FANDOM


Desaparecidos
Acto 3, Episodio 12
Los Más Buscados.png
Estreno 13 de febrero de 2016
Creado por Tincho0097
TheSecondKat
Link Click Aquí
Lista de Episodios
anterior
"Matias contra Raymundo"
siguiente
"Los Exiliados"

«Lazarévic tenía razón... me he convertido en el hijo de puta...»

~ Désmond.

Los Más Buscados es el décimo segundo y último episodio del tercer acto de la serie de Tincho0097 y TheSecondKat, Desaparecidos, y el trigésimo tercer y último episodio de la serie en general. Fue estrenado el 13 de febrero de 2016, siendo el segundo estrenado ese año.

Sinopsis Editar

Los Más Buscados 2.png

Matias insulta a Désmond después de recibir el disparo de Raymundo.

El episodio comienza con Guillermo en un fondo negro, hablando sobre como la situación es horrible: no logra reconocer a su hijo, el cual está obsesionado con su venganza. Guillermo exige que tiene que hacer algo, y que no se puede quedar de brazos cruzados ante tal situación. Volviendo a donde terminó el episodio anterior, Désmond le grita a Matias que no mate a Raymundo. Matias se da vuelta para mirarlo, perdiendo su ventaja, y Raymundo aprovecha para darle un balazo en la espalda. María y Guillermo gritan de horror, observando la escena desde lejos, y Désmond observa a Matias que yace herido en el suelo. "Désmond... eres un auténtico pendejo" susurra el hombre malherido. Raymundo replica que no puede creer aquel golpe de buena suerte.

Raymundo procede a burlarse de Désmond, exigiendo que gente tan insignificante como los Abreda no tienen nada que decir en sus asuntos, y que el fugitivo se ve "un poco mal". Del otro lado del muelle, Guillermo le dice a María que no puede permitir que el maldito Raymundo siga arruinando sus vidas, no después de que haya matado a Matias. De nuevo en el muelle, Raymundo se acerca a Désmond, y este se queja de que, desde que Tobías lo llamó, su situación no ha hecho más que empeorar. "Maldito hijo de puta, tú me arruinaste" exige Raymundo disparándole a Désmond, y aparentemente matándolo.

Los Más Buscados 3.png

Otra amenaza extinguida.

Desde el otro lado, Guillermo se pregunta qué fue eso, y va a ver lo que pasó. Al ver el cuerpo de Désmond en el suelo, grita que están condenados. "¿Que acaso todos mis hombres fueron reducidos por esta panda de imbéciles?" se burla Raymundo, divertido ante la verdadera incompetencia de sus antiguos matones. El mafioso decide que ahora tiene que cazar a Guillermo y María para terminar de vengarse por la ruina de sus planes, y luego deberá escapar para seguir sobreviviendo a los Altos Mandos. Guillermo le dice a María que tiene que hacer algo, a lo que su mujer responde que deje de decir estupideces y que no salga a luchar por nada en el mundo.

Entretanto, en su mansión de Los Santos, dentro de una elegante oficina con varios libros en la pared, alfombras, y sillones negros, Don Wastermann está tranquilamente sentado fumando un puro cuando su sirviente Gaspar, a quien llamó, aparece y le pregunta en qué puede servirle. Wastermann le pide que le traiga la cena, porque esa noche se irá a dormir un poco más temprano, pues el viaje en avión fue agotador y no quiere trabajar hasta el día siguiente. Gaspar responde que como él ordene y se marcha a preparar la cena. En cuanto el sirviente se va, Wastermann dice que "es hora de llamarlo, y saca su teléfono, marcando un número desconocido.

Los Más Buscados 4.png

Don Wastermann en su mansión de Los Santos.

Cuando del otro lado le contesta, Wastermann saluda a la persona y le dice que todos los medios necesarios fueron aprobados por "la Junta", y pide de su parte que sea lo más excesivo posible. "Por supuesto, sólo mi bendición no hubiera sido suficiente para aprobar algo como esto" agrega. Se muestra entonces quien es el hombre detrás de la línea, un misterioso sujeto con traje negro, cabello castaño largo y lentes oscuros. Wastermann le desea suerte al desconocido y le dice que la humildad lo llevará lejos en ese negocio y que, si está dispuesto a morir de pie, se asegurará de su bienestar médico y profesional. El hombre de lentes oscuros le da las gracias.

Wastermann replica que, caso contrario, su final será diferente. "Que nuestra gloria y la suya sea contigo" agrega, y cuando el hombre responde, el Don mafioso inicia un extraño discurso: "Dichoso seas tú de tener el derecho y el deber de ser el verdugo, el cordero convertido en lobo que desata nuestra ira divina sobre aquellos pobres desgraciados que se perdieron en el camino, disfruta el momento, no se repetirá". El desconocido le vuelve a agradecer y cuelga. Ahí, revela que no le cae bien Wastermann, llamándolo viejo inútil, y afirma que cuando tenga oportunidad se deshará de él.

Los Más Buscados 5.png

El asesino de la Junta y los dos agentes del F.B.I. a punto de hablar con Ramírez.

En ese momento, se muestra que el desconocido está en la entrada trasera a la comisaría de San Fierro con dos agentes del F.B.I., a los que les pregunta si están listos para un poco de sangre policial. El que está cuidando la entrada no es otro que el agente Ramírez (el cual era amigo de Désmond por no ser corrupto). Ramírez los deja pasar, pues sabe que van a limpiar el lugar de la corrupción constante a la que se ha tenido que enfrentar todos esos meses. El asesino de la Junta y los dos del F.B.I. entran en la comisaría. Otro grupo de agentes, también acompañados por S.W.A.Ts, están atacando el Barrio Chino y a los hombres de Raymundo. También un grupo está atacando el Casino Cuatro Dragones.

Ninguno de los hombres de Raymundo logra sobrevivir ni matar a alguno de los agentes, cayendo como moscas durante el enfrentamiento armado a pesar de los trajes blindados. Mientras, los agentes del F.B.I. y el desconocido asesino de la Junta están matando policías en la comisaría para llegar hasta el Comisario Banderas, el único que trabajaba para Raymundo. El asesino de la Junta llega hasta Banderas, el cual alza las manos en señal de rendición, y lo ejecuta de un balazo en la cabeza. Son en total veintitrés policías muertos (contando a Banderas) y treinta y ocho mafiosos juntando a los del Barrio Chino y el Casino Cuatro Dragones.

Banderas muere.png

El asesino de la Junta matando a Banderas mientras se oye la voz de Wastermann.

Se muestra a Wastermann justo antes de que todas esas escenas de tiroteo comiencen, y el mafioso se pone a dar un discurso mental: San Andreas y todo el que siquiera considere posar sus garras en ella tienen que entender el miedo, miedo a aquellos que ensucian el asfalto y los vidrios de las ventanas con la sangre de sus propios súbditos. Hoy será un día de mártires y hogueras, un día de liberación, un día de insondable, insaciable, y por sobre todas las cosas... justa. El día de hoy no es ningún final ni mucho menos una tragedia. Este día es una celebración, una celebración de todo lo que es absoluto y por ende indescriptiblemente correcto en su inmensidad, hoy es para muchos el final y, para unos pocos, el principio.

A partir de mañana y luego de un día tan brillante e incomprensible como este, volverán a florecer, nutridos por la sangre de sus predecesores imperfectos e inferiores, los heraldos de un nuevo amanecer, nuestros sucesores. Al imaginar algo como esto, no puedo evitar pensar que un retraso como este no es más que un bello contratiempo, algo anecdótico y nada más. Esto es lo que tenía que pasar, y por esa razón al igual que nosotros no es ni más ni menos que... en ese momento Wastermann se corta en su discurso, cansado. "No puedo terminarlo" murmura, y afirma que debería pedirle ayuda a su nieto, al que "siempre se le han dado bien las palabras". Wastermann se retira de la habitación.

Los Más Buscados 6.png

María se niega a abandonar a Guillermo con Raymundo.

De nuevo en Red County, han pasado algunas horas y Raymundo todavía no encuentra a María y Guillermo, los cuales ni siquiera se han cambiado de escondite. Guillermo le dice a María que la responsabilidad cae sobre sus hombros, y le pide a María que huya, y que incluso si muere no va a importar con tal de salvarla a ella, pues de eso se trató su misión todo ese tiempo. María se niega, argumentando que no lo va a dejar cometer una estupidez, y que Matias está ahí afuera y ni siquiera saben si realmente murió. Guillermo replica que dos muertes son mejor que tres. "¿Qué clase de lógica subnormal es esa?" replica María, furiosa, y exige que, si van a salir de ese enfrentamiento, será juntos.

Guillermo le dice que en tal caso él hará que sobrevivan, y María le pregunta como, si ni siquiera se ha detenido a formular un plan. El hombre replica que se le ocurrirá algo sobre la marcha. Antes de darse vuelta, le dice a su mujer cuanto la ama. María le grita que no lo haga, pero Guillermo sale a la luz y apunta a Raymundo con su 9mm, preguntándole si lo estaba buscando. Raymundo se burla de él y le dice que no estaría bien matarlo sin más después de como lo han arruinado, sino que tiene derecho a divertirse un poco. Guillermo le pregunta si no lo cree capaz de disparar, y Raymundo responde que no. "Quizás este tiempo bajo fuego no te ha enseñado nada" replica Raymundo "y sigues siendo el gordo inútil que dejó su casa en algún lugar de Whestone sin tener la menor idea de en qué se estaba metiendo".

Los Más Buscados 7.png

Guillermo contempla matar a Raymundo.

Enfurecido, Guillermo lo calla y exige que tiene un plan, pero Raymundo niega tal cosa, y le dice que tiene algo mucho mejor en mente. Guillermo se queja mentalmente, le ha entregado la ventaja a Raymundo y ahora este de algún modo tiene poder sobre él. Raymundo le pide que lo siga, afirmando que no morirá hasta que así lo quiera él. El mafioso le dice que tiene mucha suerte por la ventaja que le han dado la intervención de Désmond y la de los Mountain Cloud Boys, aunque no descarta que alguien más esté metido en el éxito del grupo al que Guillermo pertenecía. Guillermo tiene la oportunidad de dispararle a Raymundo, pero no puede hacerlo, tiene problemas para jalar el gatillo.

Finalmente, Raymundo se da vuelta y le dice a Guillermo que ya está listo para el enfrentamiento de su vida, jurándole que no tocará un arma de fuego mientras él siga de pie. Guillermo se pone a disparar, la pistola funciona perfectamente y todo ha sido un tema psicológico, pero ha perdido la ventaja y, si bien Raymundo no le dispara, lo esquiva con absoluta facilidad. Raymundo le dice que desde el momento en el que comenzó a guiarlo hasta allá no pudo matarlo porque es un líder nato, y que así es como maneja una organización criminal. Solamente con la palabra impidió que le disparara, y de esa misma manera atacó cuando él le dijo que atacara.

Los Más Buscados 8.png

Raymundo apuntando a María.

A pesar de tener la pistola, Guillermo no le puede disparar y Raymundo lo golpea, haciéndolo caer al suelo, y de ese modo pudiendo Raymundo librarse de su juramento y sacar su Desert Eagle. Raymundo le dice que, si bien se ha estado burlando de él todo este tiempo, en realidad es admirable como ha logrado un gordo inútil como Guillermo llegar tan lejos en un asunto tan complicado, y agrega que debe tener dignidad y llamar a María para que muera con él. María los observa desde lejos y exige que no puede abandonar a su marido. Guillermo le dice a Raymundo que su esposa no está allí, y Raymundo se pone a golpearlo, llamando la atención de María, quien sale a la luz.

"Vaya, ¿no es frustrante, gordo?" le pregunta Raymundo a Guillermo, apuntando a María, "Absolutamente nadie aquí valora tus esfuerzos". Guillermo grita que no, y Raymundo afirma que probablemente estaría muerto si hubieran dejado actuar a Matias, y exige que son una decepción hasta el final. Se escucha un disparo, Guillermo se pone de pie y trata de apuntar a Raymundo, pero repentinamente el lugar ha cambiado a un extraño color rojo, y el mafioso ha desaparecido. En su lugar está el difunto agente Hernández, que lo lleva al lado del Comisario Jacobo Brucetti, que también está muerto. Désmond y Matias están detrás de él. Román se une a los pocos segundos.

Los Más Buscados 9.png

Guillermo alucina con los fantasmas del pasado (Matias, Désmond, Román, etc).

Los fantasmas proceden a acosar a Guillermo, recordándole que no es más que un gordo inútil que siempre representó un estorbo para la investigación. Román le dice a Désmond que Guillermo no los puede acompañar, y Désmond le pega un tiro en la cabeza al joven, argumentando que la investigación es suya (tal y como hizo cuando Román lo enfrentó por sus dudas sobre Tobías). Mientras se ve acosado por María, Matias y Désmond, Guillermo ve como Raymundo aparece y los ejecuta a todos con su Desert Eagle. Las voces de todos los fantasmas comienzan a recriminarle que no tiene un plan, y Guillermo, harto de que lo estén acosando, grita que se acabó, y le dispara a Raymundo en la cabeza, poniendo fin a la alucinación.

Guillermo reacciona y descubre que Raymundo aún no le ha disparado a María, gritándole al mafioso que todavía pueden tener una última apuesta. Guillermo se burla de Raymundo y de su dramatismo excesivo de tal manera que el mafioso se queda sin palabras por un momento, preguntándose como adquirió el gordo tanta confianza. Guillermo le explica que la familia Abreda siempre estuvo en la miseria, y que sus padres tuvieron un hijo inútil cuando debían desembarazarse de horribles problemas. Guillermo agrega que siempre necesitó de un plan para mantenerse, pero que jamás lo tuvo. "Jamás... he... tenido... un plan" agrega furioso "así es como terminé teniendo un hijo y casándome mucho antes de siquiera alcanzar una situación económica estable, así fue como terminé en un trabajo cualquiera que no impresionaría a nadie, y así fue como terminé involucrándome con los peores criminales".

Los Más Buscados 10.png

María llorando sobre su hijo, moribundo por el disparo.

Sin embargo, el hombre se da vuelta y agrega que, si lo ve desde un ángulo diferente, se convierte en una historia de lo más interesante, y que a pesar de ser un inútil, logró mantenerse de pie, llevar a su familia adelante, y darle una vida plena a su hijo (sin contar el tiempo que pasó deseando venganza). A pesar de tener un empleo sin futuro, fue gracias a que trabajaba en el canal de televisión que logró manipular la radio y conseguir que el grupo llegara a Black & White. Guillermo sigue burlándose de Raymundo, que le dispara, pero falla por poco. Los dos hombres inician un combate cuerpo a cuerpo. Mientras, María llega hasta donde yacen Matias y Désmond y comprueba que su hijo sigue con vida, pero muy lastimado.

María llora y se disculpa con su hijo, gritando que debería ser ella la que tendría que yacer en el suelo con un tiro y no él. Arriba, Raymundo rompe su promesa y saca el arma, intentando disparar a Guillermo para salvar su vida, el hombre se cubre y el mafioso se burla de que ha perdido la confianza que tenía hace un rato. Su bravuconería se corta cuando descubre que se ha quedado sin balas. Guillermo se pregunta por qué ha dejado de disparar, y Raymundo corre hacia donde está María con Matias. María le pregunta donde está Guillermo, y el hombre replica que su preocupación debería ser otra.

Los Más Buscados 11.png

Manson y Sally llegando al lugar de los hechos antes que los demás agentes.

En un risco cercano, aparecen el agente Manson Peretti y su compañero, Sally. Peretti revela pensar que el agente renegado, Désmond, matará a Raymundo (el objetivo del operativo policial) en unos segundos, pero se sorprende mucho cuando ve que Désmond yace en el suelo y que son Guillermo y María los que están en batalla con Raymundo. Sally se queja con Manson de que están en servicio, y que su comportamiento es muy extraño. Manson piensa que hay demasiado público, y tiene un mal presentimiento sobre lo que está ocurriendo, pues sabía que el agente renegado involucraría a varias personas, pero no sabía que tantas, y menos que las iba a juntar en un período tan corto de tiempo. Algo ha salido mal.

En el muelle, Raymundo le exige a María que se aparte de Matias para que pueda recuperar su escopeta recortada. Ella, que no sabe que el mafioso se ha quedado sin balas, se aparta, y Raymundo coge la escopeta, argumentando que la quiere para volarles la cabeza a ella y al gordo inútil de su marido. Desde el otro risco, en el que no están Manson y Sally, René con su rifle avista a los policías. "Parece que todos los buitres se agolpan para almorzarse los restos después de la tormenta" susurra "muchos inversores van a prestarle atención a este incidente", aunque nota que Manson y Sally en realidad no tienen pinta de ser parte del personal, lo cual es sospechoso.

Los Más Buscados 12.png

Désmond disparándole a Raymundo en el estómago.

Desde el suelo, cuando Raymundo está por ejecutar a María, Matias se pone a gritar que no, revelando que sigue con vida. Guillermo llega para salvar a su esposa e hijo, pero hace demasiado ruido y Raymundo se da cuenta de su presencia, aunque la escopeta se le cae y vuelve a pelear a golpes con el hombre. María chilla que ya tuvo suficiente y agarra la escopeta, apuntando a Raymundo. Este alza la Desert Eagle vacía y la vuelve a engañar para que le de el arma, caso contrario matará a su familia y a ella. María no tiene otra opción. Raymundo le dice que se prepare para morir, pero para sorpresa de todos Désmond se pone de pie y le dice que es un imbécil. El fugitivo saca su pistola y dispara a Raymundo tres veces en el estómago.

Malherido, y sin poder creer que haya sido lastimado por fin, Raymundo grita que es todo culpa de él mismo por no haberlos rematado a todos y por perder tiempo con Guillermo. De todas formas, Raymundo se alegra, diciéndole a Désmond que prefiere mil veces morir a manos de él que ser asesinado por gente de tan baja estofa como lo son Guillermo y Matias. Mientras María atiende a sus heridos esposo e hijo, Désmond trata de coaccionar a Raymundo para que le hable sobre la asociación de su mafia con el F.B.I., pero no logra que el hombre hable nada y el malherido mafioso camina tranquilamente por el bosque sin escucharlo. Guillermo se levanta y con María proceden a atender a Matias.

Los Más Buscados 13.png

Raymundo siendo interrogado por Désmond, aunque no revela nada sobre el F.B.I. o las demás organizaciones.

Matias sobrevive, pero solo logra gritar "¡Raymundo es mío, joder!" mientras María y Guillermo dan las gracias a Dios por que su único hijo sobreviviera. Mientras, Désmond le pregunta a Raymundo qué otras agencias están involucradas, pero Raymundo parece no saber de qué está hablando. Désmond le dispara a ambas piernas, dejándolo mucho más herido. "Vas a matarme, no te dejaré otra opción" escupe el mafioso, deseando de sobremanera que lo mate el fugitivo antes que los altos mandos. Abajo, Guillermo se pone de pie, y dice que tiene que terminarlo para que estén a salvo. María le grita que no, pero Guillermo no la oye. Raymundo se queja de que le han disparado en las piernas, y Désmond colpasa porque no aguanta el dolor de sus múltiples heridas, y piensa que si no se atiende pronto, morirá.

Desde arriba, la escena es observada por Manson y Sally. Manson piensa que el asunto se ha complicado más de lo debido. "Así que esto es de lo que es capaz el agente Lazarévic" menciona, revelando que no solo lo conoce, sino que además es consciente de algo de lo que ha hecho con el grupo de Désmond, y de que su suicidio es falso. Sin embargo, no parece saber que está muerto, pues menciona que le gustaría "hacerle una visita". Del otro lado, René se lamenta de como le gustaría dejar que Raymundo muera desangrado, pero de todas formas si Désmond muere tendrá que rematarlo. El hombre de Wastermann alza su rifle de francotirador, mientras que Raymundo intenta escaparse. Raymundo grita varias veces "debo irme, debo irme" arrastrándose con dificultad sobre sus piernas mutiladas.

Los Más Buscados 14.png

Guillermo acaba definitivamente con Raymundo.

Cuando René está por dispararle, Guillermo aparece por detrás con la 9mm y le grita que va a pagar por todo lo que ha hecho. Sabedor de que si Guillermo ejecuta a Raymundo los condenará a todos, Désmond grita que no lo haga, sin éxito. Raymundo se burla, y afirma que siempre estuvo listo para lo que se le viene. Guillermo le pregunta si se siente algo arrepentido por todo lo que ha hecho. "Ja, tal vez ese sea el caso" replica Raymundo. Guillermo ve esto como otra burla, gritando: "¡Hijo de puta! ¿Te piensas que te voy a tener piedad solo porque todos creen que soy un inútil? Estoy harto de que me subestimen." Guillermo levanta el arma y dispara múltiples veces a Raymundo. Al fin, un balazo le acierta en la cara al mafioso, matándolo.

Desde el risco, Manson celebra el plan de Lazarévic, argumentando que se ha ganado su respeto. Todo estaba perfectamente calculado para que Matias o Guillermo mataran a Raymundo y de ese modo Désmond no tuviera que verse involucrado con el submundo mafioso, teniendo que convertirse en el más buscado del F.B.I., pero no del crimen organizado, como ahora se ha convertido Guillermo. Désmond se pone de pie y le grita a Guillermo que lo ha arruinado todo, y que ha condenado a su familia al exilio total por el resto de sus vidas. Guillermo le recrimina que Raymundo los iba a matar a todos, y que además todo ese tiempo les ocultó información, los mantuvo engañados, y los ha manejado, así que todo es culpa suya.

Los Más Buscados 15.png

Matias y Désmond iniciando un pequeño combate.

El fugitivo replica que "todo el mundo está mirando", a lo que René y Mason observan la escena con más suspicacia. "Créeme, aquí hay gente oculta muy poderosa, como que mi nombre es Désmond Tisernica" escupe. Guillermo se sorprende de que el agente renegado incluso les haya ocultado su apellido, y se enfurece con el hombre por haberlos mantenido a todos bajo su liderazgo sin darles la información que necesitaban, viéndolo como un signo de que en realidad jamás confió plenamente en ellos. Désmond replica argumentando que es muy arrogante, y que no peleó a su lado, sino al margen de su investigación. "Solo querías recuperar a tu esposa, no te molestó poner en riesgo ni a tu hijo ni a Román" agrega, groseramente.

Désmond le dice que tiene que formular un plan para sacarse de encima a la gente que está allí y poder huir para salvar sus vidas, cuando Matias aparece por detrás. Désmond trata de razonar con el hombre, pero Matias replica que Raymundo era suyo, creyendo que ha sido el fugitivo quien lo mató, y trata de golpearlo. Con suma facilidad, a pesar de todas sus heridas, Désmond lo esquiva y Guillermo grita que él mató a Raymundo. Mientras, en el risco, René se burla de lo que sucede. "Si creía que todo iba a estallar, pues ha sido una jodida supernova" afirma, marchándose del lugar con su rifle en mano.

Los Más Buscados 16.png

Désmond explicando lo que está pasando con el crimen organizado.

De nuevo en la orilla del río, María les pregunta qué hacen peleando si Raymundo ya se murió. Désmond se acerca a Guillermo. "Guillermo, voy a ignorar el hecho de que el imbécil de tu hijo se merece que le baje todos los dientes por un segundo", dejando al iracundo hijo de los Abreda solo. Matias simplemente murmura que no da más, y se cae contra un árbol, siendo atendido por María. Désmond le explica a Guillermo brevemente como todo el crimen organizado del país (y tal vez del mundo) está ligado de una forma u otra con el incidente de Raymundo. Désmond explica que, de una forma u otra, los Abreda ahora son para todo el crimen organizado, probablemente a nivel mundial, los más buscados.

El fugitivo les dice a los Abreda que es tiempo de que se separen, tienen que llevar a Matias a una clínica para que le atiendan la herida de bala, y luego deben ocultarse en Los Santos, que será el sitio más seguro de todo lo que va a suceder. Désmond le dice que las pandillas (Families, los Vagos, los Ballas y los Aztecas) van a revolucionarse, causando muchos disturbios. Cualquier otra parte del estado, o intento de escape del país, para los Abreda sería una muerte segura. La policía no servirá. Los únicos en los que ahora podrán confiar van a ser pandilleros, y tendrán que unirse a ellos. Désmond le dice a Matias que ahora debe de tener la responsabilidad de proteger a sus padres.

Los Más Buscados 17.png

René en su Super GT, informando a Wastermann de lo sucedido.

Matias se pone de pie y le exige que no lo hará para hacerle ningún favor, sino simplemente porque ama a su padres y que es por eso, que acepta protegerlos a toda costa, pidiéndole a Désmond que deje de provocarlo, llamándolo infeliz. El fugitivo replica que es mejor así, nada más. Mientras, René se sube a su Super GT y se marcha velozmente para Los Santos. En el camino, telefonea a Wastermann, y le comunica que Raymundo está muerto exactamente del modo que el Don mafioso lo predijo: un don nadie se entrometió en el enfrentamiento y lo mató. "Pobre hombre, se acaba de suscribir a un infierno por el resto de su vida" dice, Wastermann le responde algo desconocido, y René cuelga para continuar conduciendo.

Una vez más en el bosque, Guillermo se lamenta de que su vida está arruinada, y se escuchan las sirenas policiales que se acercan. Son los compañeros de Manson y Sally, que vienen a por Raymundo. Désmond les explica a los Abreda que él tampoco salió bien parado, y que no pueden darse el lujo de ser atrapados por la policía y convertirse en blancos fáciles, deben escapar y llevar a Matias a que le traten las heridas. Désmond se da vuelta y sale corriendo, mientras Guillermo le pide desesperado que no los abandone. Sin embargo, el fugitivo no los escucha, y Guillermo le grita que es de lo peor, y que los ha traicionado a todos. Con María, deciden que van a cargar a Matias hasta el coche de alguno de los mafiosos que trataron de ayudar a Raymundo. Matias grita que matará a Désmond la próxima vez que lo vea. "Es un traidor, y los traidores merecen morir".

Los Más Buscados 18.png

Désmond dándose cuenta de que se ha convertido en "el hijo de puta".

Por su parte, Démsmond corre hacia la granja, donde todavía yace el cuerpo de Saúl Gilliam. Mientras camina hacia un coche, explica mentalmente que era mejor así, traicionar a los Abreda para que huyan por su lado, pues si se hubieran aliado la mafia y el F.B.I. trabajarían en conjunto contra los cuatro y caerían el doble de rápido, mientras que, si persiguen a objetivos diferentes y dispersos, será un poco más fácil esconderse para los cuatro fugitivos. Désmond se dice que no había otra forma de convencerlos que rechazándolos y portándose como se portó. "Por eso tuve que actuar de esa manera tan... tan... hija de puta...". Susurrando que Lazarévic tenía razón, Désmond se sube a una camioneta y se marcha.

Mientras, María y Guillermo se llevan a Matias en un coche. María le pide a Guillermo que acelere, pues la policía ya está sitiando la granja. La familia Abreda desaparece en el horizonte. Manson le dice a Sally desde su posición que es hora de unirse a los demás hombres en el operativo. Los policías se reúnen alrededor de Manson y Sally, sorprendidos de que hayan llegado tan rápido a la escena del crimen. Manson replica que sabe conducir mejor que ellos y comienza a mostrarles un gráfico bastante mal hecho del lugar. Los policías se burlan de su forma de dibujar y Manson les da la razón, enseñándoles a que lugar debe ir cada escuadrón para hacer la limpieza del tiroteo. "Lamento informarles que las cosas están por ponerse aburridas, muchachos, prepárense para el peor papeleo de su vida" agrega, bromista.

Los Más Buscados 19.png

El cadáver de Raymundo después del enfrentamiento.

Los policías asignados comienzan a descender la colina con Manson. Sally le recrimina que le esconde muchas cosas para ser su compañero, y Manson replica que tarde o temprano le explicará todo, pero que de momento debe esperar. Manson afirma que se ha mostrado jocoso para divertir a sus colegas, pero que es un día de luto, no solo por la muerte de Raymundo, sino por lo que va a pasar después. Manson le muestra a Sally el cuerpo de Raymundo, el cual ha quedado casi irreconocible como consecuencia de los balazos que le dio Guillermo. "Dio batalla hasta el final y murió en su ley... un auténtico pendejo" dictamina Manson. Se enfoca el cuerpo de Raymundo, destrozado. Los policías deciden seguir trabajando.

Una semana más tarde, ya se notan las repercuciones. Las noticias anuncian que el alcalde Ernesto Gilliam, ha decidido dar una conferencia de prensa sobre lo sucedido. Ya se ha desenmascarado todo el plan de Raymundo y la gente pide respuestas. Ernesto anuncia que ha perdido a su hijo, y a sus hermanos Saúl y Francisco (Paco), sin contar a todos sus parientes lejanos y a su ex-esposa, Ángela McCain. Ernesto exige que, sin importar que estén muertos los culpables, seguirá investigando para que todos paguen por lo sucedido, y que no va a ceder el poder, pues le queda un año de mandato y no se va a dejar amedrentar por los mafiosos. Las noticias también hablan de las veintitrés muertes en la comisaría, y las treinta y ocho del Barrio Chino y el Casino Cuatro Dragones. Toda la información que están pasando se corta cuando el televisor utilizado como punto de referencia se rompe, y su dueño se queja.

Los Más Buscados 20.png

René y Wastermann en el estudio de grabación de la mansión, a punto de enviar el mensaje de radio al crimen organizado.

En el estudio de grabación de la mansión de Los Santos, René y Wastermann de nuevo están reunidos. Wastermann está dentro de la cabina, y le pide a René que conecte el micrófono para dar un importante anuncio. Wastermann dice que están a un paso más del nuevo milenio, y quiere que todas las redes del crimen organizado lo escuchen. Wastermann da entonces una orden de muerte contra Guillermo Abreda, su esposa María Aguilar de Abreda, y su hijo Matias Abreda. Don Wastermann afirma que son pobres y están asustados, así que no representarán un problema, pero ofrece mucho a quien consiga matarlos. Wastermann dice que lo único que piden es evidencia fotográfica de la defunción de la familia, y que tiene que ser "tan entretenida como sea posible".

Wastermann dice que la recompensa es de un millón de dólares para el que lleve la evidencia fotográfica a sus oficinas de Liberty City, y afirma que el nuevo milenio va a empezar con el derramamiento de la sangre de los Abreda. El mensaje es escuchado por el asesino de lentes oscuros, el cual piensa que Wastermann pierde el tiempo con estupideces, dando mensajes de radio sin sentido. Sin embargo, hay gente interesante escuchando el mensaje: un grupo de mafiosos en unas oficinas se burlan de un hombre, preguntándole si piensa participar. El hombre resulta ser el asesino Jack Harvester, que sobrevivió a su enfrentamiento con Désmond y Román, y afirma que no, que no está de humor, por lo que sus compañeros ríen.

Los Más Buscados 21.png

Albatross lamenta la muerte de Lazarévic y decide darle caza a Désmond.

Entretanto, en una habitación aparentemente vacía, Tobías Murphy está sentado en una silla, comunicándole a alguien que Désmond asesinó al agente Eduardo Lazarévic y desbarató la operación Rosenroth, y que al final del día un desconocido asesinó a Raymundo Viapatzzi, y que todo eso es culpa de Désmond por haber involucrado a demasiadas personas. También lo acusa de la muerte de los familiares del alcalde, del comisario Jacobo Brucetti y de los fallecidos Mountain Cloud Boys (cosa que sí es culpa de Raymundo). El desconocido con el que habla (con una voz muy grave por un altavoz), le pregunta si ese va a ser su reporte final, y Tobías afirma que sí. "Muy bien, agradecemos su colaboración", dice el desconocido.

En otro lugar, las oficinas del F.B.I., un hombre mira muy desconcertado el vídeo filmado por Tobías en el que Désmond ejecuta sin piedad a Lazarévic (sin sonido se interpreta de manera diferente). El agente no puede creer lo que está viendo y se pregunta por qué alguien como Désmond los traicionaría, exigiendo que es una persona muy sucia. El hombre se lamenta, y exige que va a atrapar a Désmond, y que hizo muy bien en haberlo despedido de la misión mucho tiempo atrás, revelando ser el jefe de la operación, Oswald Albatross. Albatross jura que va a dar caza al agente renegado.

Los Más Buscados 22.png

El mensaje final de la serie.

Algún tiempo después, una pareja se sube a su coche, un Banshee muy elegante, y ponen la radio. Una reportera dice que tiene el nombre de un hombre muy buscado, cuyo nombre es Désmond Tisernica y que está en la lista negra del F.B.I., afirmando que mató a varias personas del cuerpo de policía e incluso del F.B.I., lo cual lo vuelve alguien muy peligroso. El hombre apaga la radio y le dice a su novia que el mundo está cada vez más lleno de degenerados. "Está lleno de... hijos de puta" agrega en voz alta. La mujer responde que así parece, y ambos se marchan. El episodio termina con un mensaje diciendo que tanto Désmond, como Guillermo, María y Matias, se han convertido en... los más buscados.

Personajes Editar

Protagonistas Editar

Co-Protagonistas Editar

Secundarios Editar

MuertosEditar

  • Treinta y ocho miembros de la mafia de Raymundo, acribillados por los S.W.A.T. y el F.B.I.
  • Veintidos policías, acribillados por los S.W.A.T. y el F.B.I.
  • Comisario Banderas, disparo a la cabeza por el Asesino de la Junta.
  • Román Álvarez, acribillado por Désmond/nuevamente acribillado por Raymundo (dos veces en una alucinación de Guillermo).
  • Désmond Tisernica, acribillado por Raymundo. (en una alucinación de Guillermo).
  • Matias Abreda, acribillado por Raymundo (en una alucinación de Guillermo).
  • María Aguilar de Abreda, acribillada por Raymundo (en una alucinación de Guillermo).
  • Raymundo Viapatzzi, disparado múltiples veces y un tiro de gracia a la cabeza por Guillermo.

Título Editar

  • El título hace referencia a como los miembros de la familia Abreda se han convertido en los más buscados de todo el crimen organizado luego de que Guillermo mate a Raymundo, y Désmond se convierte en el más buscado del F.B.I.

Continuidad Editar

  • Guillermo ejecuta a Raymundo, siendo un giro brusco de los acontecimientos luego de que en los últimos episodios la idea esperada era que Désmond o Matias lo mataran. La muerte de Raymundo convierte a Guillermo y su familia en el blanco de todo el crimen organizado del país, y tal vez del mundo, por lo que deben huir a Los Santos.
  • Raymundo intenta matar a Matias del mismo modo que mató a Woozie, disparándole por la espalda.
  • Durante su alucinación, Guillermo ve a personas que murieron en la serie y miembros de su familia, van apareciendo en el orden en el que murieron:
    • El agente Hernández (asesinado por Désmond en "El Ataque de los Rifas")
    • Jacobo Brucetti (asesinado por Derek en "Las Órdenes de Raymundo")
    • Román Álvarez (accidentalmente asesinado por Matias en "Derrotados")
    • Désmond y Matias (durante la primera mitad del episodio se los cree muertos luego del disparo de Raymundo, pero se revela que siguen con vida)
    • María (Guillermo cree que Raymundo la mató durante la alucinación, al despertar comprueba que no es así)
  • Se revela, entre otras cosas:
    • Que el poder de Wastermann sobre la mafia no es tampoco absoluto, pues él menciona por teléfono que "tan solo su bendición" no habría bastado, y que necesito la de "toda la junta".
    • Que el verdadero apellido de Désmond es "Tisernica".
    • Que Jack Harvester sigue con vida, después de ser abandonado en el desierto en "El Impacto".
    • Que el nombre de la ex-esposa del alcalde (muerta en "La Corazonada de Désmond") es Ángela McCain.
    • Que Manson Peretti conoce a Lazarévic y está al tanto de sus planes (si bien no de su muerte en "La Verdad")
    • Que la serie transcurre en los noventa, dado que Wastermann hace referencia al "nuevo milenio".
  • Los S.W.A.T. y el F.B.I. masacran el Barrio Chino, acabando con los hombres de Raymundo (38 muertes), y la comisaría, matando a veintitrés policías incluyendo al Comisario Banderas. Se revela que Ramírez les dio acceso a la comisaría con tal de acabar con la corrupción.
  • A pesar de que Matias no consiguió matar a Raymundo, el escenario en el que el mafioso fue encontrado muerto fue precisamente el mismo que el joven planteó en "La Corazonada de Désmond", como el que le gustaría para la muerte de Raymundo: "en una zanja, con el cuerpo lleno de tiros".

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar