FANDOM


El Asesino Perfecto
Temporada 1, Episodio 7
Otra Vez en Líos
Estreno 1 de septiembre de 2011
Creado por Sergiodelbetis
Link Click Aquí
Lista de Episodios
anterior
"Cara a cara con el Asesino"
siguiente
"Un Arma Letal"

«¡Disparen, él es el Asesino Perfecto!»

~ El agente Pelotúdez.

Otra Vez en Líos es el séptimo episodio de la primera temporada de la serie de Sergiodelbetis, El Asesino Perfecto, y el séptimo episodio de la serie en general. Fue estrenado el 1 de septiembre de 2011.

Este episodio marca la primera aparición de Paco Gutiérrez.

Sinopsis (Película de 2017)Editar

Asesino Perfecto Pelicula 27

El asesino escapando del observatorio.

El episodio comienza con el Asesino Perfecto corriendo por la colina del observatorio de Los Santos, luego de haber dejado a CJ paralizado, y con Juan persiguiéndolo. Una vez en el estacionamiento del observatorio, el asesino se detiene frente a un coche elegante, tuneado y rápido, se sube y se marcha velozmente del lugar. Juan llega también hasta el estacionamiento, y solo ve estacionado un Renault anticuado y lento. Juan se queja de que no podían dejar estacionado un BMW, y tendrá que conformarse con esto. Juan se roba el coche, iniciando una persecución.

Los dos vehículos bajan velozmente por la carretera hacia la ciudad. Juan logra seguirle el ritmo al asesino, pero todavía es incapaz de alcanzarlo u obligarlo a detenerse. Al pasar por las primeras calles de Los Santos, Juan y el asesino se cruzan con una patrulla policial, en la cual hay dos policías descansando. Al ver pasar a tal velocidad a los dos coches, los agentes asumen que se trata de una persecución y encienden la sirena, sumándose a ella dispuestos a detenerlos. Desde su coche, el asesino se queja de que la policía no estaba en sus planes y, listo para perderlos a todos, mete su coche en el alcantarillado. Juan lo ve y hace lo propio. Los policías lo siguen también.

Asesino Perfecto Pelicula 28

"¡Atención, somos la policía y vamos a por usted!"

La persecución continúa por el alcantarillado. El asesino se resuelve a perder a Juan y vuelve a meterse en la ciudad por una rampa. Juan no logra ver por donde se fue su objetivo y continúa su camino por el alcantarillado. Juan se queja de que perdió al asesino, y encima lo persigue la patrulla. Uno de los policías utiliza un megáfono para gritar "somos la policía y vamos a por usted" a lo que Juan replica "¡No jodas!". La persecución termina cuando Juan vuelve a meterse en la ciudad, y los policías desisten y deciden ir a comer donuts.

Juan finalmente llega a Grove Street, y se recuesta sobre el coche para sobreponerse de la persecución, cuando se da cuenta de que se le está olvidando algo. Acto seguido, reacciona y grita "¡Hostia puta, CJ!". El susodicho sigue paralizado en la sima de la colina, y se queja de que está teniendo algo de frío. Juan debe encontrar algo que le quite la parálisis, y entonces recuerda que el amigo de CJ, Ryder, prepara un montón de líquidos y brebajes, y puede que tenga alguno que lo cure. Ryder vive al lado de lo de CJ, y Juan se acerca a su casa a buscarlo.

Asesino Perfecto Pelicula 29

La cura de la parálisis.

En su jardín, Ryder se encuentra enterrando o desenterrando algo con una pala, cuando aparece Juan y lo saluda. Ryder le pregunta qué desea y Juan le explica que el Asesino Perfecto atacó a CJ y lo dejó paralizado de cuello para abajo, y que necesita algún líquido raro que pueda curarle la parálisis. Ryder le dice que tiene un compuesto químico en desarrollo llamado "Pentigermacelularsisma", que puede curar la parálisis. Ryder trata de hacer una explicación técnica, pero Juan simplemente lo toma y se despide, marchándose velozmente del lugar.

De nuevo en la colina, el detective llega y le anuncia a CJ que ya tiene algo para curarle la parálisis, cuando se sorprende de ver que su amigo no tiene su saco. CJ se queja de que un vagabundo pasó por allí, notó que estaba paralizado y aprovechándose la situación le robó su saco y la cartera que estaba en un bolsillo, para disgusto de Juan. CJ bebe el brebaje de Ryder y se cura inmediatamente, levantándose con dificultad, y alegando que de todas formas sentía que ya se le pasaba el efecto.

Asesino Perfecto Pelicula 30

El asesino tras matar al mecánico.

En Grove Street, un mecánico se encuentra esperando en un callejón junto a la casa de CJ, quejándose de que alguien lo llamó para reparar un coche en esa zona, pero no aparece nadie. El Asesino Perfecto se le aparece por detrás, saca su cuchillo y le raja la garganta, matándolo. El asesino decide que es momento de deshacerse de CJ, y decide tenderle una trampa: se introduce en la casa de CJ y deja tirado el cadáver del mecánico. Luego de esto, llama a la policía y les dice que ha escuchado ruidos raros en aquella casa.

En la comisaría, el agente Pelotúdez se acerca muy entusiasmado a hablar con Fernández, el cual le pregunta, bastante irritado, qué es lo que quiere. Sin embargo, se alegra mucho cuando se entera de la denuncia en casa del detective Johnson. Fernández dice que puede ser su oportunidad perfecta de deshacerse de él, y envía a Pelotúdez en persona a ocuparse de la situación, ordenándole que se aproveche de lo más mínimo para inculparlo y quitárselo del medio. Pelotúdez pregunta si no necesitan una orden judicial, pero Fernández replica que no se atreva a cuestionar sus órdenes.

Asesino Perfecto Pelicula 31

La investigación. De izquierda a derecha:
1. Pelotúdez, García y Gutiérrez llegan a la casa.
2. Pelotúdez encuentra el cuerpo del mecánico.
3. Tenéis vía libre para disparar a matar.
4. La mirada de desaprobación de Gutiérrez.

Presto como siempre a cumplir con sus órdenes, Pelotúdez se lleva consigo al agente García, y al agente Gutiérrez, el cual no está muy de acuerdo con al situación. Los tres policías llegan a Grove Street un rato más tarde, y el asesino los observa atentamente desde atrás del garaje del policía, quejándose de que "ya era hora" de que llegaran de una vez. Dentro de la casa, los policías investigan brevemente la casa, con Gutiérrez quedándose en el piso superior y revisando sin mucho ánimo. García está en el salón, y Pelotúdez se dirige a la cocina. Allí, el agente encuentra el cadáver del mecánico y, al ver que ha sido degollado y no hay pistas, llama al comisario y le informa que el detective CJ es el asesino perfecto.

Impresionado y, a la vez, alegre por haber encontrado al fin algo de lo que agarrarse para acabar con CJ, Fernández lo felicita y le dice que "no pueden hacer otra cosa", deben matar a CJ. Fernández le dice que llame a todas las unidades y atrincheren los accesos a la casa del detective antes de que vuelva, todos con vía libre y orden directa suya de disparar a matar. Desde su posición, en la escalera que baja al salón, Gutiérrez mira a sus compañeros actuar, con expresión de desaprobación, y decide volver arriba.

Asesino Perfecto Pelicula 32

CJ y Juan esquivando los disparos de Pelotúdez y sus compañeros.

Un rato más tarde, CJ está recostado en su coche, mientras Juan conduce. CJ se queja de que no se fía de él conduciendo, pero Juan responde que se está recuperando de la parálisis y no conviene que él conduzca. En ese momento, son sorprendidos por un enorme bloqueo policial, liderado por Pelotúdez, que comienzan a disparar con escopetas contra el coche. Juan dobla en Grove Street y Pelotúdez grita que "hay que acabar con el Asesino Perfecto". CJ pregunta de qué coño habla, y Juan estrella el coche contra una pared. Ambos aprovechan la situación para correr hacia la casa de CJ.

En la casa, CJ cierra fuertemente la puerta, mientras la policía trata de entrar, pero no tienen mucho tiempo antes de que consigan hacerlo. Los policías se atrincheran alrededor y Pelotúdez grita que deben forzar la puerta a como dé lugar. Dentro, CJ se pregunta qué carajos se les pasa por la cabeza de "esos malditos ineptos", refiriéndose a los policías, y protesta que es simplemente ridículo creer que él pueda ser el Asesino Perfecto. Juan adivina al instante que debe tratarse de una trampa creada por el propio asesino.

Asesino Perfecto Pelicula 33

El agente Paco Gutiérrez aparece y se presenta ante CJ y Juan.

En ese momento, el agente Francisco Gutiérrez baja las escaleras. Ha estado escondido arriba todo el tiempo. Juan advierte su presencia, CJ saca su pistola y lo apunta a la cabeza, exigiéndole que no se mueva o dispara. El agente le pide que se tranquilice, alegando que no es como los otros policías, que siguen ciegamente al comisario Fernández, y se presenta como tal, diciéndole que pueden decirle "Paco". Paco les dice que los ayudará a deshacerse de aquellos policías corruptos y, posteriormente, del Asesino Perfecto.

Sinopsis OriginalEditar

Otra Vez en Líos 2

El Asesino logra perder a Juan.

El episodio comienza exactamente cuando termina el anterior, el Asesino Perfecto llega primero al parking del observatorio de Los Santos, y se roba un coche, el más moderno y rápido que ve. Cuando llega Juan, se ve forzado a llevarse uno más viejo, aunque de todos modos es capaz de mantener seguido al Asesino. En su coche, este se queja de que no es capaz de librarse del otro detective, a quien se refiere como "aquel imbécil", y comienza a dar violentos volantazos para dejarlo fuera, pero Juan logra mantener el ritmo. En su patrulla, se encuentran Fernández y Pelotúdez. El comisario ve ir rápido el coche de Juan y, al estar ellos vigilando en ese momento, comienzan a perseguirlo a él, sin creerle que en el otro coche va el Asesino Perfecto. El Asesino aprovecha esto y desata una persecución por las alcantarillas, que culmina con el Asesino librándose de Juan al doblar en una esquina.

Juan logra despistar a los polis, pero lamenta haber perdido al Asesino Perfecto. Al llegar a casa de CJ, nota que este aún no está, lo que sólo puede significar que sigue paralizado en el observatorio. Rápidamente se dirige a ver a Ryder, el amigo de CJ, que le puede proporcionar un brebaje que le quite la paralisis. Ryder en un principio intenta negarse a darle sus "pócimas mágicas" (drogas), sin cobrar, pero se espanta y se la da cuando se entera de que es para CJ, a quien teme profundamente. Juan se dirige al observatorio donde aún está CJ, y descubre con horror que un vagabundo le ha robado las gafas, la chaqueta y la billetera. Juan da a CJ el brebaje de Ryder y este recupera la movilidad, aunque todavía está algo atontado por lo que les acaba de pasar. Ambos se marchan del lugar.

Otra Vez en Líos 3

La visita a Ryder.

Entretanto, cerca de la casa de CJ, un hombre se encuentra fumando un porro cuando el Asesino se le aparece por atrás y lo degolla con un cuchillo, matándolo. Viendo el cadáver, el Asesino decide que lo dejará en casa de CJ para que lo culpen de ser él el que ha estado matando a la gente últimamente, y pueda continuar con "su trabajo" en paz. Tras dejar el cadáver en casa de CJ, llama al comisario Fernández con un informe de que se oyeron ruidos en casa de CJ. Aprovechando una oportunidad para arruinar al detective, Fernández no duda en enviar a una patrulla para que investigue sin siquiera una orden la casa. Rápidamente al ver el cadáver asumen que CJ es el Asesino, y que "el otro flipao" (Juan), es quien lo ayuda a matar a la gente. Los policías llaman a la central para pedir refuerzos que los ayuden a buscar y detener al detective CJ y a Juan Moreno.

Los dos detectives, ajenos a todo esto, han conseguido recuperar el coche de CJ de las aguas del mar, y ya se encuentran de camino a casa, cuando son emboscados por fuerzas militares, las cuales traen tanques y otros vehículos de artillería pesada consigo. CJ y Juan se ven obligados a esquivar las balas, pero el coche queda encajonado entre dos tanques (todo esto enviado por Fernández para arrestarlo), y se bajan para huir del lugar. CJ escucha que uno de los policías lo acusa de ser el Asesino Perfecto y se asusta al oír eso, mientras que finalmente logran llegar a la casa y esconderse.

Otra Vez en Líos 4

Una nueva ayuda para CJ y Juan: Paco.

Mientras están en la casa, CJ se pregunta como pueden los policías pensar que él es el Asesino Perfecto, cuando estuvo hace horas tan cerca de cogerlo, y ahora están en un grave problema, pues Fernández no volverá a caer ante el chantaje. Juan le está respondiendo cuando repentinamente escuchan algo en las escaleras. Un policía con bigote y aspecto agradable está bajando, y Juan grita que se les ha colado en la casa (la cual han cerrado con llave para que los policías no puedan pasar ni forzando la puerta). Sin embargo, el hombre se presenta como Paco Gutiérrez y les dice que él sabe que CJ no es el Asesino Perfecto, y que los puede ayudar, pues tiene un gran odio por los policías corruptos de allá afuera que creen ciegamente en Fernández, y por el Asesino también.

PersonajesEditar

ProtagonistasEditar

Co-ProtagonistasEditar

SecundariosEditar

  • Policías
  • Mecánico asesinado

TítuloEditar

  • El título del episodio hace referencia al quinto de esta misma temporada, "En Líos con La Policía", que también es CJ y Lorenzo-céntrico, y trata de su enfrentamiento constante, comenzado en el segundo episodio de la temporada y finalizado antes de que esta termine. CJ y Juan vuelven a estar en líos con Lorenzo. La policía se dispersará en "El Fin de la Policía", y finalmente CJ encontrará cierta paz cuando se haga amigo del siguiente comisario, Ernesto Martínez, en la segunda temporada.

MuertosEditar

  • Mecánico, degollado por Ezequiel.

MúsicaEditar

  • Twisted Metal Black - Get Ready (0:41 - 2:45)

ContinuidadEditar

  • CJ y Juan conocen a Paco Gutiérrez.
  • Después de este episodio, Ezequiel no volverá a matar a un ser humano hasta "Los Peores Enemigos" de la cuarta temporada.
  • En este episodio también se da comienzo a una costumbre en la serie de presentar a un personaje regular en los últimos tres o cuatro episodios de la temporada. En esta con Paco, en la segunda con Sergiodelbetis, y en la tercera con Jessica Connor.