. Wastermann se alegra levemente, aunque se queja de que tengan que trabajar, con lo que le gustaría pasar tiempo con su nieto, "dándole lo que la puta de su madre jamás le dio", pero siempre con el trabajo por delante. René responde que no hay de otra, y Wastermann lo reafirma, exigiendo que su contacto, Raymundo Viapatzzi, hizo las cosas demasiado mal.

La Corazonada de Desmond 7.png

Wastermann, un alto mando, y su mano derecha, René.

Según Wastermann, depositaron sin muchos motivos su confianza en Raymundo y ahora él lo ha arruinado todo al dejarse pisotear por unos estorbos que a él le parecen muy fáciles de esquviar. René le dice a su anciano jefe que no se preocupe por eso, que le dará caza a Raymundo en cuanto lleguen, y le muestra la ametralladora que trae consigo. Sin embargo, Wastermann le dice que aunque lo intenten, duda que logren llegar hasta Raymundo antes de que los enemigos que ya se ha ganado en San Andreas lo maten. "Lo que importa es que por su culpa tenemos... mejor dicho, tengo mucho trabajo que hacer cuando lleguemos a San Andreas". Wastermann explica que, cuando todo explote, será muy difícil y habrá mucho trabajo. Wastermann le pide a René que se marche, que tiene que hablar con su nieto por teléfono.

En Verona Beach, Los Santos, el agente Manson Peretti se encuentra mirando el mar y quejándose de que el día es muy aburrido, y que cuando todo estalle por los aires, tendrá que ponerse a la acción. En ese momento, recibe un llamado: la cosa está por estallar y ya se ha fijado el sitio en el que podría suceder: en Red County, precisamente en la zona a la que Désmond y su gente van a acabar con Raymundo. Peretti dice que ya sabe a donde tiene que ir, que demostrará que la comisaría de Los Santos es la mejor de todo el estado, y cuelga, listo para dirigirse a reportarse a la comisaría, y a contactar con las brigadas que participarán en el operativo de Red County.

La Corazonada de Desmond 8.png

Désmond, Guillermo, Saúl y Paco en Red County.

Mientras tanto, en Flint County, Saúl le pregunta a Désmond qué aspecto tiene Raymundo para cuando lo vean y lo reconozcan. Désmond admite que nunca lo vio físicamente, pero que su compañero Lazarévic sí, y le dijo que era un sujeto barbudo, muy barbudo, y que lo reconocerán por su reacción. Matias aún no llega porque él y los chinos venían en autobús, y en esa carcacha se tardarán mucho tiempo. Désmond necesita sacar concluciones a partir de lo que le diga Raymundo sobre por qué lo echaron del F.B.I. y su persecución con denuncia vigente. Désmond mira a Guillermo y le dice que le sacará a Raymundo el paradero de su mujer, y que cuando la tenga, él y su familia deben abandonar San Andreas y formar una nueva vida para que no se les arruine. Guillermo acepta.

Désmond decide que se irá adelantando para reconocer el terreno, y que les dará una señal cuando vea que no hay enemigos. Saúl se ofrece a ir con él, pero Désmond quiere que se quede con su hermano y Guillermo. Cuando atraviesa unos árboles, Désmond se topa con los guardias de Raymundo que portan nuevos trajes blindados. Désmond piensa que la cosa está peor de lo que pensaba, y que ese armamento y uniforme solo pudieron haber salido de Black & White, antes de que los Mountain Cloud Boys destruyeran el depósito. Un enfrentamiento directo sería letal, por lo que decide continuar con el mayor de los sigilos. Désmond silba para atraer a uno de los hombres de Raymundo. Este piensa que su superior, Bernie, lo está llamando, y se aleja de su puesto. Obviamente no es él. Cuando va volviendo, encuentra el cadáver de su compañero. Désmond ha aprovechado el momento para matarlo sigilosamente. Lo mismo sucede con él segundos después.

La Corazonada de Desmond 9.png

Los trajes nuevos.

Mientras, Bernie y su compañero deciden cambiar la guardia y se separan. Aprovechando aquel momento, Désmond mata al compañero de Bernie con su cuchillo, diciendo la frase "Jaque-mate" como lo hizo con los otros dos mafiosos blindados. Ahora sólo le falta Bernie, el cual se fue para la colina. Cuando finalmente llega hasta ahí, Bernie en realidad lo está esperando detrás de una roca, y aprovecha la distracción del fugitivo al no verlo allí para atacarlo. "Jaque-mate, hijo de puta", grita mientras lo golpea. Sin embargo, Désmond no es tan fácil de derrotar y se pone de pie, comenzando un combate físico contra el soldado blindado de Raymundo. Bernie le pregunta si es Matias, Désmond, o uno de los altos mandos, pero Désmond no le responde.

Tras varios golpes, Bernie logra tumbar al fugitivo y se da vuelta para reportar la captura a sus compañeros. Désmond aprovecha aquel momento para sacar su pistola con silenciador y disparar a Bernie por la espalda varias veces. Una o dos balas atraviesan el traje y matan al mafioso. "Efectivamente, soy Désmond" dice, alegando que es una lástima que lo haya subestimado, y que tiene que seguir. Désmond ve que la colina es escalable, y que ya no tiene que seguir el camino, por lo que sube velozmente hasta la punta del monte donde se encuentran. Arriba de todo hay una pequeña casucha, y el fugitivo espera que Raymundo Viapatzzi se encuentre en ella. Désmond piensa que, con la mafia de Raymundo tan acaba que solo tenía a cuatro tipos para su protección, está hundido, y quizás ni siquiera tenga que exponer a Saúl, Matias o Guillermo, quizás siempre sea él quien tenga que ponerse en peligro, cosa que siempre fue su misión. Désmond logra llegar a la casucha, diciendo que es el fin de Raymundo.

Personajes Editar

Protagonistas Editar

Co-Protagonistas Editar

Secundarios Editar

  • Patrick
  • Billy
  • Edward
  • Javier
  • Bernie
  • Piloto
  • Hombres de Raymundo
  • Mountain Cloud Boys
  • Juan Caret
  • Desaparecidos

Título Editar

  • El título hace referencia al lugar en donde Désmond piensa que está Raymundo, y como todo el quipo se dirige a matarlo a su escondite.

Muertos Editar

  • Ex-esposa del alcalde, disparo a la cabeza por Patrick.
  • Juan Caret, ejecutado por los hombres de Raymundo.
  • Desaparecidos, ejecutados por los hombres de Raymundo.
  • Tres soldados blindados de Raymundo, degollados por Désmond.
  • Bernie, acribillado por Désmond.

Continuidad Editar

  • Este episodio marca las primeras apariciones de tres personajes clave: Geldof Wastermann, René y Manson Peretti, que tendrán una gran relevancia en esta serie y en el futuro. Wastermann aparentemente es el Jefe de Raymundo.
  • Cuando Matias le dice a Désmond que quiere ver muerto a Raymundo, afirma que "lo quiere en una zanja, con el cuerpo lleno de tiros". A pesar de que ninguno de los dos cumple sus objetivos (Désmond el de sacar información a Raymundo y Matias el de matarlo), Raymundo sí morirá de esa manera (fatalmente acribillado en una zona rocosa de Red County por Guillermo).
  • También marca la salida de Ángela McCain (la ex-esposa del alcalde) como personaje recurrente, siendo asesinada por los hombres de Raymundo en la ejecución organizada por el mismo.
  • Los hombres de Raymundo ahora visten trajes blindados.
  • La personalidad de Matias ha cambiado completamente, cosa que le causará varios choques con Désmond mientras estén luchando juntos, y los convertirá más en "enemigos en tregua" que en "aliados".

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar