FANDOM


  • Lucciano: Con Salazar muerto y tu inminente muerte, seré el más temido de San Andreas, yo gano...
  • Salazar: Nunca has ganado Lucciano.
  • Lucciano: ¿Pero quién cojones eres tú?
  • Salazar: Yo soy el verdadero Salazar.
  • Lucciano: ¿Pero que cojones...? (disparo)

_Salazar mata a Lucciano.

El mito de gang.jpg

Cartel de la serie.

Que empiece el juego es el noveno episodio de la tercera temporada de la serie El mito de Gang, de Lauxer. Fue estrenado el 16 de Mayo de 2011.

SinopsisEditar

El episodio comienza con el alcalde Thomson, explicandoles a los agentes Jones y Smith sobre que Rodríguez se fue hace dos horas con casi todos sus hombres sin avisar a nadie, y que desconoce donde puede estar ahora. Jones asegura que está clarísimo, que Rodríguez se fue a por Lucciano y Salazar. Thomson asegura que Rodríguez es un exelente comisario, y que está seguro de que hará una buena redada. Smith, algo enojado con el asunto, se va de la comisaria, avisándole a Thomson que más le vale que capturen a alguien importante o su trato se romperá.

En la mansión de Lucciano, Rodríguez está esperando afuera. Uno de los guardias advierte que hay coches de la mafia Soprano. Uno de los lacayos le dice a Salazar que los hombres que estaban de guardia están muertos, a lo que el otro contesta que es Niko Gang, que posiblemente les facilitará el trabajo. Rodríguez ve que Salazar y Vito Salvatore bajan la escalinata de la mansión. Este duda sobre a cual deben matar, por lo que los tiene que dejar entrar en la mansión. En el interior, Catalina y Niko matan al guardia. Luego entran por el pasillo. Uno de los lacayos, Fernando, recibe una bala de Niko. Aunque el otro lacayo trata de ayudarlo, Niko mata a Fernando. Tras interrogar a un par de prostitutas, parte a despejar el lugar. En otro sector de la mansión, Leon mata a un par de pandilleros que vigilaban el sitio, luego de interrogar a unas vendedoras de droga que se hacían pasar por prostitutas, Leon también decide actuar. Bruno y Line matan a unos pandilleros en el gimnasio de forma silenciosa y continúan.

Entretanto, Lucky Capone llega a San Andreas en un avión privado. En el aeropuerto de San Fierro, Lucky es recibido por un chino, que le dice que se siente y que él conducirá, pero Lucky le dice que siempre conduce él y que no se preocupe. En la mansión, Catalina está teniendo una ruda pelea en el bar, donde mata a varios hombres y los llama "escoria de La Berlina". Luego de matarlos a todos, se pregunta donde se esconderá Lucciano. Abajo, Karkof le apunta con la pistola a una mujer, la cual le dice que no le dispare, que está secuestrada y que no tiene nada que ver con los planes de La Berlina. Luego le pide ayuda y Karkof le dice que vaya por donde llegó él, ya que todos están muertos y la cerradura, forzada. La mujer le dice que Dios lo ayude en su busqueda, pero Karkof le dice que Dios no tiene nada que ver en el asunto. Niko revisa el despacho de Lucciano sin encontrar nada. Line y Bruno salvan a otra prostituta y despejan el comedor de la mansión.

Niko camina por la mansión hasta llegar a los cambiadores de la piscina. Una vez allí, encuentra a una prostituta y a un pandillero. Niko mata al pandillero y le pregunta a la mujer si ha visto a Lucciano, aunque ella asegura que no lo ha visto. Niko entre en la piscina, pero detrás de él oye una voz que le pregunta si lo buscaba. Lucciano lo está apuntando con una pistola. Niko le pregunta si le va a disparar y huirá, pues él tiene amigos y todas las prostiutas se han puesto de su lado. Lucciano le dice que lo va a matar, cuando se presenta Vladimir. Este intenta salvarlo, pero no le funciona, pues Lucciano solo lo quiere muerto. Vladimir, aprovechando que Lucciano le ordena vigilar la puerta, huye de la mansión. Afuera, llama a Rodríguez y le informa que los va a dejar entrar en cualquier momento. Lucciano acusa a Niko de haber llamado a la policía, y que lo decepciona. Catalina corre lejos del lugar, lo mismo que Karkof, Line, Bruno y Leon.

Mientras, Franki descubre al cuarto jefe y lo ataca cuando se está divirtiendo con una prostituta. Luego de una corta persecusión, el jefe salta por una pared del Centro Comercial, lo cual significa que ya casi termina el asunto y que pronto encontrará a Takenori muerto. En la mansión, Lucciano le dice a Niko que con Salazar muerto y su inminente muerte, él será el más temido de toda San Andreas, y que ha ganado. Sin embargo, Salazar se le aparece por detrás y le dice que nunca ha ganado. Lucciano le pregunta quién es y Salazar responde "soy el verdadero Salazar". Antes de que Lucciano reaccione, Salazar toma su pistola y le dispara en el estómago. Lucciano cae al suelo y muere al instante. Salazar le dice a Niko que tiene algo que contarle, y que empiece el juego.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar