FANDOM


Desaparecidos
Acto 3, Episodio 10
La Verdad.png
Estreno 15 de diciembre de 2015
Creado por Tincho0097
TheSecondKat
Link Click Aquí
Lista de Episodios
anterior
"El As Bajo la Manga"
siguiente
"Matias contra Raymundo"

«No pretendo que me idolatres. Al fin y al cabo, para que te conviertas en el hijo de puta más grande, yo también he tenido que hacerlo.»

~ Lazarévic.

La Verdad es el décimo episodio del tercer acto de la serie de Tincho0097 y TheSecondKat, Desaparecidos, es el tercero de las cinco partes del "gran final" y el trigésimo primer episodio de la serie en general. Fue estrando el 15 de diciembre de 2015 y fue el último episodio estrenado ese año.

Los flashbacks están en azúl.

SinopsisEditar

La Verdad 2.png

Tobías decide dejar solos a Désmond y Lazarévic.

La historia retoma el punto en el que terminó el episodio anterior, Désmond le exige a Lazarévic, el cual ha revelado seguir con vida tras tres o cuatro meses fingiendo estar muerto, que le dé ya mismo una explicación. Tobías, detrás de él, dice que tienen muchas cosas de qué hablar, por lo que se retira de la habitación. Lazarévic se acerca a Désmond, y le pide que disculpe su rudeza, pero que el tiempo del que disponen es corto. Sorpresivamente, se pone a golpear a Désmond, alejándolo de la puerta, hasta dejarlo contra la pared. Cuando el fugitivo cae al suelo, Lazarévic le aplica una inyección de diazepam para que se relaje y no sienta dolor. Esperando no haberse pasado con la dosis, le dice que a partir de ese momento, el departamento precisa que se convierta en un fugitivo.

El agente superior revela que es un criminal que comete "acciones horribles en contra del estado" y que por eso fue relevado de su cargo y se le puso una orden de búsqueda. Lazarévic vuelve a golpear a Désmond en cuanto este se pone de pie, y dice que le está por entregar una tarea complicada. Mirándolo todo desde la ventana, Tobías comenta que aquel desencuentro tiene para rato, y que deberá esperar allí. Lazarévic está por dar una patada a Désmond, que está vez no se deja y le devuelve los golpes, estabilizando la pelea un poco, pero todavía con gran desventaja. Lazarévic replica que lo sorprende lo estúpido que se ha vuelto con el tiempo, y luego de volver a golpear a Désmond, recorriendo nuevamente la habitación.

La Verdad 3.png

Lazarévic revelando verdades a Désmond.

Lazarévic agarra a Désmond del hombro (apretando un nervio), mientras le dice que debería quizás matarlo en ese momento. "Siempre puedo reemplazarte con Tobías". Désmond reacciona con furia ante ese comentario y golpea a Lazarévic. Entonces Lazarévic se queja de que "no entrenó a un blando" y que debe "espabilarse", diciendo cosas cada vez más confusas, hasta que confiesa la verdad: el jefe de la misión, "Albatross", lo despidió por orden suya. También revela que todo lo que le dijo Tobías en San Fierro sobre la información fue mentira, y que su misión es "convertirlo en el hijo de puta del F.B.I." a toda costa, y que dijo al F.B.I. que trabajaba para Raymundo.

Désmond exige que él nunca haría eso, y Lazarévic aclara que por supuesto que no, que en realidad, era él quien trabajaba para Raymundo. Él lo ayudó en gran parte de sus planes, y hasta tuvo algo que ver con la sola idea de los desaparecidos. El plan maestro que Désmond investigó desde el Casino Cuatro Dragones no era más que un montaje para mantenerlo alejado de Raymundo mientras el plan se realizaba. Lazarévic le cuenta que el "primer paso" fue simular su muerte, el "segundo paso" convertir a Désmond en "un hijo de puta". El "tercer paso" no lo revela. Sin embargo, su plan no careció de obstáculos. Para empezar, los amigos que Désmond se hizo por el camino: Guillermo, Matias y Román, por lo general acababan haciendo más corto el tiempo que Lazarévic se daba con sus descubrimientos.

La Verdad 4.png

Désmond se entera del destino de Román.

El mensaje que Guillermo mandó a la radio meses atrás, que a Désmond le pareció tan inútil, adelantó aproximadamente un mes aquel encuentro. Y las coordenadas que le sonsacó a Aldo antes, eso habría arruinado todo. Désmond recuerda que en ese momento las coordenadas estaban bloqueadas, a lo que Lazarévic explica que lo engañó, en realidad simplemente le hizo creer que estaban bloqueadas para que no se molestara en revisarlas. De haber ido allí, Guillermo habría rescatado antes a su esposa, lo cual habría sido desastrozo. Un tanto fastidiado, Lazarévic se da vuelta, evitando mirar a su viejo amigo, y susurra que hubiera sido tan sencillo, y tan necesario, acabar con sus amigos.

Con Román, Guillermo y Matias, Désmond se estaba convirtiendo en un héroe que derrotaría a Raymundo, y no en el "hijo de puta" que el plan de Lazarévic necesitaba. "Lamentablemente, solo conseguí acabar con uno", dice en voz baja. Désmond entonces se da cuenta del por qué del cambio radical de Matias, y por qué su deseo prácticamente irracional de simplemente matar a Raymundo. "¡Hijo de puta, mataste a Román!" grita Désmond, sacando su pistola y apuntando a la cabeza de Lazarévic, el cual alza sin miedo las manos, diciendo que aún no está listo para matarlo, pues todavía es su viejo amigo y compañero, y recuerda lo que pasó con Román y su plan. "Deberías haber visto la cara de Matias cuando le disparó a su mejor amigo" dice con crueldad. Días atrás, Matias gira tras unos árboles y le dispara a Román, el cual lo reconoce justo a tiempo. A lo lejos, desde la sima de la colina de al lado, Lazarévic los observa atentamente.

La Verdad 5.png

Lazarévic contempla la muerte de Román.

Riendo maliciosamente, Lazarévic revela que en realidad no se esperaba que Román y Matias se quisieran disparar mutuamente, ya que en realidad su plan era que los mercenarios los hubieran matado a los dos. Sin embargo, no fue así, y Román fue el único que murió, ya que Matias pudo escapar con vida. Désmond exige que cada palabra hace que lo odie más y más, así que le exige callarse de una vez, objetando que él es el culpable de la muerte de Román, no Matias. Lazarévic responde que lo de Román solo fue un trágico desencuentro. "Como ahora" agrega levantando su Desert Eagle y disparando. Désmond logra esquivar la bala y cubrirse tras unas cajas.

"El único hijo de puta aquí eres tú" recrimina Désmond, rabioso. Lazarévic afirmas que Matias es realmente el tipo duro en aquel asunto, pues él si que lo pasó mal, desde el principio, e incluso hubiera deseado que los mercenarios de Back O' Beyond lo hubieran matado, pero no fue así. "Deberías aprender de Matias a como ser un verdadero hijo de puta". Lazarévic finalmente logra darle un disparo a Désmond en el costado derecho del torso. Sin embargo, debido a que el diazepam funciona como adrenalina, es imposible que sienta el dolor de aquella herida de bala durante un par de horas, pero le recomienda no recibir otra bala de esas, porque moriría desangrado. Lazarévic se burla, afirmando que no puede creer que se haya tragado lo del proyecto de guerra y el bloqueo de las coordenadas.

La Verdad 6.png

Désmond recibe el balazo de Lazarévic.

Al fin, Lazarévic comienza a explicarse mejor. Todo su plan fue para retrasar lo que va a hacer cuando su conversación termine, atrapar a Raymundo, pues no podía permitir que lo hiciera antes y consiguiera la información que necesitaba, por el momento. Además, si iba a esas coordenadas, atraparían a Raymundo y rescatarían a los desaparecidos. No podía. Mucho tiempo atrás, Raymundo ordena a los Rifas de San Fierro desmantelar todo aquel lugar donde guardan a los rehénes, porque uno de sus patéticos hombres (Aldo), reveló al enemigo (Guillermo) las coordenadas del escondite. Los Rifas aceptan que realizarán una última entrega (María Aguilar de Abreda), allí y luego cerrarán el lugar.

Désmond exige que no puede creer todo lo que ha hecho, y todo para retrasarlo. Lazarévic replica que ese momento definirá su legado, y su carrera, y que "no puedes dudar cuando estás a las puertas del Aberno". Lazarévic huye detrás de una casucha. Désmond trata de seguirlo, pero en ese momento empiezan a entrar al negocio varios de los mismos mercenarios que Matias mató en Back O' Beyond. Desde un parlante, Lazarévic le grita que es una cucaracha, y que es lo que va a hacer, si dejar que lo mate, o que lo hagan sus mercenarios. Désmond intenta escapar por la reja, y Lazarévic le pregunta si dejará que lo atrape la policía. "A partir de hoy, tu trabajo será tu forma de vida".

La Verdad 7.png

¡Deja de hablar por ese altavoz de mierda!

Al fin, el fugitivo se esconde detrás de una pared, dentro del depósito donde se reencontró con Lazarévic, y comienza a asesinar a los mercenarios, que caen rápidamente. Lazarévic le dice que no fue fácil organizar todas las desapariciones, los secuestros, y convencer a los Rifas para que le hicieran a Raymundo el trabajo sucio. "Yo soy el culpable de que las personas desaparecieran en primer lugar, es una historia divertida, pero supongo que no hay tiempo", revela riendo el agente del F.B.I. y agrega que siga luchando. Se ve en ese momento que Lazarévic está hablando por un micrófono a través del techo.

Cuando todos los mercenarios caen, Désmond grita a su viejo amigo que deje de esconderse y salga a luchar. Pensando que puede estar por tenderle una emboscada en la otra cara del galpón, se dispone a salir. Lazarévic lo confronta en ese momento y lo tira al suelo, gritándole que lo decepciona. Afuera, Tobías se reúne con un policía que está llegando a investigar los disparos con varios compañeros. Estos están intrigados porque sospechosamente ese mismo día ha organizado la policía de Los Santos un operativo a gran escala a la altura de la autopista. Tobías exige que "deje afrontar a esas personas sus diferencias en paz", y le paga al policía, que dice que le dará una hora. Dentro del galpón, Désmond se harta de la forma de hablar de Lazarévic, y le pregunta qué es lo que quiere realmente, si lo ha retrasado, pero de todas formas lo va a dejar capturar a Raymundo, ¿cuál es realmente su plan? Lazarévic dice que su suicidio también fue inesperado para Raymundo.

La Verdad 8.png

Lazarévic finge su muerte.

Meses atrás, Lazarévic graba con un compañero un vídeo en el que le dice a Raymundo que va a suicidarse delante de la cámara para que le crea, y que tiene demasiada presión del F.B.I., que ya sospecha de sus movimientos, como para joder sus planes. Acto seguido, pone la pistola en su sien, y se tira al piso. Pasados unos segundos, Lazarévic se levanta, y ordena al camarógrafo hacerlo editar de la forma más verídica posible: "sonido, sangre, herida de bala". Un tiempo más tarde, el Capo de la Mafia Franco llega hasta el departamento en el Barrio Chino y le da la triste noticia a Raymundo, el cual estalla en cólera por la muerte de su hombre.

Désmond dice que ya lo ve todo, que no podía interferir nadie en sus planes, y elogia aquel plan. "Tu trabajo con Raymundo, para bien o para mal, fue espectacular". El viejo agente dice que ya basta de halagos, y que engañar a Raymundo fue el "cuarto paso". Désmond pregunta por el "tercero", y Lazarévic replica que no le incumbe, y que el "quinto paso" es ese mismo momento. Désmond le pregunta qué es lo que hay que hacer, y Lazarévic se ríe, alegando que no estaba equivocado después de todo, que él es "el elegido". Al fin, Désmond comienza a sentir el dolor de la herida de bala, y necesita refugiarse de los disparos repentinos de Lazarévic. El agente corre detrás de la caja en la que se ha cubierto Désmond. 

La Verdad 9.png

El agente recibe los disparos fatales.

Désmond le grita que es el culpable de los desaparecidos, mató a Román, intentó acabar con Matias, y ahora lo quiere matar a él. El fugitivo se queja de que no para de repetir que tiene una misión, pero se contradice todo el tiempo al intentar matarlo, exigiendo que no pueden entender una mente tan complicada como la de Lazarévic. Désmond grita que no sabe por qué está haciendo eso cuando debería estar cazando a Raymundo. "Ya es hora, que comience tu misión" grita Lazarévic a Désmond, y este aprovecha para asomarse por fin y disparar múltiples veces a su viejo amigo en varios órganos vitales del cuerpo. "Muy... bien... he... cho..." dice el hombre con cada disparo.

El viejo amigo de Désmond cae al suelo, este se pregunta por qué cambió de esa forma, profundamente consternado por la muerte de su amigo. Este revela que todavía está con vida, y le dice que ha tenido "un desempeño excelente" mientras que él "se ha vuelto viejo". Lazarévic explica entonces que hay cámaras en todo el recinto, las cuales lo han registrado convirtiéndose en un verdadero hijo de puta y matando al pobre agente que lo denunció y lo acusó de traición. Ahora mismo, Tobías está llevando las grabaciones para ser editadas y enviadas al F.B.I. para su denuncia. Désmond se enfurece y le pregunta qué gana incriminándolo todavía más. El moribundo Lazarévic explica que la gente de arriba no habría tomado bien las acciones contra los actos de Raymundo.

La Verdad 10.png

Désmond imagina la muerte de Raymundo.

Cuando se desbarató la operación, Lazarévic consiguió ayuda de la sección antagónica para salir del estado, y aprovechó para darle a Raymundo los datos de la misión y que fuese más precavido, de ahí el trato con la prefectura, las nuevas armas en Black & White y el Casino, los trajes blindados, etc. También fue entonces cuando lo acusó de traición, lo cual hace enojar todavía más a Désmond. Lazarévic dice que le queda poco tiempo, y que necesitan un agente fuera de la ley, un agente que no esté encubierto como ellos dos tiempo atrás. Désmond se niega, y le dice que no va a caer en aquella trampa, lo salvará, y pagará por sus errores.

Lazarévic dice entonces que el "quinto paso" era retenerlo allí para que, el segundo que compartirá el papel del "hijo de puta", cumpla su deber: Désmond se ha tardado, Matias se ha impacientado, y a esas alturas, ya habrá acabado con Raymundo. Désmond grita que, si Matias mata a Raymundo, no obtendrá las respuestas que necesita, y Lazarévic replica que él le ha dicho mucho más que lo que tenía Raymundo para él. Lazarévic exige que las respuestas están ante él, tratando de ponerse de pie, y se cae, felicitando a su viejo amigo por los disparos. "Al matarme, te has convertido en el objetivo de todo el F.B.I." explica Lazarévic con pesar "Cuando tu amigo, inconscientemente, jale el gatillo frente a las aspiraciones de estos absolutistas, se convertirá en el objetivo de todo el crimen organizado".

La Verdad 11.png

El final de Lazarévic.

Con voz cada vez más cortada por las heridas, Lazarévic explica que Désmond y Matias son una solución temporaria para el cáncer al que el departamento se enfrenta, pero que se han comprado tiempo y deben aprovecharlo, sugiriéndole que tenga a Matias de aliado. A Désmond le queda una forma de librarse de su destino: salvar a Lazarévic llevándolo al hospital, lo que provocaría el arresto de este y su exoneración. Sin embargo, si no logra detener a Matias antes de que mate a Raymundo, condenará a su aliado a una vida de exilio. Para salvar a Matias, Désmond tiene que matar a Raymundo antes que él, convirtiéndose en el blanco de ambos lados, el crimen organizado y el F.B.I.

Un misterioso Lazarévic le advierte que tiene que enfrentarse al cáncer, y que tenga mucho cuidado con la C.I.A.. Mientras menciona al cáncer, se ven proyecciones de René en su Super GT y de la cara del señor Wastermann. Désmond replica que ha cometido actos terriblemente egoístas, y que ya no le produce orgullo. Lazarévic replica que nunca buscó ser idolatrado, y que el fin justificará los medios una vez que termine de combatir el cáncer. "Al final de todo, para que te conviertas en el hijo de puta, yo también he tenido que hacerlo". Lazarévic le desea suerte a Désmond, y sucumbe a sus heridas. El fugitivo contempla el cadáver de quien otrora fuera su amigo, y dice que ya está, que ya está muerto de verdad. Mientras camina, Désmond piensa en que se va a convertir en "la mosca" del F.B.I. y, si puede, en la del crimen organizado.

La Verdad 12.png

Saúl Gilliam muerto en el suelo.

Velozmente, Désmond se dirige a la granja de Red County a bordo de la vieja camioneta en la que vino. Cuando llega, descubre que el sitio está lleno de cadáveres, lo cual lo inquieta bastante. En la entrada a la casucha el cuerpo de Saúl Gilliam, con un balazo de escopeta en el estómago. Désmond se pregunta qué le habrá pasado, y continúa su marcha. Finalmente, llega al borde del muelle, donde Matias está apuntando a la cabeza de Raymundo, el cual le dice que habla demasiado, y que acabe con él. Désmond aparece por detrás y grita "¡No!", antes de que se oiga un disparo y la pantalla se funda a negro.

PersonajesEditar

ProtagonistasEditar

Co-ProtagonistasEditar

SecundariosEditar

  • Camarógrafo
  • Policía de Blueberry
  • Mercenarios del F.B.I.
  • Desaparecidos
  • Rifas de San Fierro

TítuloEditar

  • El título es una referencia a la verdad sobre Lazarévic, revelada en este episodio, cuando este le dice a Désmond algunas de las cosas que necesita saber.

MuertosEditar

  • Once mercenarios del F.B.I., acribillados por Désmond.
  • Raymundo Viapatzzi, disparo a la cabeza por Matias (sólo en un pensamiento de Désmond)
  • Eduardo Lazarévic, disparado repetidas veces por Désmond.

ContinuidadEditar

  • Este episodio revela lo que sucedió con Lazarévic y por qué fingió su muerte, aunque no se revela todo lo que hizo. Lazarévic además ha traicionado a Désmond y lo ha manipulado para cambiar su personalidad por la que tiene ahora.
    • Lazarévic fue el topo que le pasó a Raymundo la información de la misión. ("Nuevas Preguntas")
    • Fue quien denunció a Désmond e hizo que lo despidieran. ("¿Fugitivo?")
    • Hizo que Désmond rescatara a los hermanos del alcalde. ("Llamado Impredecible", "El Miedo de Raymundo", "Rescate en la Granja Amarcal")
    • Provocó la muerte de Román, aunque estaba fuera de sus planes el hecho de que Matias le disparara, solo quería incrementar su odio contra Raymundo. ("Derrotados")
    • Contrató a los mercenarios que mataron a Dennis Álvarez Rogers. (Reunión")
    • En este episodio, distrae a Désmond para que pierda su oportunidad de detener a Matias antes de que liquide a Raymundo. De paso, le revela lo que tendrá que hacer, y provoca su propia muerte para convertir a Désmond en el "más buscado".
  • En el siguiente episodio, se mostrará el combate de Matias, Saúl y Guillermo contra Raymundo.
  • Pese a que en "Desencuentro" se da a entender que Matias fue más rápido a la hora de disparar y que por eso mató a Román, en el flashback de este episodio se muestra que Román no llegó a jalar el gatillo porque a último momento reconoció a su amigo. También, a diferencia del episodio, Matias dispara a Román seis veces, algo que en la vida real lo habría matado al instante. En el episodio original, Matias solo le dispara una vez en un órgano vital del cuerpo, y Román, que tiene una gran resistencia a las balas, sobrevive varios minutos antes de sucumbir a su herida.
  • En "La Corazonada de Désmond", Désmond revela que jamás conoció a Raymundo, y solo sabe que "es barbudo". Sin embargo, en este episodio, cuando Lazarévic le dice que Matias ya debe de haber acabado con Raymundo, Désmond tiene una proyección mental de como sería tal cosa: Matias le dispara a Raymundo en la cabeza, y se imagina a Raymundo tal y como es, cuando en realidad no sabe de su aspecto.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar