FANDOM


Niko Gang
Niko Gang 1
Apariciones El mito de Gang
Familia Ex-esposa muerta
Catalina (esposa)
Bandas La Organización
Estado {{{Estado}}}
Frase  ?
Especie Humano
Aliados Karkof
Leon
Catalina
Vladimir
Alex
Line
Bruno
Lorenzo Viera (hasta 1990)
Armas  ?

Niko Gang (Nacido en 1957 - Desaparecido en 1991, a los 34 años), escondido con el nombre de Víctor Rossi, es el protagonista de la serie El mito de Gang. Fue creado por el gran loquendero Lauxer. Niko tiene 33 años al principio de la serie y 35 al final.

HistoriaEditar

Vida anteriorEditar

Nacimiento y juventudEditar

El Superior

Lorenzo Viera, el antiguo jefe de Niko.

Niko Gang, a pesar de aparecer ya adulto, tiene una larga biografía, que es relatada a medida que avanza la serie. Niko Gang nació en 1957, en Ganton, Los Santos. Cuando nació, su padre ya había muerto. Cuando tenía ocho años, en 1965, su madre fue asesinada por un camello de mierda para conseguir su reloj. Tan solo seis días después, el joven Niko mató al camello y fue enviado a una correccional para menores durante diez años.

AdultésEditar

Al salir de la correccional, Niko juró hacer las cosas bien. A los dieciocho años, en 1975, comenzó a trabajar de mecánico, ya que se le daban muy bien los coches. Con este trabajo se pagó la escuela policial, pero tuvo que ir al campo de tiro, Ammu-Nation, pues el sargento Lorenzo Viera, el corrupto, le dijo que si no mejoraba, nunca llegaría a ser policía, sin embargo, Niko aprendió y lo logró. Al poco tiempo, Niko se convirtió en uno de los más famosos polis de Los Santos, conocido como el único incorruptible y el más serio y amable. Niko se casó con una mujer en 1985. Pero, debido al trabajo, no pudo ocuparse mucho de su esposa.

El mito de GangEditar

EncarcelamientoEditar

La trampa de la policíaEditar

En su casa, algo nervioso por la misión peligrosa que se le aproxima, Niko recibe una llamada de su jefe, Lorenzo Viera, que le dice que vaya a una casa a descubrir a unos traficantes de droga de la banda Los Ballas. Niko fue, y descubre simplemente a un hombre, al que mata. Al salir de esa casa, los policías le tienden una trampa y lo detienen por el reciente asesinato de su esposa, y el de la hija del alcalde.

En la cárcelEditar

Niko, a pesar de repetir hasta el cansancio que no era el asesino, es llevado a la cárcel. Allí, conoce a Joan Carlo Lucciano, líder de la organización mafiosa "La Berlina". Este le dice que ya sabe su historia, y que Lorenzo Viera no es el único corrupto ni el único involucrado del arresto, sinó que fue Safras Berluchi, el mafioso jefe de "La Roketa", el que mantiene a la comisaría sometida a su yugo y que fue quien modificó las pruebas para incriminarlo, además de haber sido él quien mató a la niña y a la señora Gang. Niko, furioso, decide cobrar venganza.

Huida a San FierroEditar

La persecusiónEditar
Víctor Rossi

El nuevo Niko Gang.

Niko le pregunta a Lucciano que es lo que puede él hacer. Lucciano le promete ayuda, y le dice simplemente que él puede sacarlo de esa prisión, y que solo debe ser su conductor y asesino personal al salir de allí. Niko acepta, pero le responde que, por si no lo ha notado, son los seres más buscados de todo el estado de San Andreas. Lucciano le dice que la poli le tiene miedo, y que luego lo llevará con un cirujano plástico amigo suyo, que le cambiará la cara y le dará una nueva identidad. Niko acepta. A la hora de comer, el guardia de seguridad llega a abrir la puerta. Niko utiliza su cuchilló para apuñalarlo y lo mata. Al salir de allí, cruzando el pasillo, se ven forzados a degollar a todos los polis presentes. Huyendo de allí, son emboscados por el agente Turcus, un ser corrupto y malvado. Turcus los sigue por todo San Andreas, pero acaba perdiéndolos.
Llegada a San FierroEditar

Niko y Lucciano llegan a San Fierro y se suben a una moto, en lo que Niko es guiado por Lucciano a una casa. Allí, al día siguiente, recibe una llamada de un amigo de Lucciano, Fernando, líder de las pandillas aliadas, que le dice que lo llevará con el cirujano. Niko sale y encuentra a Fernando, que lo sube a su moto. Juntos llegan a la casa de Trevor, el cirujano plástico de puta madre. Este lo opera y le da una nueva identidad, Víctor Rossi, un mafioso de aspecto temible. Lucciano, en el garaje de su propiedad, ve su antiguamente apuesto rostro convertido en el temible mafioso ante su vista y sus benignos ojos verdes convertidos en severos ojos negros, y afirma que Trevor conservará por siempre su toque, debido a que "No lo reconoce ni Dios".

El "gorila" favoritoEditar

En el garajeEditar
Leonard

Leonard, el "gorila" favorito de Lucciano.

Esa misma mañana, Niko conoce a un "gorila" de Lucciano. El temible Leonard, un sujeto musculoso y calculador que trabaja en La Berlina desde hace diez años. Leonard saluda a Niko y le dice que pronto se llevarán de lo más bien. Aunque Niko simplemente quiere cobrar su venganza, y con eso, morir luchando. Leonard lo convence de permanecer con vida tiempo después. Aún así, Lucciano le dice que primero deberá aprender artes marciales con el sabio maestro Chi Lú, un chino muy inteligente que tiene tratos regulares con la mafia de San Andreas. Leonard le dice que él lo va a guiar hasta el gimnasio.
El maestro Chi LúEditar

En el camino, Leonard le advierte a Niko que Lú no lo ayudará si no es un hombre callado y respetuoso, y que las artes marciales que le enseñará son "la puta hostia". Niko le dice que, si es tan viejo como puede hacerlas, y que si son "la puta hostia", por que no es el jefe. Leonard simplemente le dice "seriedad, Víctor", ya que no sabe que su verdadero nombre es Niko Gang. En el gimnasio, Leonard le presenta a Lú y a Harvin Cuolovich, otro colega de Lucciano. Luego, le pide a Lú que le enseñe a Niko, pero este simplemente le dice que en su alma solo ve dolor y rabia. Leonard lo convence finalmente. Niko aprende artes marciales con Lú, luego de terminar derrotándolo en una temible batalla.

El traficanteEditar

Ya afuera del gimnasio, Leonard le dice a "Víctor" que lo que deben hacer ahora es enfrentarse a las bandas enemigas orientales, y de esa forma despertar la cólera de Safras Berluchi, ya que él tiene controlados a los chinos y japoneses de la costa de todo el estado. Víctor descubre que les han robado el deportivo, por lo que se roban el que estaba al lado del gimnasio, sin saber que pertenecía al maestro Lú. Primero, antes de molestarse por los chinos, deberán encargarse de un asunto importante. Hay un terrible traficante que trabaja con Berluchi desde hace años y que vive en un apartamento en la colina del camino doblado. Allí, Víctor se mete en la casa y ve que hay una prostituta, pero Víctor la deja vivir. Entra en el cuarto y mata al traficante. Al salir, Leonard lo felicita por el trabajo bien hecho, y le dice que debe ser un super-asesino para que Lucciano lo tenga como as bajo la manga.

Los chinosEditar

Muerto el traficante, deberán ocuparse ahora de los chinos, que están sometidos al yugo de Berluchi. Víctor conduce hasta el muelle, donde encuentran a tres de los chinos de Berluchi. Víctor acuchilla a dos y deja vivo al último, que le pide por favor que lo deje vivir, puesto que él es americano, lo cual es mentira ya que cubre sus ojos chinos con lentes de sol. Leonard le dice que puede considerarse afortunado de no morir, y que le diga a Berluchi que La Berlina resubirá. Mientras conducen, Leonard felicita a Víctor, ya que el chino "se ha cagado encima". De vuelta en el garaje, Leonard le da a Víctor un papel con una dirección y le dice que Lucciano le compró una suite en uno de los mejores hoteles para que viva mientras trabajan juntos. Víctor deja a Leonard y se marcha. Juntos se llevan muy bien durante un breve período.

El experto en ParkourEditar

Regreso al garajeEditar
Karkof Kraken

Karkof, el experto en Parkour de La Berlina.

Al día siguiente, Víctor vuelve al garaje, quejándose del calor y de que, debido a una serie de contratiempos, no han podido encontrarle un coche nuevo para si. Al entrar en el garaje, Lucciano y Leonard están muy consternados, ya que Karkof Kraken, el experto en Parkour de La Berlina, aún no regresa de cierta misión. Resulta que Karkof fue enviado a buscar a uno o dos miembros de La Roketa, y atraerlos hacia el garaje, para tenderles una emboscada y sacarles toda la información posible. Sin embargo, hace dos horas que perdieron el contacto con él, y lo que ahora deben hacer es ir a rescatarlo. Leonard sugiere ir él solo, pero Víctor también se ofrece, por lo que Lucciano decide enviarlos a los dos. Víctor no sabe que coche usarán, pero Leonard le explica que son dueños de una consecionaria de coches, dirigida por el Sr. Morrinson, un vendedor corrupto.
Misión de rescateEditar

En el camino, Víctor descubre un rifle de francotirador, y le dice a Leonard que él sabe manejar uno por su experiencia en el manejo de armas. Leonard se lo da Víctor le pregunta hacia donde van. Leonard le dice que hacia el barrio chino, donde se vio por última vez a Karkof. Justo reciben una llamada del mafioso, que les dice que un tipo de La Roketa lo tiene arrinconado en un callejón de Chinatown. Leonard le regaña que no tiene remedio, ya que se metió en el principal escondite de los hombres de La Roketa. Sin embargo, continúan conduciendo hasta llegar. Allí, Víctor se sorprende de no ver al temible mafioso que esperaba encontrar, sino a un educado y agradable joven, que está muerto de miedo frenta a otro tipo armado. Víctor amenaza al miembro de La Roketa con su francotirador y le ordena meterse al coche. Juntos conducen por un rato, y Víctor nota que el mafioso se ha meado encima.

Las bombasEditar

El asesinato de JuniorEditar
Sr

El señor Morrinson, dueño de la concesionaria.

Víctor, tras rescatar a Karkof, recibe la orden de Lucciano de que han descubierto a un soplón de Berluchi, Junior, el dueño de la autoescuela. Sorprende que la autoescuela de Junior no se haya ido a la mierda, y es por que el jefe de La Roketa lo mantiene a cambio de información. Víctor le promete que lo rajará vivo, pero Lucciano lo convence de que debe parecer un accidente, y que simplemente vaya a ver al Sr. Morrinson, que le dará una bomba para que la ponga en el coche del hijo de puta, ya que no quiere que Berluchi se entere de que le han descubierto un soplón. Saliendo del garaje, Víctor conversa con Morrinson, que le da la bomba y se despide, diciéndole que en ese momento tiene clientes. Víctor pone la bomba en el coche de Junior y la detona en el momento en el que este se sube al mismo para irse a su casa desde la autoescuela. Saliendo del lugar antes de que la poli llegue, Víctor es asaltado por dos indigentes, pero los mata con su pistola.
El secuestroEditar

Al día siguiente, Víctor se despierta y ve a un coche haciendo un horrible ruido con el claxon, se intenta subir para ver la causa de tal sonido, sin embargo, el coche explota y lo deja muy malerido. Una ambulancia aparece y se lleva a Víctor. Sin embargo, en el camino, la ambulancia es atropellada por un camión misterioso. De él bajan el agente Turcus y otro agente de nombre desconocido, los cuales han sido enviados por Berluchi para exterminarlo de una vez por todas. Al ver que Víctor a sobrevivido a la explosión y al falso accidente, deciden llevárselo con él. Turcus, harto de su resistencia, decide matarlo él mismo. Saca su pistola y lo apunta en el coche. Sin embargo, alguien mata al poli desconocido. Es Leonard, el cual ha llegado a rescatar a Víctor. Turcus sale corriendo detrás de unos arbustos y se escapa. Víctor, en ese momento, reconoce a su ex-compañero de trabajo, y jura venganza contra él también.

Con LuccianoEditar

Lucciano se muestra furioso debido a que Berluchi utiliza a la policía corrupta contra él y sus "gorilas", por lo que decide que es el momento de atacar a Lorenzo Viera y con eso a Berluchi. Llama a Karkof y le dice que Víctor y él viajarán a Los Santos para ocuparse de unos asuntos, y también para protegerse de los posibles sabotajes que el jefe de La Roketa les pondrá en el camino. Karkof acepta viajar, y Lucciano le ordena organizar la mayor cantidad de explosivos que se puedan meter discretamente en un coche.

El viajeEditar

La partidaEditar

Karkof y Víctor están en una camioneta llena de explosivos. Lucciano, fuera de la camioneta, por la ventanilla, les advierte que tengan cuidado en su viaje, y que se cuiden de los explosivos. Luego les pide perdón por las catorce horas en coche que deben hacer, pues no hay otro modo de llegar sin ser descubiertos por Berluchi. Luego les explica que, al llegar a Los Santos, deben ir al cibercafé y recibir sus órdenes para la siguiente misión. Luego les advierte que Berluchi no estará dispuesto a perder la ciudad, por lo que intentará atacarlos.

La historia de KarkofEditar

Víctor conduce el coche. Durante el camino por la autopista, Víctor le cuenta a Karkof que Lucciano le dijo que a mitad de camino hay un pueblucho, y que pueden parar a comer. Ya en el campo, Víctor le pregunta a Karkof cual es su verdadero nombre y de donde procede, pues es muy joven para andar en esos negocios y parece un buen muchacho. Karkof le dice que su verdadero nombre es Wiliam Farrel, pero que le dicen Karkof Kraken, porque es magnífico con la tecnología y es como si tuviera varios brazos. Luego le cuenta que nació en El Corona, Los Santos. Víctor dice que el es de Ganton, así que son vecinos. Karkof le cuenta que, cuando era Wiliam, trabajaba como repartidor de pizzas, y cada día iba con su hermano a visitar a su madre y a hacer saltos en bicicleta.

Un día, Wiliam, tras esperar por horas a su hermano, recibió una llamada de Berluchi, su hermano (que solía juntarse con los Families) había sido secuestrado. La única forma de salvarlo era ir a un punto de encuentro. Berluchi aprovechó y puso a la poli en su contra, colocando marihuana en su bicicleta. Wiliam, desesperado por encontrar a su hermano, fue al lugar. Atravesando la terrible explosión de coches policiales que provocó Berluchi para asustar a Lorenzo Viera y tomar el poder. Los mafiosos le dijeron que, si les daba la mochila y se iba, su hermano seguiría vivo. Todo fue mentira, el mafioso mató al hermano de Wiliam y este se vio obligado a unirse a La Berlina para vengarse. Al fin el coche llega al pueblo de Angel Pine, donde Víctor y Karkof paran. Bajan en el Cluckin’Bell a comer. El sujeto vestido de pollo les sirve la comida.

La parada forzosaEditar

De vuelta en Angel Pine, al terminar de comer. Karkof opina que esa comida es rápida por que es apestosa y asquerosa. El coche llega a una estación de servicio, donde Víctor debe reparár el coche, pues hay una explosión leve en el capó. Víctor le cuenta a Karkof que cuando tenía dieciocho, era mecánico. Luego, Víctor entra en la tienda y se compra un poco de comida, luego le dice al dependiente que se quede con el cambio, aunque el sujeto le dice que le falta mucho todavía. Víctor sale y él y Karkof entran de nuevo en la camioneta. Luego de eso, salen hacia Los Santos.

La OrganizaciónEditar

El secreto de VíctorEditar

Karkof y Víctor llegan a Los Santos. Llegan, y se estacionan delante de la casa que antes era de Víctor (cuando era Niko Gang). Víctor le dice a Karkof que espere, que esa era su casa y que volverá en un momento. Víctor entra y cierra la puerta con llave, sube las escaleras y encuentra su anillo de casado, lo cual buscaba desde hace tiempo. Afuera, Karkof, lleno de curiosidad, manipula la cerradura y entra. Al instante, Karkof se asusta, al descubrir que esa es la casa de Niko Gang. Llega Víctor, y Karkof le dice que deben irse, pues el poli Niko Gang llegará en cualquier momento. Vícor lo tranquiliza, y le dice que no se preocupe, que ya ha llegado. Karkof descubre que Víctor es Niko Gang. Sin embargo, Víctor le cuenta su historia y Karkof promete guardarse el secreto hasta la tumba.

Encuentro con Alex y LineEditar
Alex

Alex, líder de La Organización.

Juntos van al cibercafé, pero no pueden recibir las órdenes de Lucciano, porque está cerrado. Al salir al callejón, son emboscados por una figura encapuchada, y un ninja oculto con la parte visible del rostro pintada de rojo. Ambos se presentan como Alex (el encapuchado) y Line (el ninja), líderes de La Organización de Los Santos, una mafia derivada de La Siniestra 13, la cual trabaja encubierta. Alex les dice a Víctor y Karkof que, en cualquier momento, Lucciano los traicionará, por lo que les resultaría mejor que se unieran a La Organización, ya que Lucciano no busca la paz, sino el poder, y que, cuando obtenga lo que quiere, se deshará de ellos. Víctor le dice que por el momento no, aunque les promete pensárselo, así que Alex y Line se marchan por donde vinieron. Karkof se recupera del susto y luego afirma que "casi se caga encima", pero Niko no se lo toma en broma y decide pensárselo por un rato antes de reaccionar.
La misiónEditar

Víctor llama a Lucciano, para explicarle lo sucedido, aunque finalmente decide no contárselo. Lucciano les dice que deben regresar a San Fierro lo antes posible, aunque primero debe llamar la atención de Lorenzo Viera. La misión consiste en ir a la comisaría de Los Santos al día siguiente y poner unas bombas en un coche patrulla en el estacionamiento, con la intención de hacer retumbar el edificio completo y llamar mucho la atención. Víctor, encontrando además una forma de vengarse del corrupto Viera, decide aceptar. Debe ir al centro comercial de Berluchi para conseguir la bomba.

Víctor y Karkof se encuentran en la casa. Víctor le advierte al joven que no salga de la casa bajo ningún motivo, que él irá a la comisaría, colocará la bomba y se irá. Karkof acepta, con la condición de participar en la próxima misión. Víctor sale de la casa, y debe buscar la bomba que dejaron y que traían en el maletero. Tarda diez minutos en hayarla porque estaba escondida al fondo de todo. Víctor camina hacia la comisaría, pasa por detrás del guardia de seguridad con la bomba y entra en el estacionamiento. Víctor coloca la bomba entre dos patrullas, pero justo suena la alarma y debe ir corriendo lejos del lugar. El poli de la seguridad baja a investigar, al no ver a nadie, desconecta la alarma. Sin embargo, al acercarse a las patrullas, estas explotan y matan al poli.

Alianza con La OrganizaciónEditar

En la calle hacia Ganton, Víctor va caminando cuando una figura salta junto a él, es Line, el pupilo de Alex. Line le explica que necesitan ya una respuesta por parte suya, para ayudar a La Organización. Víctor acepta, pero le contesta que no sabe que conseguirá a cambio y que conseguirán ellos. Line le dice que, al estallar la guerra, no esté del lado de La Berlina. Luego le promete que limpiará la ciudad del crimen, y le dice que saben que él es Niko Gang. Como premio adicional, Line le dice a Víctor que, si acepta, para dentro de una hora, Alex se encargará del desgraciado Lorenzo Viera. Juntos, Karkof y Víctor matan a unas personas en un bar, ya que la mayoría trabajaban para Berluchi, y huyen a San Fierro

Regreso a San FierroEditar

Llegada y primera misiónEditar
Frankie

El regreso de Franki al negocio.

Al volver, Víctor descubre con gran pesar que Leonard ha sido asesinado por un poderoso y conocido gorila de Berluchi, el ítaloamericanense Angelo. Sin embargo, también se entera que se descubrió el cadáver de Lorenzo Viera en el puente de un estadio de Las Venturas. Símbolo de que Alex ha cumplido con su parte del trato. Lucciano envía a Víctor y a Karkof a diferentes misiones. Víctor debe ir a buscar a un sujeto por la ciudad que hace tiempo que no paga, y Karkof debe buscar a Catalina, la cual es una nueva adquicisión para La Berlina. Víctor va a ver al Sr. Morrinson, el cual le pregunta si por fin vino a comprarse un coche. Víctor le cuenta que arreglará un coche viejo, luego le pide un coche prestado y Morrison se lo da. Víctor se dirige a la casa del sujeto y sube a la azotea, luego lo mira con el rifle de francotirador. Lucciano le ha dicho que todas las tardes se sienta a tomar un wisky con unas putas. Víctor le apunta al sujeto al corazón y le dispara, matándolo. Luego huye del lugar apresuradamente, ya que los guardaespaldas casi lo han descubierto y lo persiguen..
Regreso con LúEditar

Víctor comienza a tener sueños raros, y lo relaciona con no haber ido en un tiempo con su maestro Lú. Se dirige al gimnasio y el tipo le cuenta historias sobre el Kung Fu, pero Víctor le dice que eso se lo ha sacado de los cómics. Juntos comienzan un arduo entrenamiento, hasta que Víctor adquiere conocimientos necesarios y sigue luchando con La Berlina.

CatalinaEditar

En búsqueda de MikeEditar
Catalina Gang

Catalina, la nueva adquisición.

Lucciano le dice a Víctor que, en cuanto llegue Catalina, ambos irán a por un sujeto que les dará información. Llega Catalina y ambos parten en busca del sujeto. En el camino, Víctor le cuenta algunas cosas a Catalina, pero no las suficientes para revelar su apadera. Catalina le cuenta que fingió su muerte por el disparo de Abuelete, y que tiene una hermana en Vice City, Karina, pero que la quiere protegida y no en la mafia. Víctor le explica a Catalina la misión: deberán ir a buscar a Mike, un viejo que trabaja para Berluchi y que sabrá donde encontrar a gente importante para liquidar, por lo que se dirigen a su club nocturno, el cual se encuentra al otro lado de la ciudad, debajo del puente que conecta San Fierro con el desierto.
La persecuciónEditar

Llegan y Catalina se queda fumando, mientras Víctor va a por Mike. Mientras Catalina no ve, Mike sale corriendo y se sube a su coche, escapando. Víctor corre y se sube también, Catalina se sube y se inicia una persecución, que acaba en túnel del risco en las afueras. Mike para, baja y se pone a disparar, Víctor hace lo mismo con Catalina y se inicia una lucha, hasta que Mike se queda sin balas y, bajo amenaza de Víctor, les confiesa que lo que ellos buscan está en un Motel en Los Santos. Víctor, ahora que ya ha conseguido lo que tiene y, siendo precavido respecto a que Mike llame a Berluchi para advertirle, lo mata. Catalina y Víctor parten hacia el Motel.

La trampa del motelEditar

En el Motel, Víctor y Catalina entran, el lugar a primera vista parece vacío. Víctor y Catalina se separan para estudiar y registrar las habitaciones. Víctor se mete en algunas y vuelve a la recepción, para encontrarse con un grupo de lacayos que lo atacan. Víctor los mata y huye. Luego le ordena a Catalina que se vaya con él, pues no la quiere muerta y luchar contra ellos sería un suicidio, Catalina lo acompaña y vuelven al garaje, quejándose de que Mike les mintiera y dudando sobre si era real o no que la droga se encontraba en el Motel como decía, sin embargo, llegan bien al garaje.

El comienzo de los problemasEditar

La "muerte" de CatalinaEditar

Víctor se encuentra reparando su nuevo coche, el cual encontró destrozado poco antes, el coche mejora, y él piensa que pronto acabará, llama Franki y le informa de la "muerte" de Catalina (sin saber que aún sigue con vida) y del secuestro y rescate de Karkof, luego le dice que Lucciano debe saberlo antes de actuar y cuelga. Víctor acude rápidamente a informar a Lucciano, que está totalmente enojado por el asunto de Catalina, pero que se vengarán.

Los disturbiosEditar

Berluchi pone una transmisión en toda televisión, megafono, radio o aparato. Berluchi vuela la estación de trenes y dice que volará la ciudad de San Fierro en mil pedazos en caso de que tanto Joan Carlo Lucciano como Víctor Rossi estén muertos antes de que pasen veinticuatro horas. Un grupo de gente de todo tipo de clases: dos millonarios, tres vagabundos, unas prostitutas y simples ciudadanos, están todos juntos con la intención de dividirse en grupos de búsqueda para hallar a Lucciano y Víctor. La gente también causa serios disturbios, asaltando negocios y robando televisores.

Ajenos a todo eso, Víctor y Lucciano guardan la mercancía que tienen en un galpón, sin embargo, ven los terribles disturbios en la ciudad. Víctor recibe una llamada de Alex, quien le informa de lo ocurrido con Berluchi, de su mensaje a todo San Fierro y de como toda la gente: millonarios, gente normal, prostitutas y vagabundos están en su contra ahora. Lucciano y Víctor huyen en una moto, esquivando a varios pueblerinos y policías enfadados que pretenden matarlos para sobrevivir, Lucciano dispara mientras Víctor conduce, hasta que huyen por la autopista, el barrio chino y otros lugares. Víctor dispara con Lucciano, se suben a un coche antiguo y conducen hacia el garaje, entrando por fin en él.

La huida del JokerEditar
El Joker

El Joker, se le aparece a Niko en el garaje.

Entretanto, la periodista y reportera Simona Weis, está en la televisión, informando que la policía no puede hacer nada y muy asustada, debido a que debe reportar en medio de tal caos, luego corta la transmisión. Víctor y Lucciano llegan al garaje, pero no están solos, detrás aparece El Joker, el cual está ahí, parado y riendo como loco. Víctor lo amenaza y le ordena que le diga donde está Berluchi escondido, pero Joker solo juega con él. Víctor le dice que igual que Berluchi tenía un plan para destruir San Fierro, pero Joker afirma que no tiene ningún plan preparado y que actúa sin pensar, no como la mafia de Berluchi o la policía. Víctor le dice que, en tal caso, ha matado a muchísima gente solo para ver arder a la ciudad y que se vuelva a Gotham City.

El Joker le dice que él no ha hecho nada, solo tomó el plan de Berluchi y trató de formar parte, pero falló, y que los ciudadanos de una ciudad se vuleven locos y se espantan por cualquier tontería. Víctor le dice que no es un monstruo y que no lo matará. El Joker le dice que no lo matará porque tiene superioridad moral y que él tampoco va a matarlo porque se divierte mucho. El Joker le dice que ambos estarán condenados a seguir así de por vida, y luego se marcha. En lo que se abren las puertas del garaje, El Joker se va riendo como un loco, diciendo que Berluchi tiene todo controlado.

El fin de los disturbiosEditar

La salida del garajeEditar

Víctor admite que El Joker tenía razón, que toda la ciudad se ha vuelto loca por culpa de la mafia. La Berlina había ganado muchas batallas pero no la guerra. Lucciano le dice que necesitan un milagro para salvarse, pues si Berluchi no los mata hará volar a San Fierro y que quiere verla destruida antes que en manos de otro. Según Lucciano, ambos se hunden como en el Titanic, diciéndole que, a propósito, dieron Titanic la noche anterior, y preguntándole si la ha visto. Víctor dice que no, que no la ha visto, Lucciano le pregunta varias veces si seguro no la vio. Hasta que Víctor, enojado, le grita que es verdad, vio la película y lloró. Luego dice que tiene ases bajo la manga, pero que teme que lleguen muy tarde. Víctor finalmente, decide marcharse del lugar y enfrentar su destino luego de ejecutar su venganza.

El secreto de LineEditar

Víctor y Line se reúnen. Line le informa que Berluchi se refugia en el Centro Comercial, y que es ahí donde debe extallar la guerra. Luego le dice que el comunicado de Berluchi fue cosa de infiltración para que él entrara en San Fierro y tenerlo a punta de pistola. Víctor le pide ayuda, pero Line le dice que no puede participar en la batalla, pues lo atormentan los fantasmas del pasado. Line le dice que, años atrás, trabajó como alumno del maestro Fang, con su amigo, Heng Ying. Su última lección era morir en la guerra, pero Heng no estaba dispuesto, por lo que mató al maestro delante de Line y arrasó con todo su pueblo. Heng Ying siempre persiguió a Line para acabar con el último sobreviviente de la masacre, y hasta se puso del lado de Berluchi. Line no se coinsidera a la altura de él, por lo que no cree poder luchar, pero Víctor tratará de convencerlo.

La Guerra por San AndreasEditar

Los preparativosEditar
Viejo Abuelete

El Viejo Abuelete, un traidor.

Franki y Karkof al fin han localizado a Víctor, cerca de un supermercado. Víctor les cuenta que Berluchi está en la ciudadela del sur, el Centro Comercial, y que no puede salir de allí, Franki le explica que La Organización también a contactado con él. Entretanto, uno de los lacayos de Berluchi, el Viejo Abuelete se encuentra en un coche, diciendo que se esconderá hasta que la guerra termine, y gane quien gane se unirá a él. Llama a Berluchi y le informa lo de Carapocha. Berluchi, furioso, decide que la guerra estallará. Mientras, Franki, Víctor y Karkof le cuentan a Lucciano que Berluchi está en la ciudadela del sur. Aunque Lucciano les contesta que no sabe como consiguen la información, ellos no le cuentan nada y comienzan a alistarse. Pero Víctor le dice a Karkof que se mantenga al margen y no luche. Alex, mientras tanto, está alistando a todos los hombres de La Organización, con sus capas y disfraces. Luego, Berluchi alista a sus hombres, y a los chinos que lo ayudan. Víctor y Lucciano, con un grupo de hombres de atrás, declaran la guerra. Alex hace lo mismo e inician los disparos. La guerra estalla y todos comienzan a dispararse. Los guerreros de Alex preparan sus francotiradores y cohetes y gritan "¡Que empieze la fiesta!".
La venganza de KarkofEditar

Durante la lucha, explotan varios autos y llega Karkof, el cual está dispuesto a luchar a pesar de lo que le haya dicho Víctor. Karkof salta de su vehículo y comienza a disparar. Sin embargo, es descubierto por Franki, que le dice que se vaya. Pero Karkof le dice que él está aquí por Leonard, y Víctor por su familia, y que lo deje vengarse a él también por lo de su hermano, y de paso matar a unos cuantos. Sin embargo, cuando se van corriendo, Karkof se da vuelta y ve a Bruce, el cual sobrevivió al ataque de Alex. No solo eso, sino que Karkof lo reconoce como el que mató a su hermano años atrás y va a por él, que lo insulta y lo provoca para que luche. Karkof se dirige hacia Bruce y comienza a disparar.

La venganza de LineEditar

Franki nota la ausencia de Karkof y va a ver, cuando descubre el cadáver de Bruce en el suelo, y a Karkof huyendo por el puente. Franki lo felicita y ve a más miembros de La Roketa, por lo que se pone a luchar contra ellos. Víctor, Lucciano y Alex (que están juntos), están corriendo por la ciudadela, buscando a Berluchi, cuando le pide a los otros dos que lo cubran. Cuando suben a la azotea, Víctor, Alex y Lucciano inician un fuerte tiroteo, matando a varios miembros de La Roketa. En ese momento, cuando Víctor, Alex y Lucciano son rodeados por miembros de La Roketa, se presenta Line, el cual mata a varios miembros y los rescata. Los miembros de La Roketa ni siquiera se dan cuenta de que los están matando. Line se enfrenta a Ying y lo mata a golpes.

La muerte de BerluchiEditar

Persecución finalEditar

Víctor felicita a Line por su decisión de participar en la Guerra por San Andreas, luego sale y continúa, mientras Lucciano y Alex cubren la rectaguardia. Line continúa luchando contra los miembros que ve por allí. Víctor llega al último tramo de la azotea, donde se encuentra cara a cara con Safras Berluchi. El cual está flaqueado por una guardia de chinos. Víctor los mata a todos y se acerca a Berluchi, diciéndole que levante las manos para que le pueda volar la cabeza con facilidad. Berluchi ríe malvadamente, alegando que todavía tiene un as bajo la manga. Esto no disminuye la voluntad de Víctor, el cual continúa apuntándolo con su escopeta de combate y le dice que no importa su as, porque ya es suyo.

Víctor apunta a Berluchi con su escopeta de combate, y está a punto de matarlo. Sin embargo, un miembro de La Roketa le dice que lo va a reventar. Víctor se da vuelta y le dispara, matándolo. Pero Berluchi aprovecha para escapar, saltando por la baranda de la ciudadela. Víctor lo persigue, matando a los miembros que tratan de dispararle. Berluchi aprovecha la confusión y se sube a un coche, para escapar. Víctor toma otro y se desata la persecución.

¿Final?Editar
Af

Trevor, el salvador de Niko.

Víctor dispara desde el coche hacia el de Berluchi y le revienta los neumáticos. Berluchi pierde el control del coche y queda justo al borde de un barranco. Sin embargo, Víctor llega y los empuja a ambos, que caen por el risco. Berluchi y Víctor quedan heridos de gravedad, y casi muertos, como en la escena del comienzo. Berluchi le pregunta a Víctor porque lo odia tanto, si él no le ha hecho nada. Luego le pregunta de donde salió y que fue lo que hizo para merecer la muerte. Víctor revela su secreto como Niko Gang. Berluchi se sorprende y le dice que podrían haber hecho muchas cosas juntos, pero que él los traicionó. Berluchi muere y Niko queda inconsciente. Justo ahí, llega una furgoneta, que es conducida por nada más y nada menos que Trevor, el que lo operó, diciéndole que no se muera, que él lo salvará.

El ascenso de La OrganizaciónEditar

El despertarEditar

Niko ya puede recuperar su nombre y despierta. Se sorprende de ver a Catalina, la cual le comunica que sigue con vida, y que Line se enfrentó a Heng Ying, por no mencionar que ahora Lucciano ha matado a Alex y lo han nombrado líder de La Organización a él. Ahora Niko comanda La Organización, y decide luchar contra Lucciano y mantener la paz en San Andreas. También recibe informes muy vagos de un tal Salazar, el cual comanda todas las tropas de San Andreas y a Lucciano, ya que le ha dado a tres jefes de bandas para que lo ayuden: Sindaco, Catrina y Takenori. Sin mencionar a los miembros de La Roketa que lo ayudan también.

El mito de Gang 2Editar

La nueva OrganizaciónEditar

La primera reuniónEditar
Thuck en el escondite

Thuck, el nuevo colega de Niko.

Un año después, Niko se encuentra en el aeropuerto abandonado, viendo televisión en el sillón, cuando de pronto lo llama alguien. Es Karkof, que ya va para allí y que tiene listos los preparativos. Niko ha llamado a todo el grupo para que se reunan allí, y pronto estarán cerca. Niko revisa unos papeles en la oficina y espera. En ese momento, llegan en coche Catalina y Franki, quienes desconfían de su nuevo colega Thuck y que solo Alex lo conocía bien. Llegan y Niko les dice que estaba ordenando las carpetas, y que no sabía que las había desordenado. Catalina le dice que pronto llegarán los demás. Cuando llegan todos, Niko les comunica que irán en grupos. Thuck, el nuevo, le dice que acostumbra trabajar solo, pero Niko le dice que es mejor así, y que su nuevo compañero, Leon, es como él: Franki irá con Claude, un joven lleno de experiencia de Liberty City, Line irá con Trevor y Catalina con él, Thuck irá con alguien, llamado Leon. Que no está en la reunión y lo irán a buscar en cuanto terminen de resolver unos asuntos.
El rescate de LeonEditar

Thuck y Niko llegan al lugar donde debían encontrarse con Leon, pero ven que es un ataque de las bandas del sur de San Fierro, que ahora son dominadas por Lucciano. Niko decide que harán un ataque sorpresa, por lo que se mete y le ordena a Thuck esperar. Leon se encuentra disparando tras un camión, y tres hombres intentan matarlo, uno sale a investigar y el otro a atacar, por lo que Thuck le dispara al tercero, matándolo. El que salió a investigar trata de volver, pero Niko le corta la garganta con su navaja. Leon les agradece, pues ya pensaba que era el último día de su vida. Sin embargo, el otro hombre, el que fue a atacarlo, le dice que ya llamó refuerzos, pero Thuck se le aparece y lo mata de un disparo. El coche con los refuerzos llega en el momento en el que intenta huir, por lo que Niko toma una camioneta y corren por el campo hacia las vías del tren. Los refuerzos los descubren y los siguen atravesando la cerca y entrando en el túnel ferroviario, donde son atropellados por un tren. Niko, Thuck y Leon escapan y deciden contarle a Trevor lo ocurrido mientras cumplen sus misiones.

Viajes a Los SantosEditar

El extraño doctorEditar
Claude 2

Claude.

Entretanto, Niko se reúne con El Confidente, un vagabundo que le vende información, al lado de un furgón con mercancía que le cambia por información. Niko se inpacienta por la tardanza de Confidente, pero este llega pronto. Luego le cuenta que Lucciano planea un ataque masivo a Los Santos con la ayuda de Catrina, Sindaco y Takenori. Además, le explica que cuentan con la ayuda de un sujeto llamado, el Dr. Muerte, Niko se marcha, aunque no le da importancia a lo del Dr. Muerte, ya que lo considera algo del estilo "de los videojuegos". Sin embargo, le da importancia al asunto del ataque masivo a Los Santos, y decide investigar junto con Catalina.
La llegadaEditar

Entranto, Catalina y Niko llegan a Los Santos. Niko llama a Karkof para decirle que, cuando acabe su misión, deberá ir con Trevor. Catalina dice que deberán saber cuando será el ataque a Los Santos. Cuando se dividen, Catalina desaparece. Niko llama a Trevor para informarle que Catalina ha desaparecido y que deben localizarla. Al instante, Trevor le dice que Catalina está en el viejo alcantarillado. Niko conduce hacia allá. Niko llega al alcantarillado y ve el cadáver del Viejo Abuelete, por lo que deduce que Catalina debe de estar muy bien.

El policíaEditar

Niko se pregunta donde estará Catalina, sin embargo, se le aparece un oficial de policía, London. London se identifica como el hermano del fallecido Alex, y que quiere encontrar a su hermano. Niko acepta finalmente ayudarlo. London le explica que hará unos años, su hermano se fue con Daniro, su padre. Daniro fue asesinado y su hermano desapareció. Cuando descubrió que seguía vivo lo buscó, luego leyó en las noticias lo de su muerte, pero su cuerpo desapareció, por lo que Niko acepta ayudarlo en su busqueda.

Última reunión con El ConfidenteEditar
Leon

Leon en Las Venturas.

Niko se reúne con El Confidente de nuevo. Este le dice que tiene una exelente noticia, pero Niko le dice que no tiene nada para darle. El Confidente, un poco nervioso, le dice que se la dará gratis. Luego le dice que Lucciano hará un ataque definitivo en unos laboratorios y se hará con el control de San Andreas. Niko se pregunta como llegará a tiempo, y El Confidente le cuenta que le robó la cartera a un tal Harvin Cuolovich que sí puede saberlo, por lo que Niko acepta. El Confidente le dice que Cuolovich siempre se encuentra en su bar "El Bar de Las Tres Latas" que está en una intersección junto al pueblo de Las Barracas. Niko, diciendo que eso está a un día de camino, le agradece al Confidente la noticia y le dice que le pagará luego. El Confidente huye espantado del lugar, sabedor de que es un traidor, y que está guiando a Niko a una muerte segura. Resulta que el Dr. Muerte amenazó al Confidente para que contara la falsa historia, y de esa forma capturar a Niko Gang.

En el desiertoEditar

Harvin Cuolovich y MorrinsonEditar

Al día siguiente, en el desierto, Niko llega al "Bar de Las Tres Latas" y baja del coche. Niko entra en lo que parece ser una pizzería y ve a un hombre rubio y a su mujer discutiendo. Niko le pregunta a la camarera del Bar donde está Harvin Cuolovich. La mujer le dice que debe de ser de muy lejos para no saber quien es Cuolovich y que es el hombre rubio que está detrás. Cuolovich se da cuenta y sale huyendo del Bar. Enfadado, Niko lo persigue, y para demostrarle que va en serio, le hiere las piernas. En ese momento, llega el Sr. Morrinson, dispuesto a hablar con Cuolovich y pidiendo que este esté de buen humor. Niko le ordena a Cuolovich que le diga donde están los laboratorios del Dr. Muerte. Cuolovich le dice que en el Área 51, luego le pide que lo deje ir, pero Niko le vuela la cabeza. En ese momento aparece Morrinson, ahora trabajando para Lucciano, para matar a Niko, pero este lo mata a golpes.

Camino hacia el Dr. MuerteEditar

En el desierto, Niko se pregunta como le irá a los otros, pues ya se está acercando al Área 51 y no se ha comunicado, y se queja por el calor. London, que lo va siguiendo, se extraña, pues es zona restringida y no tiene permiso militar. Niko llega al Área 51, pero no ve nada de seguridad militar. Luego de entrar, lo sorprende una cosa que sobresale por una puerta y se mete otra vez. Niko entra en el lugar, desconfiando bastante.

Los laboratorios del Dr. MuerteEditar

Llegada de NikoEditar
Dr. Muerte

El doctor Muerte.

En el interior, Niko ve que se oscurece debido a la humedad y debe encender la linterna. El sitio parece abandonado. En el laboratorio principal, el Dr. Muerte dice que Niko se meta en la boca del lobo, que le será de mucha ayuda a La Berlina después de un tiempo. El asistente del doctor, Gusano le pregunta si fue útil para la misión y el doctor le dice que sí, y que será recompensado por eso muy pronto por su exito. En un costado de la pared, fumando un cigarro, el criminal Claiton le dice al doctor que él también puede serle muy útil, que simplemente le diga en que habitación está Niko Gang y él lo matará para conseguir el informe de Lucciano. El Dr. Muerte le dice que ni se le ocurra tocar a Niko Gang, pues lo necesita con vida. Para medir sus fuerzas, le ordena a Gusano soltar a los infectados del llamado "Proyecto Insignea", en referencia a otra conocida serie de Lauxer, sobre una invación zombie en San Andreas.
Los infectadosEditar

Luego, el doctor le ordena a Gusano que alerte a la seguridad mientras él abre las compuertas. Gusano sale de la habitación apresurado y el doctor abre las puertas de las celdas 1º, 3º y 5º. Al instante son liberados cinco extraños encapuchados que lanzan pavorosos gemidos. Niko Gang, que no sabe nada, ve que la zona por la que va está despejada y sigue su camino. De pronto, suena una sirena y uno de los infectados recorre el pasillo mientras otro sale por una puerta trampa en el suelo. Estos enfrentan a Niko, pero él los mata a los dos. Luego se mete por el pasillo y mata a los dos últimos infectados. El Dr. Muerte ve lo que ha provocado y decide que pronto deberá soltar al "Número 23". Niko se mete en las cloacas y encuentra a otro infectado, al cual mata.

El Número 23Editar

El doctor suelta al "Número 23". Al salir de la cloaca, Niko encuentra a unos guardias humanos, por lo que decide luchar con los puños, ya que se le terminaron las balas. Luego de matar a todos los guardias, incluso a los armados, sigue su camino. En un rincon aparece el "Número 23", y resulta ser Alex, el cual sigue vivo. Niko lo reconoce al instante, aunque creía que lo habían matado. Niko le dice que no sabe que hace allí, pues pensaba que estaba muerto. Alex le responde que no sabe de que está hablando pues él es "Número 23" y él es un intruso y su misión es acabar con los intrusos, por lo que debe morir. Afuera, London llega al Área 51 y se pregunta que es lo que está pasando, luego entra y se pregunta porque no hay guardias. Luego ve los cadáveres de los infectados. El Dr. Muerte se pregunta quien es el intruso, que no era parte del plan. Gusano se ofrece a ir y hacerlo picadillo, pero el Dr. Muerte prefiere enviar a Claiton para que este consiga su informe y pueda irse. Claiton dice que lo hará, pero que el problema es encontrarlo en ese laberinto. Claiton sale del laboratorio apresuradamente.

En la oficina del doctorEditar
Gusano

El Gusano, asistente del Dr. Muerte.

Abajo, Alex y Niko están enfrentados. Niko le dice que él no es así, y que es una buena persona, pero Alex asegura que es así y que sirve al Dr. Muerte para toda la eternidad. Aparece London, explicándole que le siguió el rastro y que por fin lo encuentra a él y a su hermano. London le ofrece a Alex huir a su casa con él y formar una familia para olvidarse de la mafia. Entretanto, en el laboratorio, justo cuando Claiton se va, se presenta Mr. X, otro experimento, diciéndole al doctor que no luchará por él y que está acabado porque ayudará a Niko Gang. Abajo, Niko encuentra a mas guardias, a los que mata con el arma que consiguió en el laboratorio. El Dr. Muerte advierte que Niko está llegando por el pasillo, por lo que apunta a la puerta con su arma. Niko llega y dice que son ellos los que están detrás de todo lo que ha estado ocurriendo. Entonces, el Dr. Muerte le ordena a Gusano dejarlo inconsciente, pero no matarlo. El asistente saca un bate y comienzan una pelea. Hasta que Niko tira a Gusano al suelo y luego lo mata a patadas.

Niko le pregunta al Dr. Muerte donde está Lucciano. Y este le responde que es una pregunta tonta viniendo del hombre que asesinó a todo su personal de seguridad y a su asistente personal. En ese momento Niko comprende que Lucciano no está allí, y que todo fue una trampa del Dr. Muerte y Gusano para hacerlo llegar. Niko le dice que suelte el arma y se rinda, porque lo va a matar tarde o temprano. El Dr. Muerte le dice que no pudo controlarlo, pero que al menos logrará huir de ese lugar sin ningún problema mientras él muere. Luego le ofrece una última oportunidad, tiene preparado un helicóptero para huir del lugar (que hará volar dentro de unos minutos), y que si viene con él le concederá una fuerza sobrehumana y vivirá libre de ser controlado mientras trabaje para él sin cambiar de bando. Niko se niega y el doctor le dice que es una pena, pues el laboratorio volará en menos de dos minutos.

La bombaEditar

El Dr. Muerte le dice a Niko que la mafia siempre está por encima de la ciencia, y que prefieren matar en lugar de controlar a una persona. El doctor se va y Niko trata de desactivar sin exito la bomba, por lo que decide huir del lugar lo más pronto posible, y solo tiene un minuto y cincuenta y cinco segundos. En el pasillo, abajo del laboratorio, London se entera de lo que va a ocurrir y le dice a Alex que deben huir a Las Venturas lo más pronto posible, pues el lugar volará en pedazos. Alex se niega, diciendo que su misión es terminar con los intrusos del laboratorio, que en tal caso van a morir todos juntos y que no descansará hasta que los intrusos estén todos muertos. London dice que si él lo desea así, en efecto, morirán todos juntos, pues no está dispuesto a irse sin él y perderle de nuevo. Ambos hermanos se quedan esperando la muerte.

Lucha con ClaitonEditar
Claiton

Claiton no llega a salir con vida.

Cerca de la salida, Niko oye la voz de la computadora, que anuncia que falta un minuto para la explosión. Niko corre lo más rápido posible lejos del lugar, pero al llegar a la última habitación, descubre una reja cerrada que no puede abrir. Detrás está Claiton, diciéndole que peleen. Niko le advierte que ambos morirán si se quedan, así que lo alienta a que huyan juntos. Claiton le dice que aún queda casi un minuto, y esa es la última zona que explotará, lo que le dará tiempo de darle una paliza y abrir la puerta. Niko acepta y lo golpea cuatro veces en el estómago, pero Claiton responde y lo golpea en el rostro. En los pasillos hacia el sitio del helicóptero, el Dr. Muerte decide escapar, y ve a todos sus guardias de seguridad muertos. Luego debe matar a sus propios infectados para escapar, pues ellos no tienen inteligencia y lo pueden matar. Al bajar por una larga escalera hacia el helicóptero, mira el agujero en el techo y asegura que este ha sido su mejor plan en la historia. Pues tanto la muerte de Gusano como la de Claiton, la de Alex y la de Mr. X estaban planificadas desde un principio.

Claiton continúa golpeando a Niko, diciéndole que no es nada personal, pero que son órdenes de Lucciano, y que él es el ejecutor de esas órdenes. Claiton deja a Niko tumbado en el suelo, y está a punto de patearlo para matarlo, cuando se rompe una escotilla de los conductos de aire y sale Mr. X, que ataca a Claiton. Mr. X le dice a Niko que ya ha vivido suficiente con sus deformidades, y que se escape por el conducto mientras él contiene a Claiton el tiempo suficiente hasta que el laboratorio explote. Niko le agradece y huye por el conducto. Asustado por el tamaño de Mr. X, Claiton trata de abrir la puerta, pero esta esta sellada. Mr. X le dice que no saldrá de allí nunca y empieza a golpearlo contra la puerta. Comienza la cuenta regresiva, y el Dr. Muerte se sube al helicóptero.

El fin del laboratorioEditar

La cuenta termina, el doctor ya ha huido y London abraza a Alex, que trata de matarlo pero el laboratorio explota antes de que lo logre. En la explosión también mueren Claiton y Mr. X, que se mantienen luchando todo el tiempo. Niko logra salir a tiempo, pero el radio de la explosión lo alcanza y lo hace caer hacia adelante. Niko se despierta y ve que el Dr. Muerte se escapa en el helicóptero que sale por el agujero, por lo que salta y alcanza a agarrarse de una de las patas del vehiculo. El Dr. Muerte lo nota rápidamente.

El mito de Gang 3Editar

La recuperación de miembrosEditar

Perdido en el desiertoEditar

Niko sigue aferrado a la pata del helicóptero del Dr. Muerte. Este le pregunta si sobrevivirá a algo como una caída. Acto seguido, el doctor hace virar el helicóptero, y Niko cae hacia el suelo a una altura de cientos de metros. El Dr. Muerte toma rumbo hacia San Fierro. Niko cae con fuerza al suelo y se golpea varios huesos, pero sobrevive por muy poco. Niko da vueltas por el desierto, herido y sin encontrar a nadie. Niko se pregunta que tan grande es el desierto y se ve una vista de que es enorme.

El rescate y el regreso de KarkofEditar
Poli1

Sam Teylor, el Sheriff de "Milmar".

Niko sigue caminando, pero inicia una tormenta de arena terrible. Niko ya no aguanta más y se desmaya en medio de las rocas. Un hombre está conduciendo muy cerca, y piensa que la tormenta podría matarlo, entonces ve a Niko y se preocupa de que pueda estar muerto. El hombre se acerca a Niko y lo encuentra con vida, pero retorciendose, muy débil y pidiendo agua. El hombre le dice que le dará agua, y que ahora deben irse al hospital más cercano del desierto. Niko y el hombre van conduciendo, Niko le da las gracias y el hombre le advierte que ese desierto es muy peligroso para cualquiera en una tormenta de arena y que cualquiera lo habría ayudado en su lugar.

Cuando le pregunta que fue lo que pasó, Niko responde que no se le da bien volar. Lo que Niko no sabe es que Salazar ha llegado a San Andreas, por lo que no le queda mucho tiempo de tranquilidad. En el hospital del pueblo Milmar, Niko encuentra a un herido y amnético Karkof, que recupera la memoria nada más verlo. Juntos pasan la noche contando sus historias y Niko se entera de que Karkof casi fue devorado por unos caníbales, pero que volvió y ahora vuelve con Leslie Van Kelp, una hermosa mujer, y un sheriff del pueblo, Sam Teylor.

Viaje hacia Las VenturasEditar

El médico les dice a Niko y a Karkof que no se metan en más líos, pues sabe que esas heridas no se las hicieron solos. Niko y Karkof salen del lugar, donde el sheriff Teylor los espera. Teylor les dice que quiere hablar con ellos y que deben interrogarlos. Niko saca la pistola y lo apunta, dándole las gracias por ayudar a Karkof, pero que continuarán solos, luego le sugiere mantenerse al margen de sus asuntos y le dice a Leslie que vaya con ellos. En el desierto, Leslie y Karkof se presentan por sus nombres, Karkof es Wiliam Farrel, y ella es Leslie Van Kelp, Niko la saluda y tambíen se alegra de que Karkof haya recuperado la memoria. Luego le dice a Leslie que no sabe que pensará ella de ellos, robando un coche de un sheriff que les salvó la vida. Luego de que se cuenten sus historias los unos a los otros, van a un restaurante a comer.

Luego, Niko y Karkof esperan a Leslie afuera del restaurante. Niko le dice a Karkof que cuando tenía ocho años, su madre viuda fue asesinada, y él mató al asesino, por lo que pasó diez años en un correccional de menores, luego lo adoptaron e intentó ser policía, pues de esa manera podría evitar que un asesino de mierda le arrebatara la vida a alguien como su pobre madre. Luego le dice a Karkof que algunos pierden su razón de vivir, pero que él, Karkof, es su razón de vivir en ese momento, pues es como un hermano menor a quien proteger. Leslie, sale del baño y les dice que ya esta. Los tres se van lo más pronto posible.

En el edifico de La OrganizaciónEditar

Niko les dice a Leslie y Karkof que disfruten de la vista de Las Venturas, pues no durará mucho tiempo antes de que Lucciano la controle como hizo con otras ciudades. Leslie opina que es una hermosa ciudad. Karkof dice que el siempre es de Los Santos y que recuerda cosas allí. Niko le dice que en ese momento solo pueden recordar que en Los Santos son los más buscados por La Berlina y la policía. En Las Venturas, Catalina llega al lugar y habla con el jefe de seguridad Diego, el cual le dice que Karkof, Niko y otra mujer acaban de llegar, mientras que Leon lleva allí esperando largo tiempo. Catalina entra y le pregunta a Mercedes, la secretaria, donde están reúnidos los demás. Mercedes dice que en el último piso.

Ataque a la fortaleza de LuccianoEditar

La preparaciónEditar

Allí, Karkof le dice a Leslie que no quiere perderla, por lo que se quedará en el edificio de La Organización hasta que vuelvan. Catalina regresa y Leon le cuenta que él y Thuck confirmaron que si enviaban cargamentos desde Nueva York, pero que Thuck fue alcanzado y murió. Niko le explica que cuando Leon llegó envió a un guardia a la cabaña secreta (lugar donde Trevor dijo que estaría), y lo encontraron muerto. De Franki, de Claude y Line aún no saben nada. Karkof se lamenta de la muerte de sus amigos y de los soldados del estado, pero Niko les dice deben ir a San Fierro a por Lucciano. En el desierto, Catalina les advierte a Leon, Karkof y Niko que están por llegar a San Fierro, y le pregunta si atacarán en plan kamikaze o harán un plan. Niko decide que atacarán desde diversos puntos, Catalina y él por los costados, Karkof por atrás y Leon vigilará el frente.

El comienzo de la batallaEditar
Karkof

Karkof en el escondite de Joan Carlo Lucciano.

Ya en San Fierro, Leon, Niko, Catalina y Karkof llegan al garaje reforzado de Lucciano y entran en el lugar. Karkof mata a un guardia, Catalina entra en ducto del aire aprovechando la ocasión. Niko inicia una lucha. Leon que mira al cielo dice "Si alguien arriba, ayúdanos" y comienza la pelea. El episodio comienza con Leon, pidiendo ayuda a Dios o "a quien esté allá arriba". Luego, Leon dispara y mata a un lacayo de Takenori. El otro advierte que los atacan, pero Leon lo mata antes de que avise a los demás. Niko lo felicita por el trabajo bien hecho y sale para entrar en el garaje reforzado. Niko ve que está despejado, pero un lacayo lo ataca por las escaleras y Niko se ve forzado a matarlo. Niko entra en el lugar. Niko mata al lacayo jefe, pero no ve absolutamente nada importante, solo una tecnología muy avanzada que se ha montado en el lugar.

Karkof se las arregla para entrar también en el lugar, lo mismo que Catalina. Catalina ataca a dos lacayos que la estaban esperando detrás de un tanque. Karkof solo ve lugares despejados por todas partes, sin ningún lacayo ni guardia, hasta que se encuentra a un par de miembros de La Berlina, a los que se enfrenta. Catalina intenta subir al último piso, pero el edificio es tan alto que se cansa. Karkof pasa junto a una pared y mata a dos lacayos, luego escucha a otros dos guardias, que se quejan de que su jefe no les paga lo suficiente y que por eso deben trabajar ahí. Karkof los toma por sorpresa y los mata a ambos. Catalina sigue su busqueda por arriba de todo, ya que logra llegar a arriba. Vladimir, ve lo que ocurre y sale de su puesto de guardia, ya que quiere detener a los mafiosos que atacan el galpón.

La muerte de "Salazar"Editar

Arriba, en la consecionaria reforzada, Lucciano le dice a Salazar que saboreé el sabor de la derrota mientras él el de la victoria. Justo llega Vladimir y le dicen que los atacan los de La Organización. Lucciano le dice que prepare el coche y que él partirá "Cuando termine lo que está haciendo". Vladimir se va y Lucciano le dice a Salazar que La Soprano no tiene poder en San Andreas como lo tiene La Berlina. Leon puede ver que sale Vladimir, pero no lo alcanza con el arma. Ninguno de los chicos: Niko, Catalina y Karkof, han visto a Lucciano o algún jefe, que seguramente habrán escapado. En la consesionaria, Salazar le dice a Lucciano que su estrecha relación con La Soprano termina ahí y que pronto recibirá noticias suyas. Lucciano le dice "Lo dudo mucho, Salazar". Acto seguido, Lucciano saca su pistola y le vuela la cabeza a Salazar, matándolo. Luego se acerca al cadáver y le dispara repetidas veces, para humillarlo. Vito Salvatore y un hombre misterioso, que está de espaldas y con la cara en sombras, lo escuchan todo y lo ven con una cámara. El tipo dice que es un gran error de su parte. Niko se las arregla para llegar a las escalinatas de la consesionaria.

La fallaEditar

Vladimir le dice a Lucciano que tiene el coche preparado. Lucciano parte del lugar creyéndose un dios. En el camino, le ordena a Vladimir que vaya hacia la mansión de Safras Berluchi, que ahora es totalmente suya. Leon le dispara al coche y le engancha un dispositivo rastrador. Lucciano hizo remodelar la mansión, pero falta el sistema de seguridad y tienen más lacayos en Los Santos. Niko se lamenta lo ocurrido, pero Leon le dice que lograron lo imposible, Lucciano huyó de su propia ciudad, y él instaló un dispositivo rastreador en el coche de Lucciano. Niko lo felicita. Mientras, Line y Bruno llegan a San Fierro y ven que hubo batalla, ambos deciden ir a ver.

Ataque contra la mansión de LuccianoEditar

Preparación del ataqueEditar
Bruno como aprendiz de Line

Bruno, el aprendiz de Line.

Niko ve un punto en el radar y ve que Lucciano ha llegado a la mansión, luego de explicarles a Leon, Catalina, Karkof, Line y Bruno lo que deben hacer, parten hacia Los Santos, a buscar a Lucciano. Una vez que llegan, Niko les dice a todos que comenzarán con silenciadores, pero que adentro de seguro ya sabrán que está ahí. Line dice que él y Bruno buscarán las cámaras de seguridad y las apagarán. Leon dice que, si la cosa se pone fea, el que llegue primero al coche tocará el claxon para que sepan que deben hacer la retirada. Mientras, Rodríguez y los policías llegan a la mansión, uno de los policías le pregunta a Rodríguez donde están el agente Jones y el agente Smith, Rodríguez responde que prefería hacer las cosas él mismo, lejos de Jones y Smith. Line y Bruno entran por una verja de la mansión. Karkof sale de la piscina y mata a un lacayo. Leon entra directamente por la puerta, y Niko anuncia que comenzará el juego.
La lucha en la mansiónEditar

En el interior, Catalina y Niko matan al primer guardia. Luego entran por el pasillo. Uno de los lacayos, Fernando, el antiguo líder de las pandillas, recibe una bala de Niko. Aunque el otro lacayo trata de ayudarlo, Niko mata a Fernando. Tras interrogar a un par de prostitutas, parte a despejar el lugar. En otro sector de la mansión, Leon mata a un par de pandilleros que vigilaban el sitio, luego de interrogar a unas vendedoras de droga que se hacían pasar por prostitutas, Leon también decide actuar. Bruno y Line matan a unos pandilleros en el gimnasio de forma silenciosa y continúan.

Lacayos y más lacayosEditar

En la mansión, Catalina está teniendo una ruda pelea en el bar, donde mata a varios hombres y los llama "escoria de La Berlina". Luego de matarlos a todos, se pregunta donde se esconderá Lucciano. Abajo, Karkof le apunta con la pistola a una mujer, la cual le dice que no le dispare, que está secuestrada y que no tiene nada que ver con los planes de La Berlina. Luego le pide ayuda y Karkof le dice que vaya por donde llegó él, ya que todos están muertos y la cerradura, forzada. La mujer le dice que Dios lo ayude en su busqueda, pero Karkof le dice que Dios no tiene nada que ver en el asunto. Niko revisa el despacho de Lucciano sin encontrar nada. Line y Bruno salvan a otra prostituta y despejan el comedor de la mansión.

La muerte de LuccianoEditar

Enfrentamiento con LuccianoEditar
Muerte de Lucciano

El malvado mafioso, el terrible Joan Carlo Lucciano, es asesinado por su enemigo, Anthony Salazar.

Niko camina por la mansión hasta llegar a los cambiadores de la piscina. Una vez allí, encuentra a una prostituta y a un pandillero. Niko mata al pandillero y le pregunta a la mujer si ha visto a Lucciano, aunque ella asegura que no lo ha visto. Niko entre en la piscina, pero detrás de él oye una voz que le pregunta si lo buscaba. Lucciano lo está apuntando con una pistola. Niko le pregunta si le va a disparar y huirá, pues él tiene amigos y todas las prostiutas se han puesto de su lado. Lucciano le dice que lo va a matar, cuando se presenta Vladimir. Este intenta salvarlo, pero no le funciona, pues Lucciano solo lo quiere muerto. Vladimir, aprovechando que Lucciano le ordena vigilar la puerta, huye de la mansión. Afuera, llama a Rodríguez y le informa que los va a dejar entrar en cualquier momento. Lucciano acusa a Niko de haber llamado a la policía, y que lo decepciona. Catalina corre lejos del lugar, lo mismo que Karkof, Line, Bruno y Leon.
La aparición de SalazarEditar

Lucciano levanta su arma y le dice a Niko que, con Salazar muerto y su inminente muerte, él será el líder de todo el estado de San Andreas, y que ha ganado el juego de una vez por todas. Una voz, sin embargo, le dice que nunca ha ganado. Se presenta un extraño hombre anciano, armado con una escopeta. Lucciano le pregunta quien es y el hombre le dice que es el verdadero Salazar. Antes de que los presentes reaccionen, Salazar levanta su escopeta y ejecuta a Lucciano. Luego le dice a Niko que deberá enfrentarse a unas bombas, repartidas por todo el estado, y que ahora que Lucciano y Berluchi han muerto, el juego es solo con él. Luego le da un teléfono para que reciba una llamada suya en veinticuatro horas y se marcha. Niko busca el teléfono, pero es capturado por la policía.

Las bombasEditar

El trato con RodríguezEditar

En la comisaría, El agente Vladimir, el Comisario Rodríguez y el Agente Smith, proceden a interrogar a Niko. Este se mantiene firme en no decirle nada y le recuerda a Smith lo ocurrido con el Jones, que escapó. Smith se espanta, debido a todo lo que sabe Niko, y luego finalmente se va de la habitación. Rodríguez se queda y le dice a Niko que no le importa realmente, y que ver muertos a los corruptos y a la escoria le ha resultado muy agradable, pero que había otras formas de arreglar el asunto. Aunque Niko se niega. Sin embargo, Niko le explica a Rodríguez lo ocurrido con Salazar y que deben soltarlo para detener las bombas. El comisario se rehúsa a hacerlo, pero Niko le recuerda que no supone amenaza para los civiles, solo para Salazar. Rodríguez duda, pero finalmente acepta el asunto y decide pensarlo.

"Mejorando" el tratoEditar
Comisario Rodríguez

El Comisario Rodríguez, le cree a Niko.

en la comisaría, Rodríguez le pide perdón a Niko por haber sido demasiado rudo, pero es que quería deshacerse por un rato del agente Smith, que lo presionaba demasiado. Entonces le propone un trato a Niko, él hará lo que dice y lo llevará con las bombas que instalaron los hombres de Salazar, pero en todo momento escoltado por el agente Vladimir. Niko, feliz con el trato, acepta si ningúna queja y dice que entonces pongan manos a la obra. Leon y Catalina esperan afuera. Leon le dice a Catalina que se tranquilice de una vez, pues Niko saldrá pronto y tal vez no necesiten la ayuda de ese amigo de Bruno, Brujo. Sin embargo, en el momento ven que Vladimir, Rodríguez y Niko salen de la comisaría. Ya en el coche, Vladimir le dice a Niko que si llega a intentar alguna tontería, el presionará un botón y todos vendrán a buscarlo, pues vigilan todos sus movimientos.

Leon y Catalina deciden entonces seguirlos a prudente distancia. Niko obliga a Vladimir a detenerse en un callejón oscuro, donde Leon y Catalina salen de su coche y los apuntan con armas. Vladimir está a punto de tocar el botón. Niko les explica a los chicos la situación, mientras que Vladimir no dice nada. Leon sugiere que puede pegarle un tiro a Vladimir antes de que toque el botón, pero Niko le dice que no piensa matar a gente inocente que hace su trabajo y Vladimir lo es, por lo que no lo matarán, simplemente llegarán a un trato mejor y luego huirán. Vladimir, le pregunta a Niko como se fiará de ellos, y Leon le dice que si fueran asesinos estaría ya muerto hace mucho tiempo.

La espera de la llamadaEditar

Vladimir, Niko, Catalina, Leon, Karkof, Line y Bruno se reúnen en el mueye, y Niko les dice que ahora necesitan esperar a que llame Salazar y un milagro. Niko ve como Leon, Karkof y Vladimir discuten sobre luchadores y famosos, mientras Line y Bruno se quedan sentados en el coche. Luego se acerca a Catalina, la cual está mirando el mar, y esta le dice que Salazar nunca va a estar a su altura, y que él siempre será el mejor. Catalina le dice a Niko que, una vez que todo acabe y deban escapar, huyan juntos, pues la policía no tiene fichados a los demás y ellos continuarán protegiendo la ciudad sin ellos. Ambos acuerdan empezar de cero y huir de San Andreas en cuanto todo acabe. Salazar llama y le dice donde está la primera bomba, en un edificio en construcción.

La primera bombaEditar

La lucha contra los lacayosEditar
Vladimir

Vladimir solo hace su trabajo.

Niko tiene sesenta minutos para encontrar la bomba, y que cuando llegue allí, lo llame para que le dé la clave y la desactive. Agregando al final que, por cierto, sus aliados y lacayos harán todo lo posible por que no consiga su objetivo. En cuanto Salazar corta, Niko dice que todos vayan a sus pocisiones. Niko y Vladimir van en su coche, Catalina y Leon se meten en otro, mientras que Bruno y Line van en su motocicleta y Karkof en otra muy parecida a esa. Niko les explica la ubicación de la bomba y la del dispositivo desactivador, sin embargo, en medio del tumulto, el coche no arranca y él y Vladimir se ven obligados a robar un hermoso deportivo que pasa por allí en ese momento.

Vladimir, a pesar de ser un policía serio, conduce de forma veloz e impulsiva. Niko le avisa que irá preparando las armas mientras él conduce. Karkof se dirige al puente del tren, donde Niko le dijo que fuera. Mientras, Rodríguez y Vladimir hablan, ya que Vladimir desea que evacúen el sitio donde guardan el desactivador para que no los molesten, y Rodríguez acepta. Finalmente, Vladimir y Niko llegan al lugar. Line y Bruno se detienen, Catalina y Leon continúan camino, y Karkof se estaciona en el campo. El sitio del desactivador resulta ser un gran edificio en construcción, custodiado por guardias armados hasta los dientes. El agente Turcus, ahí presente, ordena que todo se detenga en ese edificio, y que no intervengan a menos que Rodríguez les ordene algo. Vladimir y Niko trazan un plan, ya que saben que la policía no puede intervenir debido a que si lo hace el juego no será limpio y Salazar detonará las todas las bombas al mismo tiempo.

La desactivaciónEditar

Niko y Vladimir se las arreglan para atacar a los guardias. Vladimir ataca y dispara a un costado. Catalina y Leon atacan por otro lado. Finalmente, Niko sube al edificio de al lado y salta grácilmente hacia el último piso de la construcción, llegando por muy poco. Uno de los dos guardias detecta su presencia desde allí, pero Niko le dispara con su silenciador antes de que el otro se de la vuelta. Luego llama a Salazar, que le dice que la clave para desactivar la bomba es "5.2.2.7.4." y que el próximo desactivador se encuentra en el almacen abandonado de Vinewood, y que si no logra desactivarlo, va a explotar todo el mueye de carga, y que tiene bidones de gasolina que harían explotar la mitad de la ciudad. Niko salta del edificio para poder ahorrar tiempo.

La segunda bombaEditar

El almacenEditar

En la comisaría, Thomson y Rodríguez están comiendo. Pero Thomson le dice a Rodríguez que se le ha quitado el hambre, debido al miedo. Rodríguez lo tranquiliza, diciéndole que Niko Gang no les mentía, y que una primera bomba ha sido desactivada, y no falta mucho para que logren lo mismo con la segunda. Thomson se pregunta que pasará si no lo logran, pero el comisario le dice que esperaron mucho tiempo para capturar con vida a Salazar, y que Niko los puede ayudar. Mientras, el equipo llega al almacen, Catalina se sube al techo y le dispara a un guardia de los japoneses. Niko le dice a Vladimir que se apure, pues solo le quedan veinte minutos y se les acabará el tiempo. Leon y Catalina se abren paso a tiros, hasta que salen cada uno del otro lado y Leon cree ver a unos japoneses metiéndose en un angar, donde podría estar el dispositivo. En el campo, Karkof está muy preocupado, preguntándose donde estarán sus amigos y porque tardan tanto en desactivar la próxima bomba.

Mientras, Niko y Vladimir se las arreglan para llegar rápido al almacen, conduciendo por las cañerías de desagüe de Los Santos. Entretanto, en un edificio, unos guardias se cuentan chistes y escuchan música, cuando Vito Salvatore los calla, porque está recibiendo una llamada de Salazar. Salazar le dice que los de La Organización "son buenos" y le pregunta si ya tiene secuestrada a Karina, Vito le dice que si. Esta está en una celda delante de él, semiconsiente y respirando con dificultad. Vito, algo preocupado, le pregunta que harán con la policía, que se está metiendo de por medio. Salazar le dice que la policía no es problema, ya que saben que no pueden intervenir y hacen que el juego sea "más interesante". Salvatore le da a Karina cinco minutos para levantarse, ni uno más, luego le grita a los guardias que deben trabajar. En el angar, Niko y Vladimir son ayudados por Catalina y Leon para llegar hasta el final, asesinando a casi todos los guardias. Niko se para junto a una pared y dice que es hora de atacar.

La muerte de los LeeEditar
Familia Lee

Los hermanos Shian y Huang Lee mueren a manos de Niko.

Al comienzo de la tercera parte, la parte del almacen que está mirando Niko explota, provocando un incendio. Catalina, Leon y Niko desencadenan un tiroteo con los hombres que quedan con vida. Tras matar al último guardia, Niko comienza a caminar apuntando con el arma, esperando a que salte alguien. Niko no sabe que están siendo observados por Huang y Shian Lee. Shian le advierte a su hermano que Niko a logrado pasar por sus guardias y que se dirige hacia ellos. Huang prepara un detonador y se lo da a Shian. Entonces llega Niko y los embiste, para que Shian detone las bombas que hay al costado y aga que este salga volando. Cuando Niko cae, Shian lo cree muerto y festeja, mientras que Huang ríe y dice que sabía que el ex-policía no podría con ellos. Leon sube al ver que Niko está herido y va con Catalina a otro lugar, afirmando que Niko está "más cabreado que nunca". Niko se levanta, sangrando y cubierto de heridas. Leon le pregunta si está bien y que fue lo que pasó, pero el otro lo ignora, ya que está ciego por la ira y no quiere hablar.

Niko ve una botella de licor en el suelo y comienza a preparar un cóctel Molotov. Acto seguido, se acerca a los hermanos Lee, los cuales se preguntan que está siendo, pero cuando ven el cóctel se espantan y tratan de huir. Sin embargo, Niko no los persigue y lo tira. El cóctel inpacta en la cabeza de Huang y el radio de la explosión alcanza a Shian, causando que ambos mueran quemados. Niko les dice "ardan en el infierno, hijos de puta". Luego llama a Salazar, que le da la clave de la bomba y le dice que la siguiente está en la antigua cárcel de Los Santos y que tiene sesenta minutos para arreglarlo todo. Niko desactiva la bomba y se marcha. Line y Bruno se encuentran en la playa, Bruno le dice que quiere ayudar, en lo que sea, pero Line le dice que debe tener paciencia. Niko llama a Line y le explica la ubicación, diciéndole que si están cerca vayan pero que sino no. Line le dice que están a media hora, por lo que no pueden ir.

La tercera bombaEditar

La vieja prisiónEditar

Ya en la antigua cárcel, Niko quiere que Vladimir se quede de guardia mientras él entra, por lo que esté se pone a apuntar hacia la puerta. Franki llega al almacen donde murieron los Lee, pero lo encuentra vacío, por lo que decide llamar a Ray y preguntarles donde están, pero aún no hay buena señal. En la vieja cárcel, Niko mata a unos cuantos lacayos, entrando en el siguiente piso. Catalina y Leon llegan y entran también. En el último piso, Niko ve cosas tiradas y a muchos lacayos, a los que mata.

La muerte de la hermana de CatalinaEditar
Karina

Karina, una baja más.

En la esquina del lugar, donde hay un hueco en la pared, se encuentra Vito Salvatore, apuntando a Karina, la hermana de Catalina, con su escopeta recortada. Niko le dice que a Salvatore que deje a la chica, pues ella no tiene nada que ver, pero Salvatore le dice que suelte el arma primero, dándole tres segundos, o Karina muere. Niko baja el arma, diciéndole de nuevo que suelta a Karina, pero Salvatore lo engaña y le dispara a la cabeza, matándola. Niko dispara inútilmente, pero Salvatore ha huido. Acto seguido, Salvatore salta por el hueco de la pared, y al bajar le dispara a Vladimir, dejándolo herido en un costado. Catalina llega y llora por su hermana, pero Leon le dice a Niko que busque el dispositivo desactivador. Niko sube las escaleras y mata a tres lacayos en una sala, buscando el dispositivo, pero no lo encuentra por ningún lado. Finalmente, Karkof llega y encuentra a Catalina llorando, a Leon preocupado y el cadáver de Karina. Hay una pequeña explosión en el edificio y Niko llega al dispositivo gracias a ella, que lo expulsa hacia la pared. Luego de llamar a Salazar, este le advierte que la cuarta bomba está en un avión y que despega en una hora. Debe evitar el despegue a toda costa o todos los que estén adentro morirán, y esperará a que sobrevuele el centro de Los Santos para que además al caer el avión mate a mucha gente. Afuera, Vladimir se sienta a descansar y piensa un poco. Adentro, Niko llega y les dice a Karkof y Leon que cuiden a Catalina mientras él se encarga de la próxima bomba. Catalina se levanta y lo mira, luego le dice, de forma firme: "mátalos a todos".

El desastreEditar

La falla de la última bombaEditar

La última bomba, en el avión, explota justo cuando Niko y Vladimir llegan, por lo que no tienen tiempo de hacer nada. Mueren todos los que están dentro del mismo, y ahora todas las bombas explotarán. Karkof llega tarde a desactivar una en un tren, y sufre un accidente al ser atropellado por un idiota. Comienza un caos en Los Santos, y hay un incendio en Market Station, donde Vladimir y Niko acaban heridos. Niko se levanta y decide ocuparse de Salazar, ya que ahora se entera, por medio de Franki, que Salazar está en la vieja biblioteca.

Muerte de SalazarEditar

La bibliotecaEditar

Entre la gente y los asaltantes, Vladimir camina muy herido por los disparos de Salvatore y por la explosión en la estación de trenes que casi los mata a él y a Niko, el cual ha huido. Vladimir llama al comisario y le anuncia la huida de Niko Gang. El comisario piensa que es una trampa por parte de Gang y envía a todas las patrullas a cerrar las salidas de Los Santos por si tanto él como Salazar intentan huir. La gente, creyendo que los de las noticias saben donde están las bombas (debido a la llamada de Salvatore), corren hacia los estudios a amenazar a los reporteros. Uno de ellos coje un rifle y sube, mata al camarógrafo y luego al reportero, pues ninguno de los dos sabe donde están las bombas de Salazar. Mientras, Niko, ya se a enterado de la localización de Salazar, informado por Franki, y se dirige a la antigua biblioteca de Los Santos, en la punta del monte. Entretanto, Vladimir es despedido por el comisario Rodríguez, cuando el agente trata de convencerlo de que Niko Gang es buena persona. Karkof se encuentra con Catalina y Leon y se sube a su coche, preguntandose donde están Bruno y Line o Niko y Franki.

Niko llega y encuentra el lugar en ruinas. Al llegar es emboscado por un guardia, pero lo mata a balazos. Cuando dobla por el pasillo, encuentra a otro lacayo y a un guardia escondido tras una estantería. Estos le gritan que se vaya, pero Niko los mata a ambos. Otro guardia está detrás de la puerta, Niko lo mata antes de que se de cuenta, Niko entra en la habitación, pero solo ve a un lacayo, al cual se enfrenta, lo mata y destruye la radio que hay detrás de él. Niko es sorprendido por un sujeto en un pasillo, pero le dispara. Niko pasa y ve una escalera en llamas así que pasa de largo y se abre paso a tiros. Tres guardias esperan su turno para atacar en la escalera, pero Niko los mata a todos. Sube las escaleras, cruza el pasillo, una sala donde todo está demasiado tranquilo (lo cual le asusta). Entonces, sube una segunda escalera y mata al último guardia. Niko llega a la siguiente sala y se detiene, pues está delante del mismísimo líder de La Soprano, Salazar, el cual está de espaldas y cargando un maletín. Salazar, sin darse vuelta, dice: "Te estaba esperando, Niko Gang".

Enfrentamiento con SalazarEditar

Niko le dice que lo alegra que espere la muerte con sabiduría y que su juego del terror ha por fin terminado, a lo que Salazar contesta que no es así. Hay seis francotiradores en el techo, esperando por si Niko ataca a Salazar de repente. Niko mira hacia arriba y los ve. Sabiendo que está perdido, Niko levanta las manos. Como si fuera una simple conversación, Salazar se da vuelta y le pregunta a Niko cuando fue la última vez que se vieron las caras, al instante recuerda que fue cuando acabó con la vida del bastardo de Joan Carlo Lucciano. Luego le dice a Niko que cuando este apareció, se convirtió en la pieza faltante en el juego. Pero que resulta difícil reconocerlo, lleno de heridas y con sangre en todo su cuerpo. Luego le cuenta a Niko que lleva en el maletín, el detonador. Si Salazar presiona el botón que está dentro del maletín, todas las bombas explotarán al mismo tiempo y el estado de San Andreas quedará reducido a cenizas flotantes. Salazar propone un trato, él dice que de hombre a hombre y Niko que de hombre a rata. Si Niko logra quitarle la vida, el estado quedará en paz y suya será la gloria. Niko le dice que le arrancará la lengua y hará que se limpie el culo con ella. Salazar le da diez segundos para pensarlo y sale corriendo. Niko mata a los francotiradores y parte en persecusión contra Salazar.

La persecución finalEditar

Franki ve a Salazar salir en coche azul cielo. Niko sale de la biblioteca, toma el coche y parte a seguir a Salazar por la ciudad. El comisario toma una patrulla y persigue a Niko con un millón de policías. El comisario, viendo hacia donde se dirigen Niko y Salazar, ordena que cierren el puente, dandole más importancia que al apocalipsis de la ciudad. El agente Turcus persigue a Niko, llama al comisario y le informa que ya está lista la parte de atrás del puente para encerrar a Niko y a Salazar. El comisario espera en pleno bloqueo, armado con un rifle en el cruce de Las Venturas. Niko y Salazar se detienen bruscamente, debido a que el comisario puso púas en su camino, el coche de Salazar sale dañado, pero Niko detiene el suyo a tiempo. Ambos bajan y quedan enfrentados. Turcus está del otro lado del bloqueo, dejando a Salazar y a Niko rodeados. Los policías, además, impiden el paso a los civiles que intentan escapar. La gente comienza a quejarse que quiere salir del estado, pues si se quedan todos morirán. La gente se preguta que estarán pensando Niko y Salazar en ese momento.

Explosión del puenteEditar
Sal

Cadáver de Salazar.

El comisario está feliz, pues tienen a Niko Gang y a Salazar, dos pájaros de un tiro. Le dice a Niko que tenían un trato, pero que se rompió cuando el otro quiso poner condiciones. Además, el trato ya no sirve, pues tienen a Salazar. Niko baja del coche y Salazar también. Niko le señala que está perdido, pues la policía lo tiene rodeado. Salazar el dice que mire a su alrededor, pues más allá de esos policías, está la ciudad en ruinas. Salazar le dice a Niko que el maletín está en el coche, y que es todo suyo, pero que la bomba tiene un tiempo de un minuto para explotar y las bombas están en el puente. Niko les grita a los policías, pero el comisario no quiere creerle, cuando los demás le creen, el comisario grita que es una farsa. Niko se ve obligado a saltar, y lo logra justo cuando el puente explota. La explosión destruye el puente y mata a Salazar y a cientos de policías. Niko tiene flashes de todo lo que vivió y escucha una voz que dice "¡Pudrete en el infierno, Niko!". Catalina, Leon y Karkof llegan corriendo al puente, pero encuentran al comisario moribundo, lo rescatan y lo llevan con él. Niko no está en el puente, pero tampoco en el agua.

Editar

El libro de Tim SevillaEditar

Una año después, Tim Sevilla recita unas palabras de su nuevo libro "El mito de Gang: tercera parte", al público, luego describe a Niko como un heroe desprecidado y les dice a todos que deberían sentirse avergonzados de su conducta, por como trataron a Niko.

En el cementerioEditar

En el cementerio, Leon, Ray, Michael, Isabella, Franki, Jerico, Line y Bruno se encuentran esperando a Karkof y a Leslie. Leon se burla del cabello rojo de Bruno. Este lo insulta y Line lo regaña, Bruno dice que Leon empezó. Llegan Karkof y Leslie, y todos se despiden de Niko, el cual ha sido dado por muerto y tiene una tumba allí. Todos comienzan a recordar sus momentos (que en un principio fueron feos pero ahora agradables) en su aventura gracias a Niko: cuando Karkof se estrelló con la moto, Line le recuerda a Bruno cuando él se metió entre un grupo de miembros de La Soprano. Molesto, Bruno le pregunta cuando dejará de molestarlo con eso, a lo que Line contesta que cuando le disparen por otra tontería peor. Karkof se pregunta donde está Catalina, la cual se esfumó luego de la explosión en el puente, todos ríen y Karkof se va a su casa, que era la casa de Niko.

Final de todoEditar

En la comisaría, el comisario ha quedado inválido, pero escucha que Salvatore y Capone fueron descubiertos tratando de colarse por la frontera, y ordena ejecutarlos en la silla eléctrica. Mientras, cuando Karkof y Leslie llegan, Leslie se extraña de ver un pastel y una nota, la nota anuncia que Víctor Rossi (Niko Gang) sigue vivo, lo cual le da esperanzas a Karkof. La película termina con Niko y Catalina, vivos todavía, llendose en un coche lejos de Los Santos.

Personalidad y rasgosEditar

Personalidad en síEditar

Niko es una buena persona, un agradable policía y un buen luchador. Sin embargo, la perdida de su esposa, el odio contenido contra Lucciano, Salazar y Berluchi, y las ganas de venganza acaban cegandolo, y convirtiéndole en un hombre frío al que no le importa matar a sus enemigos. Por mucho tiempo es considerado el héroe inmortal del estado. Solo al final, cuando explotan las bombas de los hermanos Lee, Niko es herido y se levanta cubierto de sangre y rasguños, para demostrar que, a fin de cuentas, solo era un ser humano común y corriente, y que nunca sería inmortal.

Junto con otrosEditar

Durante su tiempo en La Berlina y La Organización, Niko conoce a Catalina y Karkof, con los cuales se lleva de lo mejor y se enamora de la primera. Quiere a Karkof como a un hermano, y odia que le pasen cosas malas.

RelacionesEditar

En su vida cotidianaEditar

Catalina GangEditar

Catalina

Catalina, la futura esposa de Niko.

Desde un principio se planeaba que Catalina y Niko terminaran juntos. Su relación se ve desde el episodio en el que hacen su primera misión juntos: "La trampa". En su búsqueda por encontrar y sacarle información a Mike, ambos se cuentan cosas sobre su vida, pero Niko no se atreve a revelar su secreto y mantiene su nombre clave, Víctor Rossi. Catalina fuma tabaco, cosa que se revela en el mismo episodio ya mencionado, donde se recuesta a fumar en la puerta del auto cuando sale Mike. El que haya dejado o no su adicción se ve con el paso de la serie, aunque nunca se toca el tema. Cuando Catalina recibe un disparo de francotirador y la dan por muerta, Víctor se pone muy triste, pues ha perdido a otra mujer en su vida, aunque se recupera al saber que ella sigue con vida, y que Berluchi ha muerto. Con el paso de la serie, Catalina se le insinúa cada vez más a Niko, y acaban en el mismo grupo de búsqueda. Pero Catalina, sin embargo, no se le declara hasta el episodio de la tercera temporada "La llamada" en el cual le dice a Niko que el mafioso de La Soprano, Anthony Salazar, no está a su altura y luego le promete que, cuando todo el estado quede en paz, ellos podrán huir y hacer su vida de nuevo, lejos de San Andreas, y que los demás podrán hacerse cargo del estado y del crimen.

William "Karkof Kraken" FarrelEditar

Karkof Kraken

Karkof, el nuevo "hermano" de Niko.

Karkof fue el segundo mafioso que Niko conoció, después de Leonard. Se sorprendió de que, en lugar de a un duro y sangriento mafioso, encontró a un joven amable y educado, que no deseaba meterse en problemas. Karkof le explicó que su verdadero nombre es William Farrel, pero que tuvo que cambiar su nombre por Karkof debido a una serie de circunstancias que resultaron en la muerte de su hermano menor a manos de un miembro de La Roketa, Bruce, sumado a que Berluchi le llenó la bicicleta de droga y la policía lo acusó. Niko le dice desde el comienzo que se llevarán muy bien y luego lo guió en un viaje a Los Santos, donde Karkof descubrió su secreto, pero prometió no revelarlo. También se enteran de la existencia de La Organización, y de Alex y Line, los grandes líderes. Juntos aceptan unirse luego de que la guerra por San Andreas finalize, y empieze una peor. Luego de la batalla final de Niko y Berluhci, Karkof mata a Bruce y venga a su hermano, pero se queda junto a Niko en la lucha contra Lucciano. Karkof desaparece, pero luego llega con Leslie Van Klep, su nueva novia. Cuando Niko desaparece finalmente, Karkof queda desolado, pero Niko le deja una carta en la que le dice que sigue con vida, y que siga luchando en San Andreas, diciéndole que él es su razón para continuar su lucha por seguir viviendo, así que no desaproveche su vida.

FrankiEditar

Frankie

El regreso de Franki al negocio.

Franki conoce a Niko luego de volver a La Berlina para vengar la muerte de su primo, Leonard. Franki hace diversas misiones y, en varias ocasiones, está muy lejos de Niko, pero igual lo quiere mucho y lo ayuda incondicionalmente. Cuando Franki encuentra a su hermano perdido, Michael, decide que él y su banda La Nueva Siniestra 13, trabaje con La Organización como aliada. Es Michael quien ubica a Salazar para Franki y Niko, y juntos se suben a un coche azul y se dirigen a la biblioteca, donde se esconde este, para poder matarlo. Sin embargo, Franki no ve cuando Salazar se está escapando y accidentalmente lo deja huir. Niko logra desaparecer en la exlosión del puente. Franki finalmente se casa con su novia, Jessica Rico (alias Je-Rico). En el cementerio, Franki y Je-Rico recuerdan sus buenos momentos en la mafia, pero deciden tener una vida normal a la vez que van cambiando la paz en San Andreas. Franki dirige La Organización luego de la desaparición de Niko, pero nunca ejerce como tal.

LeonEditar

Leon

Leon en Las Venturas.

Leon era miembro de La Organización desde muy joven, y ayuda a Niko desde el comienzo de la segunda temporada de la serie. Es de gran ayuda en la batalla contra varios, sobreviviendo a su compañero, Thuck, con el cual es enviado a una misión de buscar droga de La Berlina. Leon quiere mucho a la pareja de Niko y Catalina y son amigos. Siempre lleva un rifle de francotirador y dispara desde lejos, aunque también se le dan las armas blancas o los revólveres. Era un delincuente menor en su juventud, pero ahora es un hombre que busca la paz. Se pelea comúnmente con Bruno, el aprendiz de Line, y se burla de él, pero también se llevan muy bien. Al final de la serie sigue trabajando solo, ya que desde el principio lo deseó, aunque no rechaza que se le de una mano. Leon no es visto antes de la segunda temporada y con Niko solo intercambian unas pocas palabras, pero se sabe que a Niko le agrada y que tiene infinitas posibilidades de triunfar en la vida.

EsposaEditar

Niko estuvo casado con una mujer hasta 1990, cuando la mataron. Se sabe que su matrimonio nunca fue muy feliz, ya que él se dedicaba demasiado a su trabajo para mantener una familia. La señora Gang quería tener hijos en el momento en el que los sicarios entraron en su casa a matarla. Niko fue acusado del homicidio y luego enviado a prisión de por vida.

En La OrganizaciónEditar

LineEditar

Line sin máscara

Line en 1992.

Line es el aprendiz de Alex, líder de La Organización. Siempre fue un ninja frío y reservado que oculta oscuros secretos tras su máscara. Tiene 38 años al principio de la serie y 40 al final, pero es tan agil como un joven de veinte. Conoció a Niko y Karkof cuando ellos estaban en Los Santos. Se presenta detrás de un enorme muro y los mantiene acorralados, pero Alex, que también se aparece cubierto de capuchas, los tranquiliza. Line se reúne con Niko por segunda vez para decirle que conoce su secreto, y que si él y Karkof se unen, Alex para el día siguiente habrá hecho desaparecer al corrupto Lorenzo Viera. Niko acepta y desde ese momento nace entre los dos una relación de amistad muy estrecha y agradable, que se basa en ciertas reuniones entre ambos. Poco antes de la Guerra por San Andreas, Niko se reúne una última vez con Line para decirle que se aliste para la batalla, pero este le dice que no luchará, pues es perseguido por los fantasmas del pasado, ya que su amigo, Heng Ying, asesinó a su maestro e intentó matarlo, pero pudo escapar muy herido. Niko logra convenserlo de enfrentarse a Ying y este lo derrota. Ying muere en batalla. Durante la segunda temporada, Line es enviado solo a luchar contra miembros de La Berlina, ya que Alex ha muerto. Durante su lucha conoce a Bruno, un joven que quiere ser su aprendiz, y Line solo acepta entrenarlo porque es muy hábil. Finalmente, en la última temporada, se lo ve sin máscara junto a la tumba del desaparecido Niko. Se revela que tiene las manos maltrechas y heridas debido a que se las quemó en su juventud, cuando huyó del asesino Ying. A pesar de su edad, Line es un poderoso maestro ninja y su aporte es esencial para La Organización.

AlexEditar

Número 23

Alex, como "Número 23".

Alex era el siniestro fundador de La Organización, trató con Niko en el callejón para hacerlo unirse a ellos, solo se vieron dos veces, donde lucharon juntos para vencer a Berluchi, pero luego fue asesinado por Lucciano. Alex era el hijo desaparecido de Daniro, fundador de La Siniestra 13 de Los Santos. Niko no pudo salvarlo. Más tarde lo halló en los laboratorios del Dr. Muerte, pero tampoco pudo salvarlo debido a que este insistía en que debía deshacerse de los intrusos en el laboratorio. También Niko contó con la ayuda del hermano de Alex, London, el cual deseaba hayarlo para poder al fin reconciliarse con él, Alex ni siquiera llegó a reconocer a su pariente vivo más cercano antes de morir en la explosión de los labortorios. Sin embargo, Niko llegó a encariñarse mucho con el misterioso encapuchado y Line lo adoraba, ya que fue su maestro cuando el anterior fue asesinado. Alex solo deseaba vengar la muerte de su padre, el fallecido Daniro, pero también buscaba la paz en San Andreas al momento de su muerte, fue muy recordado por todos los fans y pensaron que saldría con vida de los laboratorios del Dr. Muerte. Aún así, Alex murió en la explosión y no quedaron restos.

TrevorEditar

Af

Trevor, el salvador de Niko.

Trevor fue un espía de La Organización enviado a La Berlina para investigar los negocios de Lucciano. Niko fue operado con él para poder convertirse en Víctor Rossi. Desde ahí, Trevor no es vuelto a ver, hasta que en el último episodio, le salva la vida a Niko milagrosamente, y luego le cura las heridas. Es un cirujano plástico de puta madre que ha ayudado a los más importantes personajes para sus nuevas vidas. Finalmente, continúa trabajando como director de La Organización, siendo uno de sus principales jefes, hasta que finalmente murió asesinado a manos del líder de La Berlina luego de Lucciano, Carot. Sin embargo, La Soprano indirectamente lo vengó, ya que Carot también fue asesinado ese mismo año.

ThuckEditar

Thuck

Thuck, otro gorila.

Thuck era un miembro de La Organización que se enfrentó junto con Leon a los traficantes de Lucciano. Niko siempre supuso que se trataba de un hombre duro y frío, que gustaba trabajar solo. Sin embargo, finalmente demuestra que prefiere estar con su amigo, Leon. Catalina le dice a Niko que no confía del todo en él, ya que solamente Alex lo conocía de su pasado o del porque de su máscara (cosa que no es revelada jamás), y que deberían investigarlo. Thuck le pide a Niko para trabajar solo, ya que de esa forma lo hace mejor, pero Niko lo convence, argumentando que así podrán comunicarse mejor. El elegido para ser su colega es Leon, el cual también ha pedido trabajar solo. Thuck le dice que acepta trabajar con alguien que comparta sus ideales, pero Leon no ha asistido a la reunión, ya que está esperando  que lo recojan en su escondite, una granja del campo de San Andreas. Allí, Leon está siendo atacado por las pandillas del sur, pero Thuck y Niko aparecen para detener la situación. Thuck en realidad usa la máscara debido a que es un hombre buscado. Es conocido también bajo los nombres de "Mr. Circo" o "El Risitas". Durante el enfrentamiento contra los traficantes de Lucciano, Thuck muere asesinado por los miembros de La Berlina que custodiaban la droga que iban a distribuir por San Andreas y Nueva York en breve. Pero Leon pudo enterrar su cadáver. Todos se enteran de su muerte más tarde y Niko se entristece, pues era un excelente guerrero y sería recordado por todos. Vestía siempre la misma ropa y utilizaba una máscara de payaso en la cara.

Enemigos principalesEditar

Anthony SalazarEditar

Salazar

Salazar.

Salazar aparece por primera vez en el último capítulo de la temporada dos, La masacre. Este decide partir a San Andreas por la ineficiencia de Joan Carlo Lucciano, a quien dio hombres para mantener su poder en el estado y para vigilarlo de cerca. Antes de llegar, recibe una llamada de el capataz de la tríada de Nueva York, uno de los hombres que envió, que es Takenori. Este le explica de la muerte del otro hombre enviado, Sindaco, y de la mujer que envió, Catrina. Salazar está en un avión rumbo a San Andreas. Salazar llega a San Andreas para decirle a Lucciano del poco tiempo que le queda. Al llegar, anuncia que vendrá con su mano derecha, Vito Salvatore, y con la izquierda, Lucky Capone, el cual no tardará en llegar también. Ya en San Andreas, Salazar se instala en el garaje de Lucciano, y le dice que le quedan cuarenta y ocho horas para poner todo en orden. Lucciano y sus hombres esperan el momento, y llegan los hombres favoritos de Salazar, Takenori y Shian Lee. Lee quiere ver muerto a Lucciano debido a que le falta el respeto a la tríada, pero Salazar lo convence de que esperen a que se acaben las horas y lo verán incluso sufrir un poco. Salazar se enfada con la muerte de Stan, debido a que Lucciano no debería pasar el tiempo que le da matando a los de su propio bando, sino haciendo todo lo posible por lograr lo que busca y sobrevivir. Sin embargo, tampoco se enfada demasiado, pues él desea ver muerto a Lucciano tanto como los demás, es por eso que se les suma el Dr. Muerte, amigo de Lucciano, para sobrevivir. Finalmente, Salazar envía lejos a Takenori, el Dr. Muerte y Shian Lee, los quiere mandar con Vito Salvatore para que no corran peligro. Takenori tiene miedo, pues teme que Lucciano intente algo, pero va debido a que las órdenes de Salazar son rotundas. Al final van, mientras Lucciano lleva a Salazar a un sitio apartado y le dice que se tomará el tiempo que deseé. Salazar le dice que su relación con La Soprano ha terminado y que muy pronto recibirá noticias suyas, por lo que se va retirando, pero Lucciano saca su pistola y le vuela la cabeza, matándolo. Sin embargo, Takenori, el Dr. Muerte y Lee ven que era un viejo falso, y que Salazar lo controlaba para que fingiera ser él, Salazar tiene planeada la exterminación de La Berlina. Al final, Salazar sale al ataque de la mansión de Lucciano y decide ocuparse de esos asuntos en público, lo mismo hace Niko Gang y se enfrenta a Lucciano, hasta que Salazar aparece y le dispara a Lucciano, matándolo permanentemente. Salazar le propone a Niko un juego, donde deberá detener unas bombas por todo el estado, hasta que finalmente lo logre. Salazar ve en televisión que un tal Tim Sevilla puede contener información de Niko Gang, pues publicó un libro del asunto, luego secuestra al señor Sevilla y le saca la información. Sevilla le muestra fotos de Niko y Catalina, Salazar envía a Lucky Capone a llevarse a la hermana de Catalina para atraerla también a ella. Luego libera a Sevilla, pues sabe que no es un tonto y no llamará a la policía. Antes de irse, el señor Sevilla le dice que no está a la altura de Niko Gang y que este lo vencerá de forma muy sencilla. Salazar lo echa del lugar rápidamente. Una vez terminado el tiempo, Salazar va llamando a Niko y lo envía a buscar cuatro bombas por todo el estado. Cuando se llega a la última bomba, Niko falla y esta estalla, por lo que Salazar desata un desastre inminente, Niko persigue a Salazar hasta la biblioteca, donde tienen su anteúltimo enfrentamiento. Allí, Salazar le dice que tiene el detonador en su maletín y huye en un coche hasta un puente cargado con bombas, que explota, matando a Salazar, haciendo desaparecer a Niko y dejando inválido al comisario Rodríguez.

Safras BerluchiEditar

Safras berlucci

Safras Berluchi.

Es el culpable de la muerte de la esposa de Niko, y de que este fuera enviado a la cárcel. Se trata de un ruso desgraciado y cruel al cual no se le ve la cara hasta la mitad de la temporada, donde su rostro es visto al girar al público y dispararle a un hombre que le debía dinero. Berluchi intenta matar a Niko cuando este se hace pasar por Víctor Rossi, pero fracasa en todo momento, y finalmente muere al caer de un risco desde su coche, y que luego el coche le cayera encima y una de las puertas, abierta, le rompiera el cuello al caerle encima de la nuca.

Joan Carlo LuccianoEditar

Lucciano

Joan Carlo Lucciano co-antagonista de la serie.

La relación de Niko con Lucciano es muy extensa, data desde el principio de la serie, y luego de su muerte es mencionado en cada episodio hasta el final, lo que lo convierte en el personaje con más apariciones en toda la serie. Se trata del Líder de La Berlina, que quiere matar a Niko y su Organización luego de la muerte de Berluchi. No hay buena relación entre ninguno de los villanos de la serie, puesto Lucciano mata a Berluchi o provoca su muerte, y Lucciano es asesinado por Salazar, ya que este era un mal líder. Al principio es mostrado como un amigo, pero luego se convierte en el primer antagonista, hasta la llegada de Salazar, cuando Lucciano pasa a segundo plano. Lucciano demuestra ser estúpido e impulsivo, además de que no tiene facultades para liderar un grupo, pero es un hábil estratega cuando se lo propone, además de que es de los más odiados debido a la cantidad de héroes que mata, desde los más conocidos hasta los que mucho no tienen que ver con la serie.

Otros enemigosEditar

Dr. MuerteEditar

Dr. Muerte

El doctor Muerte.

El Dr. Muerte deseaba tener entre sus garras el cuerpo de Niko Gang, por lo que trató con Lucciano para poder conseguir el cuerpo y controlarlo, aunque Lucciano solo quería que lo matara. El Dr. Muerte le ordenó a su asistente, Gusano, que consiguiera atraerlo hacia los laboratorios. Con Berluchi muerto, el Dr. Muerte vuelve a quedarse en la calle y sin apoyo financiero para hacer sus experimentos. Mientras camina por la Ciudadela del Sur, el doctor encuentra el cuerpo de Alex, y reconoce al "Número 23", al cual se lleva para recuperar a un sirviente. Joan Carlo Lucciano, quien ayudó a Niko a matar a Berluchi y luego lo traicionó, y que además mató a Alex. Lucciano le ofrece al doctor trabajar para él, a cambio le dará todos los cuerpos que deseé. El Dr. Muerte le dice que puede controlar a Niko Gang y que trabaje para ellos, pero Lucciano se niega y le dice que lo quiere muerto. El doctor se va enojado, argumentando la mala suerte que tiene la mafia por desafiar a la ciencia, y que él mismo ya triunfará más que el propio Dios. El Dr. Muerte ordena a Gusano traerle a Niko Gang con vida. Mientras espera, Gusano lo consigue y Niko intenta llegar hacia el lugar. Lucciano, preguntándose que ocurre, envía al Sr. Morrinson a traerle un informe sobre lo que ocurre en el laboratorio. Morrinson muere a manos de Niko, por lo que Lucciano envía a Claiton a ir en su lugar y conseguir el informe. Claiton se instala en el laboratorio y espera a Niko con ganas de irse. Al salir al pasillo, el Dr. Muerte habla con Mr. X, el antiguo experimento fallido, y le dice que pronto saldrá a buscarle cuerpos, pero X le dice que nunca trabajrá para él, y que puede irse llendo mucho a la mierda. El Dr. Muerte, decepcionado por la falla, se marcha. Niko llega al laboratorio y el Dr. Muerte ordena que activen el "Proyecto Insignea" para ver como se las arregla. Luego ordena a Gusano que alerte a la seguridad mientras él abre las compuertas. Gusano sale de la habitación apresurado y el doctor abre las puertas de las celdas 1º, 3º y 5º. Al instante son liberados cinco extraños encapuchados que lanzan pavorosos gemidos. Niko, que no sabe nada, ve que la zona por la que va está despejada y sigue su camino. De pronto, suena una sirena y uno de los infectados recorre el pasillo mientras otro sale por una puerta trampa en el suelo. Estos enfrentan a Niko, pero él los mata a los dos. Luego se mete por el pasillo y mata a los dos últimos infectados. El Dr. Muerte ve lo que ha provocado y decide que pronto deberá soltar al "Número 23". Niko se mete en las cloacas y encuentra a otro infectado, al cual mata. El doctor suelta al "Número 23". Al salir de la cloaca, Niko encuentra a unos guardias humanos, por lo que decide luchar con los puños, ya que se le terminaron las balas. Luego de matar a todos los guardias, incluso a los armados, sigue su camino. En un rincon aparece el "Número 23", y resulta ser Alex, el cual sigue vivo. Niko lo reconoce al instante, aunque creía que lo habían matado. Niko le dice que no sabe que hace allí, pues pensaba que estaba muerto. Alex le responde que no sabe de que está hablando pues él es "Número 23" y él es un intruso y su misión es acabar con los intrusos, por lo que debe morir. Afuera, London (el hermano de Alex) llega al Área 51 y se pregunta que es lo que está pasando, luego entra y se pregunta porque no hay guardias. Luego ve los cadáveres de los infectados. El Dr. Muerte se pregunta quien es el intruso, que no era parte del plan. Gusano se ofrece a ir y hacerlo picadillo, pero el Dr. Muerte prefiere enviar a Claiton para que este consiga su informe y pueda irse. Claiton dice que lo hará, pero que el problema es encontrarlo en ese laberinto. Claiton sale del laboratorio apresuradamente.

Abajo, Alex y Niko están enfrentados. Niko le dice que él no es así, y que es una buena persona, pero Alex asegura que es así y que sirve al Dr. Muerte para toda la eternidad. Aparece London, explicándole que le siguió el rastro y que por fin lo encuentra a él y a su hermano. London le ofrece a Alex huir a su casa con él y formar una familia para olvidarse de la mafia. Entretanto, en el laboratorio, justo cuando Claiton se va, se presenta Mr. X, diciéndole al doctor que no luchará por él y que está acabado porque ayudará a Niko Gang. Abajo, Niko encuentra a mas guardias, a los que mata con el arma que consiguió en el laboratorio. El Dr. Muerte advierte que Niko está llegando por el pasillo, por lo que apunta a la puerta con su arma. Niko llega y dice que son ellos los que están detrás de todo lo que ha estado ocurriendo. Entonces, el Dr. Muerte le ordena a Gusano dejarlo inconsiente, pero no matarlo. El asistente saca un bate y comienzan una pelea. Hasta que Niko tira a Gusano al suelo y luego lo mata a patadas. Niko le pregunta al Dr. Muerte donde esta Lucciano. Y este le responde que es una pregunta tonta viniendo del hombre que asesinó a todo su personal de seguridad y a su asistente personal. En ese momento Niko comprende que Lucciano no está allí, y que todo fue una trampa del Dr. Muerte y Gusano para hacerlo llegar. Niko le dice que suelte el arma y se rinda, porque lo va a matar tarde o temprano. El Dr. Muerte le dice que no pudo controlarlo, pero que al menos logrará huir de ese lugar sin ningún problema mientras él muere. Luego le ofrece una última oportunidad, tiene preparado un helicóptero para huir del lugar (que hará volar dentro de unos minutos), y que si viene con él le concederá una fuerza sobrehumana y vivirá libre de ser controlado mientras trabaje para él sin cambiar de bando. Niko se niega y el doctor le dice que es una pena, pues el laboratorio volará en menos de dos minutos. El Dr. Muerte le dice a Niko que la mafia siempre está por encima de la ciencia, y que prefieren matar en lugar de controlar a una persona. El doctor se va y Niko trata de desactivar sin exito la bomba, por lo que decide huir del lugar lo más pronto posible, y solo tiene un minuto y cincuenta y cinco segundos. En el pasillo, abajo del laboratorio, London se entera de lo que va a ocurrir y le dice a Alex que deben huir a Las Venturas lo más pronto posible, pues el lugar volará en pedazos. Alex se niega, diciendo que su misión es terminar con los intrusos del laboratorio, que en tal caso van a morir todos juntos y que no descansará hasta que los intrusos estén todos muertos. London dice que si él lo desea así, en efecto, morirán todos juntos, pues no está dispuesto a irse sin él y perderlo de nuevo. Ambos hermanos se quedan esperando la muerte. Cerca de la salida, Niko oye la voz de la computadora, que anuncia que falta un minuto para la explosión. Niko corre lo más rápido posible lejos del lugar, pero al llegar a la última habitación, descubre una reja cerrada que no puede abrir. Detrás está Claiton, diciéndole que peleen. Niko le advierte que ambos morirán si se quedan, así que lo alienta a que huyan juntos. Claiton le dice que aún queda casi un minuto, y esa es la última zona que explotará, lo que le dará tiempo de darle una paliza y abrir la puerta. Niko acepta y lo golpea cuatro veces en el estómago, pero Claiton responde y lo golpea en el rostro. En los pasillos hacia el sitio del helicóptero, el Dr. Muerte decide escapar, y ve a todos sus guardias de seguridad muertos. Luego debe matar a sus propios infectados para escapar, pues ellos no tienen inteligencia y lo pueden matar. Al bajar por una larga escalera hacia el helicóptero, mira el agujero en el techo y asegura que este ha sido su mejor plan en la historia. Pues tanto la muerte de Gusano como la de Claiton, la de Alex y la de Mr. X estaban planificadas desde un principio. Claiton continúa golpeando a Niko, diciéndole que no es nada personal, pero que son órdenes de Lucciano, y que él es el ejecutor de esas órdenes. Claiton deja a Niko tumbado en el suelo, y está a punto de patearlo para matarlo, cuando se rompe una escotilla de los conductos de aire y sale Mr. X, que ataca a Claiton. Mr. X le dice a Niko que ya ha vivido suficiente con sus deformidades, y que se escape por el conducto mientras él contiene a Claiton el tiempo suficiente hasta que el laboratorio explote. Niko le agradece y huye por el conducto. Asustado por el tamaño de Mr. X, Claiton trata de abrir la puerta, pero esta esta sellada. Mr. X le dice que no saldrá de allí nunca y empieza a golpearlo contra la puerta. Comienza la cuenta regresiva, y el Dr. Muerte se sube al helicóptero. La cuenta termina, el doctor ya ha huido y London abraza a Alex, que trata de matarlo pero el laboratorio explota antes de que lo logre. En la explosión también mueren Claiton y Mr. X, que se mantienen luchando todo el tiempo. Niko logra salir a tiempo, pero el radio de la explosión lo alcanza y lo hace caer hacia adelante. Niko se despierta y ve que el Dr. Muerte se escapa en el helicóptero que sale por el agujero, por lo que salta y alcanza a agarrarse de una de las patas del vehiculo. El Dr. Muerte lo nota rápidamente, por lo que lo tira al desierto para que se muera. Lucciano ve que llega un helicóptero a su guarida en San Fierro, que resulta ser el del Dr. Muerte. El doctor le informa que estuvo en su laboratorio, y que Claiton murió en la explosión que provocó él para deshacerse de Niko Gang. Lucciano se enfada, pues Niko Gang estuvo en su laboratorio y no se lo dijo, pero el doctor le recuerda de la llegada del líder de La Soprano, Salazar, y de que su llegada lo cambiará todo. Lucciano está encerrado en aquel lugar por miedo a Salazar, y ahora seguramente Niko Gang ya esté más que muerto, arrojado en el desierto. Sin embargo, el Dr. Muerte no sabe que Niko ya ha sido rescatado por un hombre que pasaba por allí. Cuando el Falso Salazar llega, el Dr. Muerte no tarda ni un minuto en pasarse a su bando y dejar a Lucciano para siempre. El doctor se junta ahora con amigos muy cercanos a su nuevo jefe de mafia, Takenori y Shian Lee, el Jefe Capataz y el Jefe Máximo de la Tríada de Nueva York, respectivamente, y estan preparados para matar a Lucciano en pocas horas. Sin embargo, los mafiosos no le dieron nunca mucho poder al Dr. Muerte, y Shian Lee lo consideraba un completo idiota por hacer volar su propio laboratorio y no cerciorarse de que Niko Gang estuviera completamente muerto antes de huir para San Fierro. Aunque su relación nunca fue muy cercana, el Falso Salazar le tenía respeto y trataba con amabilidad al Dr. Muerte, cada tanto pidiéndole su opinión y tratándolo cordialmente. Finalmente, el Falso Salazar y el verdadero acuerdan que el doctor, Shian y Takenori deben ponerse a salvo y luego deben matar a Lucciano. Días después, Salazar ha preparado un coche para el Dr. Muerte, Shian Lee y Takenori. Salazar intenta convencerlos de ir con Vito Salvatore a su escondite. Takenori no quiere, pues teme un atentado por parte de Lucciano, pero Salazar lo tranquiliza, diciéndole que no le pasará nada. Durante el viaje, Takenori grita que desea volver y ayudar a su querido jefe, pero el Dr. Muerte lo tranquiliza, diciéndole que, si su jefe es tan poderoso como él cree, no le pasará nada. Al llegar al escondite, Salvatore les presenta al verdadero Salazar y luego deciden trazar planes. Salazar pone a Shian Lee y al Dr. Muerte a cuidar a un edificio, donde contienen grandes cargamentos de mercancías importantes. Sin embargo, durante la guardia, Shian Lee se harta del Dr. Muerte, a quien ya odiaba desde un principio y el doctor huye apresuradamente por los pasillos del edificio, y parece estar muy asustado. Al cruzar por un pasillo se ve rodeado de guardias chinos armados y al instante se presenta Lee. El doctor le dice que no tiene porque terminar así, pues le ha aportado mucho a Salazar, Shian contesta que lo sabe, pero que ahora su laboratorio está destruído y que le ha fallado mucho a Salazar, por lo que ya no le sirve de nada a ninguno de los dos. El Dr. Muerte promete mejorar, pero Shian Lee levanta la pistola y le vuela la cabeza, matándolo.

GusanoEditar

Gusano

El Gusano, asistente del Dr. Muerte.

Gusano y Niko pelean por muy poco tiempo. Es el asistente malformado e inepto del Dr. Muerte, pero es muy eficaz en cuanto a la guerra. Su primera aparición es en el episodio "El inicio de una masacre". El Dr. Muerte le explica que necesita el cuerpo de Niko Gang, debido a su exito con Número 23 y a la necesidad de un mejor cuerpo para controlar: sus investigaciones avanzarían muchísimo. Gusano le dice que si su amo le ordena matar a Niko Gang, él lo hará. El Dr. Muerte se exalta, diciéndole que no quiere muerto a Niko Gang, lo quiere vivo para poder controlarlo. Gusano se disculpa, y El Dr. Muerte le dice que simplemente guíe a Niko Gang hasta el laboratorio y él se encargará del resto. Gusano parte a cumplir su misión. Más tarde, dos mafiosos que ayudan a Lucciano, uno vestido de blanco y otro de púrpura, se encuentran discutiendo sobre los negocios de droga en frente a unos apartamentos. En ese momento, se presenta Gusano, preguntándoles si son de La Berlina. Cuando ellos contestan que sí, él les dice que también. Sin embargo, aparece El Confidente, el cual está espiando a los mafiosos. El Confidente planea una forma de escuchar lo que dicen sin tener que acercarse y que lo maten, pero detrás se le aparece un amigo de los mafiosos, vestido de azul, que lo apunta con su arma y lo amenaza. Los mafiosos tienen amenazado al Confidente. Gusano hace entonces un trato con el vagabundo, deberá lograr que Niko Gang vaya a los laboratorios del Dr. Muerte voluntariamente, y él le pagará mucho dinero. El Confidente acepta. Gusano le da, además, la identificación de un contacto de La Berlina que lo puede llevar al laboratorio, Harvin Cuolovich. Gusano, vuelve a los laboratorios y le comunica al Dr. Muerte que aterrorizó a un colega de Niko y que de seguro ya va para allá. El Dr. Muerte está feliz con la noticia, ya que sabe que Lucciano matará a Niko. Sin embargo, le pregunta que hará con el colega sobornado. Gusano decide matar al Confidente para borrar evidencias. Cuando Gusano vuelve a entregar el dinero, El Confidente opina que debe de tener mucho dinero para venir en uno de esos. El Confidente le dice que es tarde, y que en menos de una hora Niko estará en su laboratorio, por si no le sería difícil regresar. Pero Gusano le dice que en helicóptero se tarda tres veces menos. El Confidente le ordena que le traigan su dinero, por lo que Gusano se dirige al helicóptero. Sin embargo, Gusano trae un rifle y le anuncia al Confidente que no trae el dinero, y que no importa pues "a donde va no le hará falta". El Confidente grita, pero Gusano lo mata de un disparo. Gusano se va del lugar hacia su helicóptero blindado, "agradeciéndole por sus servicios" al Confidente. Niko, como estaba planeado, llega al laboratorio, donde lo esperan el Dr. Muerte, Gusano y Claiton, que fue enviado por Lucciano a traer un informe. el Dr. Muerte ha ordenado que activen el "Proyecto Insignea". Luego ordena a Gusano que alerte a la seguridad mientras él abre las compuertas. Gusano sale de la habitación apresurado. Cuando Gusano regresa, el Dr. Muerte advierte que Niko está llegando por el pasillo, por lo que apunta a la puerta con su arma. Niko llega y dice que son ellos los que están detrás de todo lo que ha estado ocurriendo. Entonces, el Dr. Muerte le ordena a Gusano dejarlo inconsiente, pero no matarlo. El asistente saca un bate y comienzan una pelea. Hasta que Niko tira a Gusano al suelo y luego lo mata a patadas.

ClaitonEditar

Claiton

Claiton.

Claiton es un delincuente y asesino avanzado sumamente eficaz, es contratado por Lucciano luego de que este estorcionara al alcalde Thomson y lo obligara a liberarlo de su prisión. Claiton fue arrestado, pero Lucciano lo soltó y luego le dijo que le sirviera de guardaespaldas. Claiton acaba aburriéndose de no hacer nada, pero Lucciano lo convence de quedarse con él. Sin embargo, Lucciano lo envía a conseguir un informe sobre las actividades de su colega el Dr. Muerte, del cual no tenía muchos informes. En el laboratorio Claiton se aburre mucho más de lo esperado, hasta que Niko llega a luchar. Tras una pelea, Claiton casi mata a Niko antes de que vuelen los laboratorios, pero Mr. Equis aparece, golpea a Claiton y lo salva. Claiton muere en la explosión de los laboratorios, intentando abrir la reja y escapar del mutante.

Shian y Huang LeeEditar

Familia Lee

Los hermanos Lee. Huang más adelante y Shian más atrás.

Shian y su hermano, Huang aparecen muy poco en la vida de Niko, aunque tienen papeles importantes en la historia, solo se relacionan con el protagonista una vez. Salazar encomienda a Niko detener cuatro bombas que puso en San Andreas o haría volar el estado entero. Luego les encomienda a los hermanos Lee vigilar la tercera bomba, que está junto a algunos bidones de gasolina. Cuando Niko llega, Shian provoca una explosión con algunos bidones, pero Niko sobrevive y los ataca a los dos. Catalina, allí presente, le pregunta a Leon que está haciendo Niko, a lo que él contesta que está haciendo un cóctel Molotov, Niko arroja el cóctel e incendia a Huang y a Shian, que mueren retorciéndose en el suelo.

Lorenzo VieraEditar

Era el jefe corrupto de Niko cuando él era policía. Se suponía que era un buen hombre y que trabajaba dignamente, hasta que se vio corrompido por su mejor amigo Berluchi, que quería el puesto de comisario. Envió a Niko a prisión para poder calmar la ira de Berluchi. Cuando este escapó, Viera y Berluchi trazaron un plan para destruir a Víctor Rossi (el nuevo Niko). Sin embargo, Viera no pudo ver realizado su plan, ya que murió asesinado por Alex, el líder de La Organización. Tenía 36 años.

Otras relacionesEditar

LeonardEditar

Leonard 2

Leonard.

Niko conoce a un "gorila" de Lucciano. El temible Leonard, un sujeto musculoso y calculador que trabaja en La Berlina desde hace diez años. Leonard saluda a Niko y le dice que pronto se llevarán de lo más bien. Aunque Niko simplemente quiere cobrar su venganza, y con eso, morir luchando. Leonard lo convence de permanecer con vida tiempo después. Aún así, Lucciano le dice que primero deberá aprender artes marciales con el sabio maestro Chi Lú, un chino muy inteligente que tiene tratos regulares con la mafia de San Andreas. Leonard le dice que él lo va a guiar hasta el gimnasio. En el camino, Leonard le advierte a Niko que Lú no lo ayudará si no es un hombre callado y respetuoso, y que las artes marciales que le enseñará son "la puta hostia". Niko le dice que, si es tan viejo como puede hacerlas, y que si son "la puta hostia", por que no es el jefe. Leonard simplemente le dice "seriedad, Víctor", ya que no sabe que su verdadero nombre es Niko Gang. En el gimnasio, Leonard le presenta a Lú y a Harvin Cuolovich, otro colega de Lucciano. Luego, le pide a Lú que le enseñe a Niko, pero este simplemente le dice que en su alma solo ve dolor y rabia. Leonard lo convence finalmente. Niko aprende artes marciales con Lú, luego de terminar derrotándolo en una temible batalla. Ya afuera del gimnasio, Leonard le dice a "Víctor" que lo que deben hacer ahora es enfrentarse a las bandas enemigas orientales, y de esa forma despertar la cólera de Safras Berluchi, ya que él tiene controlados a los chinos y japoneses de la costa de todo el estado. Víctor descubre que les han robado el deportivo, por lo que se roban el que estaba al lado del gimnasio, sin saber que pertenecía al maestro Lú. Primero, antes de molestarse por los chinos, deberán encargarse de un asunto importante. Hay un terrible traficante que trabaja con Berluchi desde hace años y que vive en un apartamento en la colina del camino doblado. Allí, Víctor se mete en la casa y ve que hay una prostituta, pero Víctor la deja vivir. Entra en el cuarto y mata al traficante. Al salir, Leonard lo felicita por el trabajo bien hecho, y le dice que debe ser un super-asesino para que Lucciano lo tenga como as bajo la manga. Muerto el traficante, deberán ocuparse ahora de los chinos, que están sometidos al yugo de Berluchi. Víctor conduce hasta el muelle, donde encuentran a tres de los chinos de Berluchi. Víctor acuchilla a dos y deja vivo al último, que le pide por favor que lo deje vivir, puesto que él es americano, lo cual es mentira ya que cubre sus ojos chinos con lentes de sol. Leonard le dice que puede considerarse afortunado de no morir, y que le diga a Berluchi que La Berlina resubirá. Mientras conducen, Leonard felicita a Víctor, ya que el chino "se ha cagado encima". De vuelta en el garaje, Leonard le da a Víctor un papel con una dirección y le dice que Lucciano le compró una suite en uno de los mejores hoteles para que viva mientras trabajan juntos. Víctor deja a Leonard y se marcha. Juntos se llevan muy bien durante un breve período. Leonard fue asesinado por Angelo de La Roketa.

Agente VladimirEditar

Vladimir

Vladimir.

Niko Gang es arrestado en medio del tumulto de la lucha en la mansión. Rodríguez, y los agentes Smith y Jones, interrogan a Niko y le sacan que habrá bombas en San Andreas de Salazar, que explotarán pronto. Rodríguez accede a liberar a Niko y que lo escolte el agente Vladimir, ya que necesitan tenerlo vigilado. A Niko el trato le parece bien y lo liberan junto a Vladimir, que tiene un rastreador. Niko lo lleva a un sitio apartado bajo un puente y le dice que desconecte el rastreador, luego los rodean Karkof, Leon, Catalina, Line y Bruno, que lo obligan a desconectarlo por la fuerza. El alcalde Thomson pone en duda la habilidad de Vladimir, pero Rodríguez le dice que es el mejor agente que tiene después de lo que era Niko Gang. Para la primera bomba, que está en una construcción, Vladimir y Niko van hacia el edificio. Mientras Niko sube a la azotea del otro edificio para saltar hacia el interruptor de la bomba de Salazar, Vladimir asesina a los lacayos que bajan a matarlo. Niko desactiva la primera bomba y huye del lugar lo más pronto posible hacia la próxima bomba, la cual está en unos galpones. En la segunda bomba, Vladimir se queda esperando afuera mientras, Niko, Leon y Catalina entran. Niko mata a Shian Lee y a Huang Lee, el hermano de Shian. Vladimir ordena a la policía que rodeén el lugar y que se vayan los transéunes, para que no les ocurra nada grave y puedan sobrevivir a las bombas por si estallan. Vladimir espera afuera y presencia la muerte de los hermanos Lee. 

Luego de desactivar la bomba, parten hacia la siguiente, que se encuentra en un edificio. Vladimir espera afuera de nuevo, sin entrar debido a que alguien debe vigilar que no entren los de La Soprano. Sin embargo, en esta bomba Vladimir ve algo de acción, ya que sale Vito Salvatore y le dispara, Vladimir debe descansar un momento para recobrarse. Niko se decide a detener la cuarta bomba, que está en un avión que está por partir. El asunto falla y el avión explota en pleno vuelo. Niko y Vladimir caen dentro de la estación subterránea. Cuando despiertan, ambos muy heridos Vladimir salva a Niko de la muerte y se va, lentamente por las heridas, de allí. Al alejarse un poco llama al comisario para que detenga el asunto y no le haga daño a Niko, pero Rodríguez se niega, argumentando que no puede dejar criminales sueltos. Cuando Niko es atacado por el comisario Rodríguez, Vladimir hace todo lo posible porque arresten solo a Salazar y dejen libre a Niko, pero el comisario no lo escucha y, en su enfado, lo despide, aunque luego de la desaparición de Niko y la explosión que deja inválido a Rodríguez, lo vuelve a contratar. Vladimir realiza un último arresto, que es el de Vito Salvatore y Lucky Capone, que son condenados a muerte. Vladimir continúa trabajando como policía hasta el final de la serie.

Comisario RodríguezEditar

Fue elegido a la muerte de Lorenzo Viera, y decidieron que debería trabajar para encontrar a Niko Gang y llevarlo ante la justicia. Rodríguez, un policía justo, bueno y el mejor jefe que los policías pudieran imaginar, mandó al diablo las órdenes enviadas por la mafia y arrestó miembros de La Berlina. Quedó inválido en la explosión del puente. Se trataba de un hombre muy bueno que no merecía la muerte.

Habilidades y destrezasEditar

  • Manejo de armas de fuego: Cuando era joven, debió ir al campo de tiro Ammu-Natión, ya que no le salían bien los tiros, pero finalmente, se convirtió en el mejor poli de Los Santos, gracias a esta habilidad.
  • Mente ágil en momentos difíciles: Cuando Niko se encuentra en una situación de alto riesgo y poco tiempo, no se desespera y piensa planes con habilidad.

EnlacesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar